tizón

(redireccionado de tizones)
También se encuentra en: Sinónimos.

tizón

(Del lat. titio, -onis.)
1. s. m. Palo a medio quemar que al arder produce mucho humo.
2. Deshonra en la fama de una persona. mancha
3. ARQUITECTURA Parte de un sillar o ladrillo que se acopla con otros.
4. MICOLOGÍA Hongo parásito que destruye los granos de trigo y otros cereales. tizoncillo
5. a tizón loc. adv. CONSTRUCCIÓN Forma de construir dejando la mayor dimensión del ladrillo perpendicular al paramento.

tizón

 
m. Palo a medio quemar.
Carbón (hongo).
fig.Deshonra en la fama.
A tizón. loc. adv. Dejando la mayor dimensión del ladrillo perpendicular al paramento.

tizón

(ti'θon)
sustantivo masculino
1. trozo de madera a medio quemar un tizón encendido
2. hecho o cosa que perjudica el honor de una persona Su despido dejó un tizón en su carrera.
Sinónimos

tizón

sustantivo masculino
(hongo parásito) nublo, quemadura, tizoncillo.
Traducciones

tizón

اللفحة

tizón

SM
1. (= madera) → firebrand
negro como un tizónas black as coal
2. (Bot) → smut
3. (= deshonra) → stain, blemish
Ejemplos ?
Cedamos; siempre es ligera la carga que se sabe soportar. Yo vi crecer el fuego encendido al removerse los tizones, y apagarse cuando nadie los agitaba.
Contemplaba los desconchados de la pared, dos tizones humeando por las dos puntas y una larga araña que andaba por encima de su cabeza en la rendija de la viga.
Para solemnizar debidamente momentos tan placenteros, toma del rincón de la leña la mejor mata de escajo, y la arroja sobre el montón de gruesos tizones que empiezan a quemarse en el llar.
Y con éstos u otros lances por el estilo y tal cual prefacio que entona Silguero a ruegos de la tertulia, se disuelve ésta todas las noches antes de las once, yéndose cada concurrente en paz y en gracia de Dios a su casa, bendiciendo al primero a quien se le ocurrió la manera de pasar tantas, tan baratas y tan agradables horas al amor de los tizones...
Asesino de Miss Cavell; asesino sin entrañas de mujeres estupendas, :imponentes, sobrehumanas: :superiores al estrago, superiores a su carne femenina, :superiores a la muerte, :como santas, como diosas; que cruzaban impasibles bajo el fuego formidable :de tus hórridos cañones, por la zona pestilente de tus gases asfixiantes, - :tan hediondos como tu alma,- :sin más yelmo que sus tocas, sin más armas de defensa que una cruz atada al brazo; arrastradas al fragor de la contienda, - como madres que buscaran a sus hijos a través de los tizones de un incendio-, conducidas al fragor de la contienda :-¡oh, sonámbulas sublimes!- :por el ¡ay!
Y andadas cinco jornadas con muy grande hambre, porque en el camino no avia tunas ni otra fruta ninguna : allegamos a un rio donde assentamos nuestras casas : y despues de assentadas fuymos a buscar una fruta de unos arboles, que es como hieros : y como por toda esta tierra no ay caminos, yo me detuve mas en buscarla : la gente se bolvio y yo quede solo : y viniendo a buscar los, aquella noche me perdi : y plugo a dios que halle un arbol ardiendo y al fuego del passe aquel frio aquella noche y a la mañana yo me cargue de leña, y tome dos tizones y bolvi a buscarlos ...
Los de la tierra adentro para esto usan otro remedio tan incomportable y mas que este que he dicho : y es andar con tizones en las manos quemando los campos y montes que topan, para que los mosquitos huyan : y tambien para sacar debaxo de tierra lagartijas y otras semejantes cosas para comerlas.
— Paysandú está de pie, como en otrora al sublime tronar de los cañones; su sudario de escombros y tizones se asemeja a la cresta de un volcán...
-Es usted demasiado hermosa; demasiado peligrosa de ver -dijo. -¿Por qué? Rogron miró los tizones y guardó silencio. En aquel momento entró la señorita Habert, seguida del coronel.
Hay escuelas en cada pueblo y en cada ranchería de Texas; por esas escuelas pasaron cuando niños los hombres de la multitud linchadora, en ellas se moldeó su intelecto; de ahí salieron para acercar tizones a la carne de un hombre vivo y decir días después del atentado, que han hecho bien, que han obrado justicieramente.
Sus últimos destellos da la antorcha que el hijo de Japeto trajo al mundo; suceda al viejo faro moribundo joven tizón, ardiente, baladí. CÓNDOR -No sé, poeta, interpretar enigmas; no entiendo de tizones ni de faro.
No lo hubo dicho, cuando echando en la hoguera las cátedras, y las sillas de los templos y de los tribunales, y cuanto hallaron precioso, la encendieron; y luego que emprendió la llama, tomando tizones y maderos encendidos della, con furia popular corrieron a poner fuego a las casas de los conjurados.