tirogloso

Traducciones

tirogloso-a

a. thyroglossal, rel. to the thyroid and the tongue;
conducto ______ duct.
Ejemplos ?
Malformaciones del cuello: Fístulas y quistes branquiales, quiste tirogloso, sinostosis cervical congénita (Síndrome Klippel-Feil), pterigium colli, escápula elevada (enfermedad de Sprengel) y tortícolis congénito: anatomía y embriología, incidencia, etiopatogenia, cuadros clínicos, tratamiento y complicaciones.
Las ubicaciones más frecuentes del quiste tirogloso es la línea media o levemente a un lado de la línea media, entre el istmo de la glándula tiroides y el hueso hioides o justo por encima del hioides.
Un quiste tirogloso puede desarrollarse en cualquier punto a lo largo del conducto tirogloso, aunque los quistes en la lengua o el piso de la boca son poco frecuentes.
El conducto tirogloso se origina del foramen caecum en el punto de unión del tercio posterior y los 2/3 anteriores de la lengua, lugar donde desapareció la constitución tiroidea.
Cualquier porción de este tracto puede persistir formando una sinuosidad, fístula o quiste. La mayoría de las fístulas se desarrollan seguido de la ruptura o incisión de un quiste tirogloso infectado.
Los quistes del conducto tirogloso nunca llegan a tener una abertura externa a la piel del cuello. Las características clínicas pueden ser halladas en la porción subhioidea de la laringe y un 75% de los casos se presentan como tumefacciones en la línea media.
Los quistes de la paratiroides pueden aparecer cercanos a la glándula tiroides o del mediastino. Otras patologías similares, como el quiste tirogloso no tienen un origen real en los arcos branquiales.
El tratamiento de un quiste tirogloso consiste en la resección quirúrgica, a menudo requiriéndose la remoción de la sección media del hueso hioides.
El quiste del ducto tirogloso se presenta mayormente como una masa asintomática y palpable en la porción central del cuello que por lo general se mueve al tragar.
Un quiste en el conducto tirogloso puede moverse hacia arriba al protruir la lengua. Los quistes tiroglosos están asociados a un aumentado riesgo de tejido tiroideo ectópico.
Raramente, la persistencia del conducto tirogloso puede volverse maligno, recibiendo el nombre de carcinoma del conducto tirogloso.
En estos casos las células cancerosas son principalmente de tejido tiroideo ectópico que se han depositado a lo largo del conducto tirogloso, usualmente por razón de una exposición a radiación, aunque es posible el desarrollo de carcinomas de origen no tiroideo.