torvo


También se encuentra en: Sinónimos.

torvo, a

(Del lat. torvus.)
adj. Se aplica a la mirada que expresa ira y malos sentimientos. fiero

torvo, -va

  (del l. torvu, fiero, salvaje)
adj. Fiero, airado y terrible.
Sinónimos

torvo

, torva
adjetivo
Traducciones

torvo

bieco, torvo

torvo

ADJgrim, fierce
una mirada torvaa fierce look
Ejemplos ?
Paolo era bello y joven; culto en letras, tanto como valeroso caballero; cortés hasta el rendimiento y alegre hasta la jovialidad; todo lo contrario de su hermano, cuya sombría astucia rayaba en crueldad, y cuya desgracia física había dado en el torvo pesimismo que es patrimonio de los contrahechos con talento.
De qué sirve a mi belleza La riqueza Pompa, honor y majestad Si en poder de adusto moro Gimo y lloro Por la dulce libertad? Luenga barba y torvo ceño Tiene el dueño Que con oro me compró Y al ver la fatal gumía Que ceñía De sus besos temblé yo.
Las que no se apartaban penas insomnes de mi lado, oh sueño; las que siempre velaban, esas que te ahuyentaban con su torvo, severo y triste ceño, volaron ya; despierta miras en su lugar la paz ansiada; libre quedó mi puerta, y ya no ves cubierta de espinas dolorosas mi almohada.
En el tropel del mundo yo también te busqué. Torvo guerrero, sobre carro veloz, de lauro ornado, agitando el acero, en lágrimas y sangre salpicado, raudo al cruzar la turba peregrina, «¡Felicidad, felicidad!» clamaba; y en tanto: «Aquí domina», otro desde la tumba me gritaba, ¿En la vida?
No hay a su paso impertinente estorbo Ni crece a su dintel adelfa amarga, Ni fiera alguna de talante torvo La linfa turba en su carrera larga: Torced por ella vuestro curso corvo Sobre el peñasco que el camino alarga, Hasta que vuestros rápidos cristales Rueden sobre los arcos imperiales, Surquen ¡oh fuentes!
Grecia tragó al Egipto, a Grecia Roma, Y en Roma, que desploma Sus legiones doquier, y ansiosa apila Montones de coronas sin cabezas, Metió a pisar su gloria y sus grandezas Su negro palafrén el torvo Atila.
Tal vez aún en duda congojosa, razones sueña y vanidad delira, la claridad fingiendo misteriosa de lo que le huye más cuanto más mira; Que así lo muestra el fatigado aliento que el pecho en sueño atosigado lanza, revuelto mar que el torvo movimiento del gran volcán del pensamiento alcanza.
Y nadie acaso mirándole, asegurar osaría si era sangriento bandido o usurero prestamista, pues en su torvo semblante a un mismo tiempo se pintan la audacia del bandolero y el temor de quien conspira.
Vengo ahora a pedirte por uno que era mío, mi vaso de frescura, el panal de mi boca, cal de mis huesos, dulce razón de la jornada, gorjeo de mi oído, ceñidor de mi veste. Me cuido hasta de aquellos en que no puse nada; ¡no tengas ojo torvo si te pido por éste!
Ya en las negras cavernas del abismo, al llanto del precito siempre sordas, es a más de verdugo de sí mismo, torvo adalid de las tartáreas hordas.
Razón tan sin fundamento, mas para él más poderosa cuanto más supersticiosa, trabaja su pensamiento; un negro presentimiento que le acosa y le marea, le hace vueltas a esa idea dar… y torvo y cejijunto, cavila sobre el asunto sentado a la chimenea.
Enfurecido, torvo, insociable, en mi fatal tristeza aún odiaba el vivir: desfigurose a mis lánguidos ojos la natura, pero vi tu beldad por mi ventura, y ya del sol el esplendor sublime volviome a parecer grandioso y bello: volví a admirar de los paternos campos el risueño verdor.