tomar el poder

Traducciones

tomar el poder

take over

tomar el poder

يَتَوَلَّى

tomar el poder

převzít

tomar el poder

overtage

tomar el poder

übernehmen

tomar el poder

αναλαμβάνω

tomar el poder

vallata

tomar el poder

reprendre

tomar el poder

preuzeti

tomar el poder

rilevare

tomar el poder

引き継ぐ

tomar el poder

인계받다

tomar el poder

overnemen

tomar el poder

ta over

tomar el poder

przejąć

tomar el poder

tomar posse

tomar el poder

ta över

tomar el poder

เข้าควบคุม

tomar el poder

yönetimi ele almak

tomar el poder

tiếp quản

tomar el poder

接管
Ejemplos ?
Los anarquistas al principio consideraron la Revolución Bolchevique como un ejemplo de cómo los trabajadores pueden tomar el poder por sí solos, y, de hecho, tomaron parte en la revolución (véase Anarquismo en Rusia).
María Faustina Kowalska - monja católica polaca Borís Skósyrev - aventurero ruso, que intentó tomar el poder en Andorra durante los años 30 del siglo XX, proclamándose rey de este Estado como Borís I de Andorra.
Pronto se hace evidente, sin embargo, que Nezu es igual de corrupto, y que lo único que pretende hacer es tomar el poder por sí mismo.
En otros países, como en Italia, Austria y Alemania, los obreros se limitaron desde el primer momento de la revolución a ayudar a la burguesía a tomar el Poder.
Resulta que el sistema capitalista que estaba, era homogéneo prácticamente en el mundo, ya tenía 200 años de homogeneidad, pero resulta que a la clase social dominada en el mundo se le ocurrió en mala hora para esos señores tomar el poder y la clase obrera tomó el poder en 1917, por primera vez en un país que fue la Rusia de los zares.
Se trata de un grupo guerrillero, derivado de uno formado en 1969 en otro estado de la República y denominado Fuerzas de Liberación Nacional, partidario de la lucha armada para tomar el poder político.
Entonces, debemos comprender que el Estado va adoptando formas distintas y que durante el proceso de integración del Estado y de definición de sus nuevas formas va creando sus superestructuras, entre ellas el derecho, el arte, otras formas de superestructuras influidas por esa lucha de clases, porque la clase social que está dominada quiere tomar el poder, quiere tomar el poder, pero no lo quiere tomar nada más por el poder en sí mismo, sino lo quiere tomar precisamente como producto de esa lucha de clases.
Aragón fue escenario de la guerra civil para tomar el poder de Roma donde el gobernador Quinto Sertorio hizo de Osca (Huesca) la capital de todos los territorios controlados por ellos.
No obstante, la amenaza comunista sirvió de pretexto para impedir las elecciones previamente estipuladas, y también para que Vargas y los militares efectuaran otro golpe de Estado en 1937, estableciendo una dictadura. En mayo de 1938 hubo otro intento fallido por tomar el poder, esta vez por parte de los fascistas brasileños.
El primer gran desafío y crisis se produjo en 1953, cuando distintos grupos (entre ellos el GOR (partido de tendencia morenista) argentino, el Partido Comunista Internacionalista francés o el SWP norteamericano) se negaron a aceptar las tesis mayoritarias impulsadas por Michel Pablo (seudónimo del trotskista de origen griego Michel Raptis), quien defendía que al estallar una inmediata Tercera Guerra Mundial, los Partidos Comunistas (PC) estalinistas tomarían un papel revolucionario al enfrentarse violentamente al imperialismo; por tanto, en los estados obreros burocráticos la gran tarea no sería construir partidos trotskistas revolucionarios, sino entrar a los PC estalinistas para impulsarlos a tomar el poder.
Aunque inicialmente simpatizó con los mencheviques y tuvo disputas ideológicas y personales con el líder bolchevique, Vladímir Lenin, Trotski fue uno de los organizadores clave de la Revolución de Octubre, que permitió a los bolcheviques tomar el poder en noviembre de 1917 en Rusia.
En 1966, el primer ministro, Milton Obote, había derogado la constitución y se declaró a sí mismo presidente, introduciendo una era de golpes y contragolpes que durarían hasta mediados de los '80. El año 1971 vio a Idi Amin tomar el poder, gobernando el país por medio de un régimen militar durante casi una década.