trágico

(redireccionado de trágicas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con trágicas: tragedia, nariz

trágico, a

(Del gr. tragikos .)
1. adj. De la tragedia.
2. Que causa tristeza o lástima el trágico accidente se ha cobrado muchas vidas. desgraciado
3. adj./ s. LITERATURA Se aplica al autor que escribe tragedias.
4. TEATRO Se refiere al actor que representa tragedias.

trágico, -ca

 
adj. Relativo a la tragedia.
fig.Infausto, muy desgraciado.
adj.-s. Díc. del autor de tragedias.
teat. Díc. del actor que representa papeles trágicos.

trágico, -ca

('tɾaxiko, -ka)
abreviación
1. obra dramática que tiene un desenlace desgraciado o funesto un investigador del género trágico
2. situación que tiene consecuencias irreparables y que provoca gran sufrimiento El motín producido en la cárcel tuvo un desenlace trágico.
3. actor que representa tragedias Tuvo mucho éxito como actor trágico.
4. escritor que escribe tragedias Ibsen fue uno de los grandes escritores trágicos de la modernidad.

trágico, -ca


sustantivo masculino-femenino
escritor de tragedias Los tres grandes trágicos griegos fueron Esquilo, Sófocles y Eurípides.
Sinónimos
Traducciones

trágico

tragic, tragedian

trágico

tragisch

trágico

tragique

trágico

tragický

trágico

tragisk

trágico

traaginen

trágico

tragičan

trágico

悲惨な

trágico

비극적인

trágico

tragisch

trágico

tragisk

trágico

tragiczny

trágico

trágico

trágico

tragisk

trágico

น่าสลดใจ

trágico

trajik

trágico

bi thảm

trágico

悲剧的

trágico

A. ADJtragic(al)
lo trágico es quethe tragedy of it is that ..., the tragic thing about it is that ...
B. SMtragedian
Ejemplos ?
Y véase por qué arte y modo, escenas tan lúgubres y trágicas como las de aquella tarde y aquella noche, vinieron a tener por remate y coronamiento un poco de júbilo y alegría.
y si en decires del humano idioma yo pretendiera bosquejar sus almas, tal vez oyeras con atento oído rumor de abismos y batir de alas; pero la vida de los dos es corta para que yo, con ruidos de palabras, cantar pudiese el colosal poema, maridaje de luz y sombras trágicas, y tú sentirlo en sus negruras hondas, y tú sentirlo en sus altezas diáfanas.
A su vez esta falta de integración conlleva una pérdida progresiva de la identidad, un amuermamiento general o lo que es igual, la muerte de los individuos en vida, con enormes y trágicas tensiones, inseguridades, infelicidad, amargura, etc.
No me había conmovido en lo más mínimo la desesperación de mamá, puesto que yo—motivo de aquella—estaba en verdad vivo y bien vivo, jugando simplemente en mis ocho años con la emoción, a manera de los grandes que usan de las sorpresas semi-trágicas: ¡el gusto que va a tener cuando me vea!
Pero la tentativa de armonizar la omnipotencia divina con la responsabilidad humana tiene que fracasar aquí, como en cualquier otro material que quiera llevarse a cabo. Sobre base idéntica a la de Edipo rey se halla construida otra de las grandes creaciones trágicas: el Hamlet shakesperiano.
Esperando el reencuentro amoroso, o el desencuentro, su lírica deviene pasionaria, como esa insólita flor que cual hiedra, retenida en una pared o abrazada y abrasada a un árbol, se abre al mínimo rocío que derrama, cual trágicas lágrimas que sonríen, no de dolor, sino de nostalgioso placer, porque no llega el colibrí que alado la recorra, la penetre y extraiga fiel o infiel el perfume de la incesante espera.
¡Ay de mí! ¡Mísero cuerpo que aun conservas la vida! ¡Oh! ¡Trágicas cadenas se aproximan! Hoy sufro. Mañana sufriré. Siempre he de sufrir.
Frente a estas cifras trágicas, las de la natalidad no hacen sino aumentar la gravedad del suceso, pues cada año es menor el número de nacimientos: 1912, 31,60; 1917, 29,02.
Y luego, cuando abajo se muere el día de tristeza lánguida y se ponen las peñas de las cimas tristemente doradas, y luego grises, y borrosas luego, y al cabo negras, con negruras trágicas, mirando hacia Occidente, donde aguda granítica atalaya recibe inmóvil el Adán salvaje la noche negra que la sierra escala...
Pero ¡ay de quien acertaba a verle vagando por la selva, o repentinamente descubría su rostro, iluminado por un rayo de luna, o, sin verle, oía su canto allá a lo lejos, en el silencio de la noche! A quien tal cosa ocurría, ora se le desconcertaba el juicio, ora solían sobrevenirle otras mil trágicas desventuras.
El artificioso argumento de los gringos no lo aceptamos los hombres que sentíamos ya en carne viva las consecuencias trágicas del abandono de las minas por parte de la Compañía Extranjera.
Es el alma de la máquina que se escapa por los poros del metal, para encender en las tinieblas que cubren el alto sitial de hierro, las fulguraciones trágicas de una aurora toda roja desde el orto hasta el cenit.