torrejón

torrejón

s. m. Torre pequeña o mal construida.

torrejón

 
m. Torre pequeña.
Ejemplos ?
En el siglo XVIII Mocejón es lugar realengo, solariego de Toledo, que nombra sus justicias. Tributa gallinas, granos y dineros a Doña María-Blasa Pantoja y Portocarrero, condesa de Torrejón y marquesa de Villagarcía.
El llamado Bando de los alcaldes de Móstoles, promulgado por Andrés Torrejón y Simón Hernández, fue la primera iniciativa desde el ámbito local que contribuyó al desprestigio de la Junta de Gobierno, designada por Fernando VII, ante la declaración de Murat del 6 de junio en la que justificaba los excesos de la represión.
Narváez y Serrano encabezaron un pronunciamiento conjunto de militares moderados y progresistas, en el que las fuerzas propias del regente se pasaron al enemigo en Torrejón de Ardoz.
Villamil y Fernández de León se reunieron con dichos alcaldes, Andrés Torrejón y Simón Hernández, y les persuadieron para firmar un bando, improvisado por el propio Villamil, que anunciaba lo ocurrido en Madrid y llamaba al socorro armado de dicha ciudad.
Líneas de autobús interurbanas: 220 Torrejón de Ardoz-San Fernando, 280 Coslada-Mejorada del Campo-Velilla de San Antonio-Loeches, 281 Av.América-Coslada-San Fernando, 282 Av.América-San Fernando-Mejorada del Campo, 283 Av.América-Coslada-San Fernando, 284 Av.América-Velilla-Loeches, 285 San Fernando-Velilla-Arganda del Rey, 287 Estación de San Fernando - Coslada - Vicálvaro, 288 Ciudad Lineal-Coslada-San Fernando, 822 Aeropuerto T1-Coslada-San Fernando Líneas de autobús nocturnas: N203 Ciudad Lineal-Coslada-San Fernando-Mejorada-Velilla-Loeches.
Este último acababa de llegar de un Madrid en plena batalla y ambos se reunieron con los dos alcaldes ordinarios de la localidad, Andrés Torrejón y Simón Hernández, y les persuadieron para que firmasen una circular (conocida por la historiografía como Bando de Independencia), redactada por Villamil y dirigida a las autoridades de las poblaciones por las que habría de pasar, en la que se alertaba de lo ocurrido en Madrid, llamando al socorro armado de la capital y a la insurrección contra el invasor francés.
San Fernando de Henares se divide en dos núcleos principales: el núcleo urbano residencial que conforma la ciudad en el que reside la práctica totalidad de la población censada en el municipio y los polígonos empresariales al sur de la A-2 y este de la M-45/M-50, lindando con el vecino municipio de Torrejón de Ardoz.
Si bien la tradición es que en esta fecha se celebraba la festividad de la antigua patrona del Real Sitio, "La Virgen de las Candelas" cuya devoción proviene del antiguo pueblo y lugar de Torrejón de la Ribera, sobre el que se funda en el siglo XVIII el pueblo nuevo de San Fernando.
Así el plan que se aprueba en 2002, establece las condiciones para la recuperación del centro histórico, y califica más de 5 millones de metros cuadrados de suelo para nuevos usos industriales, terciarios, logísticos y comerciales entre la M-45/M-50 y Torrejón de Ardoz, así como a ambos lados de la A-2 junto al río Jarama.
En 1571 se establecen moriscos en el pueblo, pero tras una rebelión, se decide segregarlos por todo el reino. En el siglo XVII Torrejón de la Ribera forma parte de la jurisdicción del Marqués de Buenavista.
Esta versión tradicional, en la que además se situaba la acción de los hechos en una reunión del vecindario mostoleño en concejo abierto, exaltado por la masacre cometida contra sus paisanos madrileños, y por tanto deseoso de acudir en su auxilio, tuvo gran difusión gracias a la obra de teatro compuesta por el escritor Juan Ocaña Prados, El grito de Independencia o Móstoles en 1808, y que fue estrenada en 1883; dicho drama recogía la exégesis de los hechos –la impulsada por Mariano Torrejón y que se impondría definitivamente- que en aquel momento se había popularizado en un Móstoles que desconocía lo que realmente pasó el 2 de mayo de 1808 en su suelo.
De hecho, la confusión sobre el protagonismo exclusivo de Andrés Torrejón y la incorrecta asignación de méritos y responsabilidades sobre el parte, es prueba de que el vecindario mostoleño no debió de ver con sus propios ojos cómo este era escrito, firmado y cómo salía de la villa rumbo a Extremadura.