tintero

(redireccionado de tinteros)
También se encuentra en: Sinónimos.

tintero

1. s. m. Recipiente usado para contener la tinta de escribir.
2. Mancha negra de la cavidad de los dientes de las caballerías mediante la cual se puede conocer la edad del animal. neguilla
3. ARTES GRÁFICAS Depósito que en las máquinas de impresión recibe la tinta.
4. NÁUTICA Zoquete de madera usado en los barcos para conservar desleída la almagra con que se tapan las junturas de madera.
5. dejar o quedar una cosa en el tintero coloquial Olvidarla u omitirla creo que ya lo he dicho todo y que no me dejo nada en el tintero.

tintero

 
m. Vaso o frasco en que se pone la tinta de escribir.
Dejar una cosa en el tintero.fig. Olvidarla u omitirla.

tintero

(tin'teɾo)
sustantivo masculino
1. frasco usado para guardar tinta de escribir un tintero de vidrio
olvidar u omitir una cosa al hablar o escribir Dejé algunas ideas en el tintero al redactar el ensayo.
2. computadoras cartucho de tinta de una impresora Hay que cambiar el tintero de la impresora.
Sinónimos

tintero

sustantivo masculino
Traducciones

tintero

SM
1. (= recipiente) → inkpot, ink bottle (EEUU), inkwell
dejarse algo en el tintero (= olvidar) → to forget about sth; (= no mencionar) → to leave sth unsaid
no se deja nada en el tinteroshe leaves nothing unsaid
2. (LAm) (= plumas) → desk set, writing set
Ejemplos ?
Noche tirante reluce. Olalla muerta en el árbol. Tinteros de las ciudades vuelcan la tinta despacio. Negros maniquíes de sastre cubren la nieve del campo en largas filas que gimen su silencio mutilado.
Aquí Marramaquiz, desatinado, cual suele arremeter el jarameño toro feroz, de media luna armado, al caballero, con airado ceño (andaluz o extremeño: que la patria jamás pregunta el toro), y, por la franja del bordado de oro caparazón, meterle en la barriga dos palmos de madera de tinteros, acudiendo al socorro caballeros, a quien la sangre o la razón obliga, al caballo inocente, que pensaba, cuando le vio venir, que se burlaba, «¡Gallina Mizifuf!
Y don Bonifacio cerraba puertas y ventanas de la sala, y a obscuras empezaba a dar, hasta quedar rendido de fatiga, látigo sin misericordia. Los muchachos se escondían bajo las mesas, se echaban encima los tinteros, volcaban sillas y bancos y gritaban como energúmenos.
«Ovillos de hilo y agujas, para las niñas bonitas y las viejas brujas; tinteros de cuerno y plumas de ganso, para los que tienen genio manso; tijeritas y alfileres, para que corten y pinchen las mujeres; pañuelos de pallacate y de hilo, para sonarse hasta echar el quilo; medias, cintas y botones, para cabras y cabrones; frascos de agua de Colonia» para...
Con un pretexto u otro, Enrique llevaba el muchacho a la vidriera de la calle, para que le cotizara precio de ciertos artículos, y si no había gente en el despacho yo prontamente abría una vitrina y me llenaba los bolsillos de cajas de lápices, tinteros artísticos, y sólo una vez pudimos sangrar de su dinero a un cajón sin timbre de alarma, y otra vez en una armería llevamos un cartón con una docena de cortaplumas de acero dorado y cabo de nácar.
¿Levantéme yo a mayores con la cornamenta? ¿Encareciéronse por mi muerte los cabos de cuchillos y los tinteros? ¿Pues qué los ha movido a traerme por tablados?
Se dejaron a un lado los libros, sin guardarlos en los cajones, se volcaron los tinteros, los bancos quedaron patas arriba, y toda la escuela quedó en libertad una hora antes del tiempo usual.
Eso explica, lector, ese cuadro, verdadero campo de Agramante, que has visto al asomar al gran salón: por eso gimen unos, brincan otros, vocean todos, y se cruzan por el aire libros, plumas, almadreñas y tinteros.
A estos objetos se unieron los pequeños obeliscos, los tinteros y las fuentes que se ejecutaron sobre todo perforadas, otras piezas pertenecientes a vajillas tienen decoraciones añadidas de fruta, flores, mascarones o putti.
Las piezas de tipo popular que tanto éxito habían tenido en la etapa anterior no se perdieron y siguió la fabricación de las jarras Mambrús, y las figuras de macacos sentados, osos, perros, patos, palomas etc con los que se fabricaban también palilleros y salseras. Otras obras eran pequeñas pilas para el agua bendita, tinteros o centros de mesa.
Del arado a la pluma, un ensueño traído como si lo hiciera nuestro ancestro hoy, como la espiga y la simiente floreciendo del pasado, enfocándonos el futuro ardiente, pacífico y libre. Si la historia se escribe, que traigan los tinteros.
Tiene múltiples tareas que realizar: limpiar y ordenar los despachos, llenar de tinta los tinteros, hacer todo tipo de recados, etc.