toxina

(redireccionado de toxinas)
También se encuentra en: Sinónimos.

toxina

s. f. BIOLOGÍA Sustancia tóxica de naturaleza proteica, elaborada por un organismo vivo, que tiene poder patógeno para el hombre o los animales infectados.

toxina

 
f. bioquím. Producto venenoso elaborado por ciertos microorganismos, que daña o destruye las células del hospedador no específicamente sensibilizadas por una previa infección.

toxina

(tok'sina)
sustantivo femenino
biología sustancia tóxica que produce el organismo de los seres vivos El cuerpo elimina toxinas por medio de la orina.
Sinónimos

toxina

sustantivo masculino
virus.
El virus es la toxina que contiene el agente productor de una enfermedad infecciosa.
Traducciones

toxina

toxina

toxina

toxin

toxina

toxine

toxina

Toxin

toxina

toxine

toxina

Токсин

toxina

毒素

toxina

毒素

toxina

Toksin

toxina

毒素

toxina

독소

toxina

Toxin

toxina

พิษ

toxina

SFtoxin

toxina

f. toxin, a noxious substance produced by a plant or animal microorganism;
___ bacterianabacterial ___.

toxina

f toxin; — botulínica botulinum toxin
Ejemplos ?
Una vez secada al fuego o al sol, se muele para obtener una harina fina y delicada de la que se obtiene, por sedimentación, el almidón de mandioca y de éste se obtiene la tapioca, también llamada casabe. Mediante este procedimiento se hacen comestibles incluso las variedades "amargas" que tienen alto contenido de toxinas.
La diplopia se origina por múltiples causas: Aneurisma Diabetes Mellitus Enfermedad de Wernicke Esclerosis múltiple Fármacos Hipertensión Miastenia Gravis Miopatía mitocondrial Queratocono Traumatismo craneal Tumor Prolactinoma Virus Intoxicación (ejm. toxinas de C.Clostridium) Cuando desaparece al cerrar un ojo, tiene por lo general dos causas: Parálisis de los músculos oculomotores, con la consiguiente desalineación de los ojos, formándose la imagen en distintos lugares de la retina en cada ojo o Estrabismo.
Las toxinas que la fatiga acumuló en la albúmina cerebral van disminuyendo cada vez más, destruidas o arrastradas por la continua corriente de la sangre.
Cuando en el curso del tiempo las células nobles se usan, a causa de las toxinas que fabrica el intestino grueso, y carecen de defensa, los fagocitos las consideran con igual animosidad que si fuesen enemigos, y arrojándose sobre ellas las devoran, no dejando más que los residuos calcáreos, imposibles de digerir.
Los antígenos son usualmente proteínas o polisacáridos. Esto incluye partes de bacterias (cápsula, pared celular, flagelos, fimbrias, y toxinas), de virus y otros microorganismos.
Si son reconocidos por linfocitos T citotóxicos (CD8 +) activados, éstos comenzarán a secretar varias toxinas que causarán la lisis o apoptosis (muerte celular) de la célula infectada.
Prolonga el tiempo socialmente útil de la persona; al mejorar su capacidad física, cardio-vascular, ósea y muscular eleva sus niveles productivos, por lo que retarda los cambios propios de la vejez. Asegura una mayor capacidad de trabajo y asegura la longevidad al favorecer la eliminación de toxinas y oxidantes.
Las toxinas naturales suelen ser pequeñas moléculas orgánicas con tanta diversidad que probablemente existan inhibidores para la mayoría de los procesos metabólicos.
Los anticuerpos también pueden neutralizar ciertas amenazas directamente, ligándose a toxinas bacterianas o interfiriendo con los receptores que virus y bacterias emplean para infectar las células.
La neurotoxicidad también puede ser el resultado de la inhibición de receptores, como en el caso de la atropina, obtenida a partir de la especie Atropa belladonna, que funciona como un antagonista competitivo de los receptores muscarínicos de acetilcolina. Aunque muchas de las toxinas naturales son metabolitos secundarios, algunas son péptidos o proteínas.
Casi todas las vacunas virales están basadas en virus vivos atenuados, mientras que las vacunas bacterianas están basadas en componentes o fragmentos no celulares de bacterias, incluyendo componentes inofensivos de toxinas.
Cuando una célula T activada toma contacto con tales células, libera citotoxinas que forman poros en la membrana plasmática de la célula diana o receptora, permitiendo que iones, agua y toxinas entren en ella.