totalitarismo


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con totalitarismo: racismo, comunismo, democracia

totalitarismo

1. s. m. POLÍTICA Régimen político en el que todos los poderes se concentran en manos de una persona, grupo o partido y en el que las libertades individuales están abolidas. absolutismo, tiranismo
2. POLÍTICA Doctrina política que defiende este régimen.

totalitarismo

 
m. polít. Sistema político que propugna la intervención del Estado en todas las esferas de actuación del individuo, eliminando sus derechos, el principio del caudillaje y la exaltación patriótica.

totalitarismo

(totalita'ɾismo)
sustantivo masculino
política régimen político en el cual una sola persona o grupo ejerce el poder de manera autoritaria Su obra sufrió la censura del totalitarismo.
Sinónimos

totalitarismo

sustantivo masculino
Traducciones

totalitarismo

totalitarismo

totalitarismo

Totalitarismus

totalitarismo

totalitarisme

totalitarismo

totalitarisme

totalitarismo

totalitarismo

totalitarismo

الشمولية

totalitarismo

totalitaryzm

totalitarismo

ολοκληρωτισμό

totalitarismo

极权主义

totalitarismo

極權主義

totalitarismo

totalita

totalitarismo

totalitarisme

totalitarismo

全体主義

totalitarismo

totalitarism

totalitarismo

SMtotalitarianism
Ejemplos ?
A pesar de las fotografías alteradas, que podrían haber sido recordadas o por el contrario olvidadas, esta alteración deliberada y sistemática de la historia en la opinión pública es visto como uno de los temas centrales del estalinismo y el totalitarismo.
El término autoritarismo se consolida como opuesto a totalitarismo (que es el que reivindicaba para sí el fascismo), en los análisis posteriores al periodo de entreguerras, sobre todo el de Juan José Linz.
Se ha llegado a afirmar incluso que la misma sociedad pitufa, con su elogio del comunitarismo y el líder supremo, constituye una apología del totalitarismo, tanto comunista como nazi.
Nolan originalmente nombró a esta filosofía como populismo pero versiones posteriores del gráfico usan las etiquetas estatismo, autoritarismo, totalitarismo o fascismo.
Cioran revisa La transfiguración de Rumania en su segunda edición publicada en la década de 1990, la eliminación de numerosos pasajes que consideraba extremistas o "pretenciosos y estúpidos." En su forma original, el libro expresó su simpatía por el totalitarismo, un punto de vista que también estuvo presente en varios artículos que Cioran escribió en esa época, y que tiene por objeto establecer "la urbanización y la industrialización" como "las dos obsesiones de un el aumento de las personas".
El totalitarismo se diferencia del autoritarismo en el grado de intensidad en que se manifiestan algunos de sus elementos comunes: Concentración de poder en una sola persona o grupo muy reducido, usualmente un partido político o movimiento, que puede incluso conducir al culto a la personalidad del líder.
El uso público de la hoz y el martillo es ilegal en Hungría, Letonia y Lituania (por ser considerado un símbolo de ocupación soviética y de totalitarismo Hungarian Criminal Code 269/B.§ (1993.)).
Puede considerarse que el fascismo italiano es un totalitarismo centrado en el Estado: Mientras que el nazismo alemán está centrado en la raza identificada con el pueblo (Volk) o Volksgemeinschaft (interpretable como comunidad del pueblo o comunidad de raza, o incluso como expresión del apoyo popular al Partido y al Estado): También se pueden encontrar elementos del fascismo fuera del período de entreguerras, tanto antes como después.
Mientras el autoritarismo busca acallar a los disidentes y evitar sus expresiones en público, el totalitarismo en cambio busca no solo acallar sino también extirpar las formas de pensamiento opuestas, mediante el adoctrinamiento y la remodelación de las mentalidades.
Hace muy poco, de nuevo el pueblo chileno supo reeditar durante tres años de heroica lucha en contra de la inminente amenaza de totalitarismo comunista, aquel supremo grito de guerra de la Batalla de la Concepción: “Los chilenos no se rinden jamás” .
"Esa conducta del rey no impidió que la ocupación de Dinamarca se concretara, pero, como todos esos gestos cargados de simbolismos tan fuertes, dio un claro mensaje al interior de Dinamarca y también hacia fuera: dejó de manifiesto la voluntad de no someterse dócilmente al avasallamiento y mostró su oposición al totalitarismo del régimen, honrando la histórica relación con el pluralismo y los derechos humanos del país.
El Estado es la sociedad organizada, no forma separada de su contenido. No estatizaremos a la sociedad, ello sería totalitarismo.