torbellino

(redireccionado de torbellinos)
También se encuentra en: Sinónimos.

torbellino

(Derivado del lat. turbo, -inis.)
1. s. m. Remolino de viento o de polvo.
2. Movimiento circular o helicoidal de las moléculas de agua en un curso fluvial.
3. Movimiento de rotación del aire.
4. MECÁNICA Desplazamiento por movimiento de rotación de las partículas fluidas alrededor de un eje.
5. coloquial Persona demasiado inquieta, que hace las cosas de forma atropellada no para de saltar y correr, este niño es un torbellino . impetuoso
6. coloquial Abundancia de cosas que ocurren a un mismo tiempo. remolino
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

torbellino

 
m. Remolino de viento.
Concurrencia o abundancia de cosas que ocurren a la vez.
Persona demasiado viva e inquieta.
fig.Lo que dirige las acciones humanas.
fís. En mecánica de fluidos, masa de agua o fluido que da vueltas con rapidez, como si estuviese en un embudo.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

torbellino

(toɾβe'ʎino)
sustantivo masculino
1. remolino de viento que levanta polvo y materia liviana En el desierto se forman torbellinos.
2. coincidencia de sucesos o abundancia de cosas que provocan aturdimiento un torbellino de recuerdos
3. juicioso persona que hace las cosas de forma atropellada Ese niño es un torbellino.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

torbellino

sustantivo masculino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

torbellino

Hose, Wirbel

torbellino

tourbillon

torbellino

زوبعة

torbellino

旋风

torbellino

旋風

torbellino

hvirvelvind

torbellino

מערבולת

torbellino

旋風

torbellino

SM
1. [de viento] → whirlwind; [de polvo] → dust cloud
2. [de cosas] → whirl
3. (= persona) → whirlwind
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Verticales centellas conectaban el cielo y la tierra, torbellinos de agua rodaban en el espacio sus trombas de lluvia, y los truenos y la noche nos mantenían acurrucados bajo una roca.
Y tuvo mil ocasiones, mientras duró esa temporada de aburrido veraneo, en medio de zumbantes torbellinos de mosquitos hambrientos, sin más distracción que el desfile por la polvorienta calle Santa Fe, de las carretas de bueyes que llevaban con recelo a la ciudad moribunda verduras para el puchero, o la rápida disparada lejana, asustada y asustadora, de los carros llenos de difuntos, hacia el cementerio nuevo, recién habilitado y repleto ya, de la Chacarita, de maldecir a Musterini, el especulador loco, el «amigo» a quien debiera tantos males.
CORO En danzas nocturnas pondré mi blanco pie, bacante, mis pieles al cielo lleno de rocío lanzando, como una corza que en los verdes placeres del prado retoza, cuando ha escapado la terrible caza, fuera del alcance de las redes bien tejidas, y saltando ante los cazadores delante de la carrera de los perros, De la fatiga de la carrera y los torbellinos, salta al llano junto al río, y goza en la soledad sin mortales y en los retoños de la selva umbría.
lá lejos, en la línea como trazada con un lápiz azul, que separa las aguas y los cielos, se iba hundiendo el sol, con sus polvos de oro y sus torbellinos de chispas purpuradas, como un gran disco de hierro candente.
El río corría sin oleaje y sin formar torbellinos; todo estaba tan tranquilo y quieto, que casi nos asombraba cuando algún pájaro abandonaba el árbol donde se encontraba, hendía después el aire y se precipitaba al agua para buscar su presa.
Luego que el gran Liniers vio ya acercarse el batallón contrario a su recinto, preparada la línea con presteza ordena al artillero dar principio, súbito truena el horroroso bronce, y arrasa y mata el plomo despedido cuanto el furor de su carrera encuentra, cual suele el aquilón con fiero silbo arremeter los más robustos robles, arrancarlos de raíz embravecido, y esparcirlos con rabia por los aires, envueltos en violentos torbellinos, y el aura oscurecer con negro polvo.
-exclamó el viejo duende-, ¡vaya agilidad de piernas! Pero, ¿qué saben hacer, además de bailar, alargar las piernas y girar como torbellinos?
Y las pequeñas ánimas se pusieron a girar como torbellinos en torno a la joven mientras cantaban como la segunda vez: Se detenían de tanto en tanto para decir: - ¡Añade algo, añade algo, Isabeau!
¡Oscuridad universal!... ¡Su soplo Levanta en torbellinos El polvo de los campos agitado...! En las nubes retumba despeñado El carro del Señor, y de sus ruedas Brota el rayo veloz, se precipita, Hiere y aterra a suelo, Y su lívida luz inunda el cielo.
¡Oh girar de desnudas espaldas! ¡Oh cadencias del valse que mueve torbellinos de tules y gasas! Allí estuvo, más linda que nunca, por el baile tal vez agitada se apoyó levemente en mi brazo, dejamos las salas y un instante después penetramos en la misma estancia que un año antes no más la había visto temblando callada, ¡cerca de él!...
Acabó, sin embargo, por desaparecer también ese recurso; con la prolongación de la sequía el suelo de los cañadones, desnudo en muchas partes, se empezó a agrietar, mientras que en las lomas, la tierra hecha un polvo, se levantaba en torbellinos al menor soplo del viento.
Los remeros, apercibidos de lo grave del paso que se disponía a dar el patrón, hicieron crujir los remos al tremendo ímpetu de sus brazos. La barca avanzó lentamente por entre los torbellinos que formaba el oleaje entre las piedras.