tormentoso

(redireccionado de tormentosa)
También se encuentra en: Sinónimos.

tormentoso, a

1. adj. Se aplica a la situación o al ambiente que es violento o agitado porque existen muchos problemas o tensiones al encontrarse con su ex marido vivió una situación tormentosa. tempestuoso
2. METEOROLOGÍA Se refiere al tiempo, viento o nubes que producen o amenazan tormenta el cielo está tormentoso. borrascoso, tempestuoso
3. NÁUTICA Se aplica al barco que trabaja mucho con el mar y el viento.

tormentoso, -sa

 
adj. meteor. Que ocasiona tormenta.
Que amenaza tormenta.

tormentoso, -sa

(toɾmen'toso, -sa)
abreviación
1. tiempo atmosférico en el que hay tormenta o que amenaza con ella un cielo tormentoso
2. situación que es tensa, problemática y violenta Se vivieron instantes tormentosos en la asamblea.
Sinónimos

tormentoso

, tormentosa
adjetivo
proceloso, tempestuoso, borrascoso.
Proceloso es forma literaria que se aplica al mar.
Traducciones

tormentoso

stormy, thundery

tormentoso

bouřkový

tormentoso

trykkende

tormentoso

gewittrig

tormentoso

ukkos-

tormentoso

orageux

tormentoso

s grmljavinom

tormentoso

雷鳴を伴った

tormentoso

험악한

tormentoso

onweerachtig

tormentoso

tordenlignende

tormentoso

burzowy

tormentoso

åskig

tormentoso

เสียงและลักษณะแบบฟ้าร้อง

tormentoso

dông tố

tormentoso

有雷的, 暴风雨

tormentoso

暴風雨

tormentoso

ADJstormy
Ejemplos ?
-¿Y tú? Supongo que tu existencia habrá sido más tormentosa. No a todos les lleva, como a mí, el desaliento a una olímpica impasibilidad.
Sacamos el cofre, apagamos la vela, cerrarnos por fuera la puerta y abandonamos el barco, que quedó como un espectro negro en la noche tormentosa.
Del infeliz te alejas; con su dolor en lucha tormentosa solitario le dejas; no atiendes a las quejas, y sólo atiendes a la voz dichosa.
Al anochecer de una tarde oscura y tormentosa en el otoño de 18..., me hallaba en París, gozando de la doble voluptuosidad de la meditación y de una pipa de espuma de mar, en compañía de mi amigo C.
Todos los días eran iguales en el hogar del noble y respetable anciano, y ninguna nube tormentosa se cernía sobre el sereno cielo de la familia del marqués.
Bárbaro gozo en su ceñuda frente resplandeció, como en el seno oscuro de nube tormentosa en el estío relámpago fugaz brilla un momento que añade horror con su fulgor sombrío.
Mas, si sus iras en ti escondió la tormentosa guerra...
"Sin duda ello difícilmente se adecúa a quien la buena fortuna de la vida en nuestra resplandeciente época le ha concedido desear que su destino sea diferente, y aun así he pensado a menudo que de buena gana cambiaría mi parte en este sereno y dorado día, por un lugar en aquella tormentosa época de transición, cuando los héroes reventaron la enrejada puerta del futuro y revelaron a la encendida mirada de una humanidad sin esperanza, en vez del muro vacío que había cerrado su camino, una perspectiva de progreso cuyo final, por el mero exceso de luz, todavía nos deslumbra.
Escúchame, señora, que es mi alma, Si tormentosa como el mar bravío Que de mi cuna los peñascos bate, Dura y tenaz y firme y resistente Cual la honda raíz de mis montañas; Y ni el recio huracán de tus desdenes Podrá abatir el generoso tronco De esta pasión que crece y se agiganta, Firme como el Titán en su caída.
Yo ya no tengo sentimientos en común con vosotros: esa nube que veo por debajo de mí, esa negrura y pesadez de que me río – precisamente ésa es vuestra nube tormentosa.
“La roca de fuego”, “el minuto ardiendo”, transformaciones de una realidad interior que no es “fuego” ni “ardiendo”, equivalen a emociones determinadas por la acumulación de energía sensorial reprimida e impulsora explosión erótica y muestran las sugestiones polisémicas de un momento detonado, mezcla tormentosa de temor y duda inconfesables, porque se ha confesado ya en la pesadez del amor-idea y la ligereza del amor-materia, como lo comprueba: “se colmarían tus ojos de cenizas” que con otra desilusión ”un cansancio de vida” cuyo refugio sólo puede serlo Dios: la más extraordinaria poeticidad humana.
-Las dulces y generosas ideas vienen a mis labios en versos deliciosos. -Esos días... son aquellos en que te veo y das luz a mi tormentosa oscuridad. Esquivas ¡ay!