topacio


También se encuentra en: Sinónimos.

topacio

(Del lat. topazion < gr. topazion.)
1. s. m. MINERALOGÍA Silicato fluorado de aluminio, cristalizado, en forma de piedra fina, amarilla y transparente.
2. topacio ahumado MINERALOGÍA Cristal de roca pardo oscuro.
3. topacio de Brasil MINERALOGÍA El de color amarillo rojizo, rosado o morado.
4. topacio de Hinojosa o de Salamanca MINERALOGÍA Cristal de roca amarillo.
5. topacio oriental MINERALOGÍA Corindón amarillo.
6. topacio quemado o tostado MINERALOGÍA El de Brasil, de color pálido, convertido en morado de forma artificial, por la acción del calor.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

topacio

  [Al2SiO4(F,OH)]
m. mineral. Fluosilicato de aluminio del grupo de los nesosilicatos. Su color normal es amarillo vinoso. Es una piedra apreciada en joyería.
topacio ahumado o de España Cristal de roca pardo oscuro.
topacio de Brasil El amarillo rojizo, rosado o morado.
topacio oriental Corindón amarillo.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

topacio

(to'paθjo)
sustantivo masculino
mineral constituido por silicato fluorado muy apreciado en joyería unos pendientes de topacio
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

topacio

sustantivo masculino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

topacio

topaz

topacio

topazio

topacio

Topas

topacio

топаз

topacio

topaas

topacio

Topaz

topacio

Топаз

topacio

黄玉

topacio

黃玉

topacio

Topaz

topacio

Topaz

topacio

Topaz

topacio

טופז

topacio

トパーズ

topacio

토파즈

topacio

Topas

topacio

SMtopaz
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Venía armada del metal más fino que ornaban gemas de muy varia veste: rubí encarnado, topacio cetrino, verde esmeralda y corindón celeste.
esos techos de topacio Que él te señala por camino a ti, Mientras que preso en reducido espacio, Su voz espero cuando venga a mí.
Un insecto de púrpura y topacio sobre, flexible tallo se asegura, y a una cerrada flor que es su palacio estas quejas tristísimas murmura.
Cuando se hubo ido el mozo, llenó las copas el señor Pepe cerrando los ojos para probar su maestría como escanciador y sin que se derramara una gota al hacerlo, y después de entregarle una a cada uno de sus amigos, exclamó levantando la suya y contemplando al trasluz su contenido que brillaba como un topacio: -Por ustedes, caballeros.
Que ese sol coronado de topacio, que del orbe los ámbitos asombra, rey del cenit y vida del espacio, ha de morir a manos de la sombra.
Ora la lumbre boreal el aire cautiva tiene en tenebrosa niebla, ora le da salida y la derrama en fúlgidas vislumbres; ora vuela en rayos dividida, ora se tiende en ancha zona; aquí relampaguea bruñida plata; allá con el zafiro el amatiste y el topacio alternan y del rubí la ensangrentada llama; ya un alterado piélago semeja que de furiosa ráfaga al embate montes lanza de fuego a las estrellas; ya estandartes tremola luminosos; bóvedas alza; en carros de oro rueda; columnas finge; o risco sobre risco, fábrica de gigantes, aglomera; y hace el horror de la estación sombría de maravillas variada escena.
No la sibila muerta, o el mudo oráculo responde; que el idioma del cielo olvidó el mundo, y por ciencia maldita trocando el hombre la divina ciencia, en el banquete de su orgullo inmundo ya no descifra, por su Dios escrita, Daniel, de los humanos la sentencia. Como ojo moribundo, ¡cuál palidece el astro de topacio bajo el caído párpado de niebla!
27 Últimamente es éste mi palacio, capaz de aposentar al gran Neptuno, donde, si quieres asistir de espacio, tendrás después de mil sirvientes, uno que cefiirá tus sienes de topacio, y si a tu honestidad no es importuno, él, por su mano -tal amor le mueve-, calzará de cristal tu pie de nieve.
¡Oh cielos, morada y templo Del Artífice que os ama, Cuyas obras son de llama, Coronadas de esplendor; Páginas donde su nombre Se halla escrito con estrellas Que son polvo de sus huellas, Bendecid al Criador! Del sol de topacio La luz se dilata Por todo el espacio Con rayo de plata.
La fúnebre viragua repetía Sus trinos que saludan al invierno, Y luces de topacio y de diamante Te daba del relámpago el reflejo; En las cavernas tu rumor ahogando Tristes gemidos modulaba el viento Así admiré tu pompa y hermosura Entre las sombras de la noche oscura.
Vos, Señor, que forjasteis sin crisoles esos globos de lúcido topacio, Vos, que a puñados derramasteis soles que el atrio alfombran del azul palacio, Vos, que al millar de imponderables moles trazasteis una ruta en el espacio, decidnos si esos astros vagabundos son ángeles o lámparas o mundos.
Lleva el cristal que le envía Una dama y otra dama, Digo el cristal que derrama La fuente de mediodía, Y lo que da la otra vía, Sea pebete o sea topacio; Que al fin damas de Palacio Son ángeles hijos de Eva.