tocino


También se encuentra en: Sinónimos.

tocino

(Del lat. vulgar *tuccinum.)
1. s. m. Capa de grasa de algunos animales mamíferos, en especial la del cerdo, que salada se utiliza como alimento.
2. JUEGOS Conjunto de saltos muy rápidos y seguidos que se dan en el juego de la comba.
3. tocino de cielo COCINA Dulce hecho de yema de huevo y almíbar, que se cuecen juntos hasta que la mezcla está bien cuajada.
4. tocino entreverado COCINA El que tiene intercalada alguna veta de carne.
5. tocino fresco COCINA El recién sacado del cerdo, que se utiliza sin salar.
6. tocino saladillo COCINA El fresco a media sal.

tocino

 
m. Carne gorda del puerco, esp. la salada.
Lardo (del tocino).
Témpano de la canal del cerdo.
En el juego de la comba, saltos rápidos.
tocino del cielo Dulce de yema de huevo y almíbar cuajados.
tocino entreverado El que tiene hebras de magro.
tocino saladillo El fresco a media sal.

tocino

(to'θjno)
sustantivo masculino
1. carne grasa de cerdo que se come en tiras o dados, asada o en caldo El tocino frito me cae pesado
2. grasa de cerdo freír en tocino
Sinónimos

tocino

, tocina
sustantivo
1 (Aragón) gorrino, puerco, cerdo, cochino.
Traducciones

tocino

bacon

tocino

lardon, bacon

tocino

slanina

tocino

bacon

tocino

Speck

tocino

pekoni

tocino

slanina

tocino

ベーコン

tocino

베이컨

tocino

bacon

tocino

bacon

tocino

bekon

tocino

bacon

tocino

bacon

tocino

เนื้อด้านหลังและส่วนนอกของหมูที่ใส่เกลือรมควัน

tocino

thịt lợn muối xông khói

tocino

咸肉, 培根

tocino

培根

tocino

בייקון

tocino

SM
1. (= grasa) → salted fresh lard; (con vetas de carne) → salt pork; [de panceta] → bacon
tocino entreverado, tocino veteadostreaky bacon
2. tocino de cielo = tocinillo de cielo
V tocinillo
Ejemplos ?
Es pa la cena de Navidá. Ha de ser cosa de satisfacción. -Aquí hay uno que paece un tocino... Mírelo usté, y tómelo al peso... Y cogiendo a nuestro héroe por las patas, a pesar de una desesperada resistencia, sopló la mujer sobre el plumaje de los zancos, para hacer ver la piel estallante de grasa.
Jean fue a verla. Le llevó un trozo de mantequilla, una docena de huevos, una madeja de lana, dos o tres libras de queso y una rebanada de tocino.
¡Y estos zapatos!... Yo no sé en qué consiste que cuanto más tocino les doy, más peor se ponen. ¡Qué zapatos los de don Damián, Tisana!
al llegar agosto, tentó con ansia el bolsillo que ya protestaba lacio; y, aunque con dolor vivísimo, vendió su caballo enteco (que nunca fue más lucido) en diez duros, no cabales, al primero que le quiso, para reparar algunos siniestros apremiantísimos; pues no llegando «la recua que quedaba en el camino,» su traje se clareaba a puro darle cepillo, y sus botas se torcían y no bastaba el tocino para remediar las grietas ni para prestarles brillo.
Se dice que, por trabajar en domingo, logramos medros, y no saben que en este mundo mezquino, donde hay para pan no hay para tocino, y que el barbero no es fraile cucarro que deja la misa por el jarro.
En fin, vió que traía un pedazo de queso de razonable peso y un relleno de huevos y tocino Atis, en fruta que produce el pino entre menuda rama, en la falda del alto Guadarrama, por donde van al bosque de Segovia; y luego, en fee de que ha de ser su novia, dos cintas que le sirvan de arracadas, gala que sólo a gatas regaladas, cuando pequeñas, las mujeres ponen.
-Pues tendrá lo que quiere tu mujer-respondió el camarón.-Al sentarte esta noche a la mesa, dale tres golpes con el dedo meñique, y di a cada golpe: «¡Sopa, aparece: aparece, tocino!»Y verás que aparecen.
Entramos en una panadería, y después de proponer yo la compra de varios pasteles, que él rechazó una a una, nos decidimos en favor de un apetitoso panecillito integral que costó tres peniques. Además compramos un huevo y un trozo de tocino ahumado.
Como ya va anocheciendo, el chico de la casa toma un tizón del hogar, sopla en él varias veces, y al resplandor de la vacilante llama que produce, se acercan a un arcón ahumado que está bajo el más ahumado vasar; alzan la tapadera, y aparecen en el fondo, entre montones de harina, salvado y medio pernil de tocino, dos pucheros grandes llenos de leche.
Pero, como entendía de agricultura tanto como de fabricante de telas de algodón, montaba sus caballos en lugar de enviarlos a labrar, bebía la sidra de su cosecha en botellas en vez de venderla por barricas, se comía las más hermosas aves de su corral y engrasaba sus botas de caza con tocino de sus cerdos, no tardó nada en darse cuenta de que era mejor abandonar toda especulación.
Es, sin duda -pensaban-, un santo, y las mujeres juntaban las manos al verle pasar, y le guardaban el tazón de leche, el cortezón de tocino.
"Hanme certificado que de una hanega (fanega) de maíz cogen ducientas y quedo corto, porque pasan de trescientos, sustento general de estos Reinos, así para los naturales como para los españoles; pero, como importa más el trabajo de un indio ocuparle en la labor de las minas, no se dan a la agricultura, porque sustenta esta ciudad (Loja) y la de Cuenca (a) Zaruma, y que casi están a una distancia, de quesos, tocino y otras cosas para la vida humana, con gran abundancia, de que hay gran cosecha en los dos lugares y en éste, en que se siembra y coge todos los meses trigo y cebada, escogido grano……" Lo que no necesitaba comprar el minero eran los animales.