tiranicidio

tiranicidio

(Del lat. tyrannus < gr. tyrannos, tirano + lat. caedere, matar.)
s. m. Acto y crimen del que mata a un tirano.

tiranicidio

 
m. Muerte dada a un tirano.

tiranicidio

(tiɾani'θiðjo)
sustantivo masculino
asesinato de un tirano el tiranicidio de un dictador
Traducciones

tiranicidio

tirannicidio

tiranicidio

tyrannicide

tiranicidio

tyrannicide

tiranicidio

tyrannicide

tiranicidio

tyrannicide

tiranicidio

tyrannicide

tiranicidio

tyrannicide

tiranicidio

SMtyrannicide (act)
Ejemplos ?
El derecho a la resistencia o derecho de rebelión, íntimamente relacionado con la justificación del tiranicidio, encuentra también sus primeras formulaciones teóricas en la escolástica europea, retomando las reflexiones de San Isidoro de Sevilla (560-636) y Santo Tomás de Aquino.
En 1862, Piotr Zaichnevski redactó el manifiesto titulado Joven Rusia proclamando: Las primeras críticas teóricas elaboradas contra al terrorismo, y la distinción del concepto con los de «derecho a la resistencia» y «tiranicidio», provienen del propio campo de los revolucionarios rusos antizaristas, como Georgi Plejánov en su libro Anarquismo y socialismo (1894), Lenin en el capítulo “¿Qué hay de común entre el economismo y el terrorismo?” incluido en su famoso libro ¿Qué hacer?
os Monarcómanos (del francés: Monarchomaques) fueron originalmente teóricos franceses hugonotes que se oponían a la monarquía absoluta a finales del siglo XVI, conocidos sobre todo por haber justificado teóricamente el tiranicidio.
C.), fueron conocidos como los Tiranicidas (tiranicidio, del griego τύραννος / tyrannos, "tirano" y el latín -cido "matar"), luego de asesinar a Hiparco de Atenas.
Harmodio y Aristogitón son considerados como dos héroes y tratados como mártires de la libertad, tras el derrocamiento de Hipias, pese a que su tiranicidio estuviera provocado por razones personales.
En primer lugar fue por su De rege et regis institutione (Toledo, 1599), solemnemente quemado en 1610 como subversivo por el parlamento de París tras el asesinato de Enrique IV de Francia y que escribió a petición del preceptor de Felipe III de España, García Loaysa; según sus acusadores, esta obra había dado legitimidad al tiranicidio, ya que su doctrina fue relacionada con el anterior asesinato de Enrique III de Francia por fray Jacobo Clemente en 1589; si bien Ravaillac, el asesino del rey francés Enrique IV de Francia, declaró no conocer el libro.
Los Jesuitas, merced a su casuistica sublimal, han contribuido a disolver la moral burguesa; y gracias a sus teorías sobre el tiranicidio, justifican la propaganda por el hecho.
Oportuno es tener en cuenta las doctrinas dominantes sobre el tiranicidio; que estaban palpitantes aún los recuerdos de la revolución francesa; que el padre Jerónimo había traído de Europa y puesto en manos de nuestros estudiantes las obras de Voltaire, Diderot, Volney, Rousseau, D'Alembert y demás enciclopedistas,- y que nuestra juventud de los colegios, ardo- rosa y poéticamente republicana, veía un ideal en los auslcros ti- pos de la Roma antigua.
Se cree que su cri­men le fue inspirado por una obra del jesuita Juan de Mariana (1536-1624) -cuyo título es Acerca del rey y de la institución real- en donde se defiende al tiranicidio como algo legítimo.
Aparecido en la fase final de las Guerras de religión de Francia (1562-1598), pertenece al contexto religioso-cultural hugonote (el protestantismo francés), dentro del más amplio contexto teórico europeo del nacimiento de la ciencia política (Escuela de Salamanca, politiques) en torno al cuestionamiento del tiranicidio, de la legitimidad del poder soberano, de su origen y de sus límites o ausencia de ellos (absolutismo).
La hipocresía española, sobre todo en relación a la religión y la Inquisición. Las teorías sobre el tiranicidio de los jesuitas Juan de Mariana o Francisco Suárez también produjeron muchas críticas.
Para los liberales radicales, en cambio, fue un justificado tiranicidio, inspirado en el asesinato de Julio César, y en la frase sic semper tiranis, (así siempre a los tiranos) debido a los supuestos excesos represivos del garcianismo católico y a su rechazo manifiesto a todos los valores democráticos y republicanos.