torturador

torturador, a

adj./ s. Que tortura nunca olvidaré el rostro de mi torturador. torturante

torturador, -ra

 
adj. Que tortura.

torturador, -ra

(toɾtuɾa'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
que castiga física o psíquicamente un dolor torturador

torturador, -ra


sustantivo masculino-femenino
persona o cosa que castiga física o psíquicamente Los torturadores no lograron hacerlo confesar.
Traducciones

torturador

seviziatore
Ejemplos ?
Los tendones del brazo derecho del salvajes se hinchaban desde la brillante tez broncínea mientras su hoja mordía profundamente el cuello del soldado, separando la confusa cabeza de su insensato torturador.
Pero también verá usted, por cuanto le refiero, que, a fuerza de interesarme tanto por Palomino, iba convirtiéndome en su propio torturador, en un verdadero verdugo suyo.
Un día Gerardo tiene problemas con uno de los neumáticos de su automóvil y es llevado a casa por un hombre desconocido, Roberto Miranda. Una vez en casa, Paulina reconoce la voz del desconocido como la de su torturador.
Westley/Roberts el Pirata - Cary Elwes (1962-) Buttercup, la princesa - Robin Wright (1966-) Príncipe Humperdinck, príncipe heredero al trono - Chris Sarandon (1942-) Conde Tyrone Rugen, visir del príncipe - Christopher Guest (1948-) Íñigo Montoya - Mandy Patinkin (1952-) Fezzik, el gigante acompañante y amigo de Íñigo - André the Giant (1946-1993) Vizzini, jefe de Íñigo y Fezzik, es malo y traidor - Wallace Shawn (1943-) Milagroso Max - Billy Crystal (1948-) Valerie, esposa de Max - Carol Kane (1952-) Sacerdote, casa a Humperdinck y Buttercup - Peter Cook (1937-1995) El Albino, el torturador ayudante del Conde Rugen - Mel Smith (1952-2013) La bruja del castillo...
El torturador de Paulina escuchaba el cuarteto de cuerda La muerte y la doncella de Franz Schubert durante los abusos; de ahí el título y la recurrente aparición de esta pieza durante toda la obra.
La obra de Caravaggio introduce una realidad de gran precisión a la escena: Cristo aparece colgando, no para otorgar de gracia al momento, sino porque su torturador de la derecha está pateándole detrás de la rodilla mientras que el personaje de la izquierda sostiene firmemente el cabello de Cristo en su puño.
Gobernó como un dictador despiadado durante once años en que presidió un régimen asesino y torturador de miles de sus propios ciudadanos.
¿Y fue sólo mi imaginación la que me indujo a creer que con el aumento de mi propia firmeza, la de mi torturador sufriría una proporcional disminución?
Empieza el robo y no se puede permitir que llamen ladrón al que está robando; torturan y no se le puede permitir que le digan torturador al que esté torturando; empieza el nepotismo, empieza el privilegio, empieza la malversación, empieza el negocio turbio, empieza la explotación en todos los órdenes y hay que acallar el pueblo y ahogar en sangre la protesta (EXCLAMACIONES).
M.A.B.: ¡Una cara de torturadores tenían! A.M.C.: Justamente, Maño caracterizó uno de ellos como torturador, y había otro, un tipo bastante hábil en los interrogatorios.
Un cristiano puede ser un profeta, un santo, un sacerdote, un rey, un general, un ministro, un funcionario, el representante de una autoridad cualquiera, un gendarme, un verdugo, un noble, un burgués explotador o un proletario subyugado, un opresor o un oprimido, un torturador o un torturado, un amo o un asalariado, pero no tiene el derecho a llamarse hombre, porque el hombre no es realmente tal más que cuando respeta y cuando ama la humanidad y la libertad de todo el mundo, y cuando su libertad y su humanidad son respetadas, amadas, suscitadas y creadas por todo el mundo.
¿Qué quieres escuchar? ¿Qué me quieres arrancar? ¡tú torturador! ¡tú — verdugo-dios! ¿O es que debo, al igual que el perro, revolcarme ante ti?