tormentoso

(redireccionado de tormentosos)
También se encuentra en: Sinónimos.

tormentoso, a

1. adj. Se aplica a la situación o al ambiente que es violento o agitado porque existen muchos problemas o tensiones al encontrarse con su ex marido vivió una situación tormentosa. tempestuoso
2. METEOROLOGÍA Se refiere al tiempo, viento o nubes que producen o amenazan tormenta el cielo está tormentoso. borrascoso, tempestuoso
3. NÁUTICA Se aplica al barco que trabaja mucho con el mar y el viento.

tormentoso, -sa

 
adj. meteor. Que ocasiona tormenta.
Que amenaza tormenta.

tormentoso, -sa

(toɾmen'toso, -sa)
abreviación
1. tiempo atmosférico en el que hay tormenta o que amenaza con ella un cielo tormentoso
2. situación que es tensa, problemática y violenta Se vivieron instantes tormentosos en la asamblea.
Sinónimos

tormentoso

, tormentosa
adjetivo
proceloso, tempestuoso, borrascoso.
Proceloso es forma literaria que se aplica al mar.
Traducciones

tormentoso

stormy, thundery

tormentoso

bouřkový

tormentoso

trykkende

tormentoso

gewittrig

tormentoso

ukkos-

tormentoso

orageux

tormentoso

s grmljavinom

tormentoso

雷鳴を伴った

tormentoso

험악한

tormentoso

onweerachtig

tormentoso

tordenlignende

tormentoso

burzowy

tormentoso

åskig

tormentoso

เสียงและลักษณะแบบฟ้าร้อง

tormentoso

dông tố

tormentoso

有雷的, 暴风雨

tormentoso

暴風雨

tormentoso

ADJstormy
Ejemplos ?
Al cabo, en Sarito Vilomara creyó haber hallado lo que ansiaba descubrir: el ángel anhelado para cobijar bajo sus alas un corazón de soltero, aburrido ya de venales o tormentosos amoríos, de fondas donde se come invariablemente la misma tortilla a la francesa y los propios riñones al jerez, a la misma hora, y de pandillaje con amigos que piden prestado y se olvidan de pagar...
DOCE Como todo amor atado, envuelto en cirios, no me importa derretirme entre los siglos esperando que tu cuerpo llegue brujo a revivir mi cadáver de nocturno, pues en el hechizo de tus brazos sierpes –y detenido el mundo– barajo las cartas del sesenta y nueve e indagando tormentosos albedríos, liberamos nuestros miedos conturbados al saber que en las alquimias de los magos nos divagan incansables en sus giros las volutas pitonisas del prodigio.
Amigo de la mayor intimidad del eminente periodi-ta Justo Arteaga Alemparte, ayudó con levantado afecto al ilustre diarista en los dias tormentosos, prodigándole consuelo en la grave enfermedad que lo llevó al sepulcro.
Después de una noche intranquila transcurrida en las inquietudes reflejadas en los sueños tormentosos que había tenido, trataba de distraerse con la lectura del diario.
Me pareció estar allí donde todo era paz, donde jamás pueden entrar los conflictos tormentosos de la tierra; a saber, en el cielo, un reino de justicia donde están congregados todos los santos y puros y bienaventurados, diez mil veces diez mil y miles de miles, viviendo y caminando en intimidad feliz y pura, alabando a Dios y al Cordero que está sentado en el trono.
Recordó, entonces, que un domingo, en sus tiempos tormentosos, al bajar del cerro con otras compañeras, le había dejado una tarjeta, en la última estación.
Y los gemidos su hija América oyendo también gime, y triste y desolada así suelta la voz apesarada: «¡Oh!, ¡qué improviso golpe mi herido corazón de nuevo hiere!..., vi el monstruo de la guerra ya en el antiguo mundo no cabiendo, nadar, romper los mares tormentosos; y a su terrible aspecto, a su bramido espavorida retemblar mi tierra; y vi la planta impura del ínfido Bretón y codicioso, en presencia del cielo, manchar mi casto y religioso suelo; vi mis campos talados, vi profanar mis templos, mis altares, vi mis hijos morir...
¡Delirios son del alma, que no te alcanza, Señor, En los terribles secretos De tu infinita creación! En los tormentosos días De mi mundanal dolor Medité desesperado Sobre los sepulcros yo.
PR 208 (c.1914). Tiempos tormentosos están delante de nosotros, pero no profiramos una palabra de descreimiento o desánimo. -SC 169 (1905).
Entre los cuentos populares destacan los cuentos maravillosos de don Francisco de Orellana, de Gualán, sus personajes como castillos encantados, príncipes y "príncipas" (princesas), hacen su aparición a cada momento; así como también árboles mágicos, mares tormentosos, pájaros de siete colores y caballos voladores.
Macklin escribió en su diario: «Pienso que esto es como fue el propio 'Jefe', solo en una isla lejos de la civilización, rodeado de mares tormentosos y tempestuosos y muy cerca de una de sus grandes hazañas».
El avión era un MD-82 y tenía 143 personas a bordo. El avión despegaría en la noche y ya había problemas; en la ruta del vuelo 1420 había dos sistemas tormentosos.