torcida

torcida

(Derivado de torcer.)
s. f. Mecha de algodón retorcido que arde en los candiles, velas o utensilios parecidos y proporciona luz. pabilo

torcida

(Voz portuguesa.)
s. f. DEPORTES Conjunto de personas aficionadas a un determinado deporte, en especial el fútbol.

torcida

 
f. Mecha de velones, candiles, etc.
Traducciones

torcida

wick

torcida

SFwick
Ejemplos ?
En ese lugar de AZTLAN había un gran lago y un cerro enorme en medio del agua que llamaban COLHUACAN, porque tiene la punta algo torcida hacia abajo.
Había llegado a los diez y nueve años, hambriento y casi desnudo como un salvaje, durmiendo en la torcida barraca donde gemía y rezaba su abuela, inmóvil por el reuma: de día ayudaba a botar las barcas, descargaba cestas de pescado, o iba de parásito en las lanchas que perseguían al atún y la sardina, para llevar a casa un puñado de pesca menuda.
Y de esta volubilidad ha resultado un pan como unas hostias, y así anda la instrucción universitaria más revuelta que costura de beata y más torcida que una ley cuando no quieren que sirva, como dijo el regocijado poeta limeño Juan de Caviedes.
Llegado el caso de estoquear un toro de mal trapío y torcida intencion que, empeorado con la lidia, tomaba el bulto y dejaba el capote, comenzó Romero á trastearle cuidadosa y maestramente, arrastrándole la muleta para encariñarle á ella y traerle despues sin riesgo á una estocada por los altos y á una muerte de buena ley.
Entre tanto, cada día me confirmo más en que he hecho muy bien en permanecer en París mientras se deslinda este negocio, porque así los que no me conocen como los que creen que mi destino es una cucaña, podrían atribuir su mal éxito a torcida intención mía, o cuando menos a negligencia.
Hasta veinte y dos tendría un caballero de aquella ciudad a quien la riqueza, la sangre ilustre, la inclinación torcida, la libertad demasiada y las compañías libres, le hacían hacer cosas y tener atrevimientos que desdecían de su calidad y le daban renombre de atrevido.
En las fiestas, un tantico revolucionarias, dadas por los vecinos de Lima al conde de Vista-florida (o Vista-torcida, como era en realidad), y en las cuestiones o turbulencias entre el virrey Abascal y el mariscal de campo Villalta (a quien, de paso, consignaremos que debe su nombre la calle de Villalta), desempeñó nuestro indio el papel de jefe de club popular y orador de plazuela.
Alguna deidad que quiere frustrar nuestros medios de combate, me quitó el arco de la mano y rompió la cuerda recién torcida que até esta mañana para que pudiera despedir, sin romperse, multitud de flechas.
Los paucarcollanos fueron muy dichosos bajo el gobierno de don Ángel Malo. Nunca la vara de la justicia anduvo menos torcida ni rayó más alto la moral pública.
A las preguntas afectuosas respondía con lentos monosílabos, y sus ojos se posaban con vago extravío en la espuma del jabón que le saltaba al rostro. ¿Quién trajo al lavadero la inesperada nueva, cuando ya Antonia recogía su ropa lavada y torcida e iba a retirarse?
Fuese tras esto el suceso A esperar solo á su casa: Cada instante que se pasa Es todo un siglo de afan. A cada paso que siente Por la torcida escalera, Cree que la noticia fiera De su muerte á darle ván.
Su boca torcida se encorva aún más con su burlona sonrisa; en sus mejillas dos manchas rojas y unos acentos a la vez sordos y silbantes se escapan de entre sus dientes irregulares.