tinterillo

(redireccionado de tinterillos)

tinterillo

1. s. m. despectivo Cagatintas, persona que trabaja en una oficina.
2. Amér. Picapleitos, abogado sin pleitos.

tinterillo

(tinte'ɾiʎo)
sustantivo masculino
persona que es empleada de una oficina el tinterillo del juzgado
Traducciones

tinterillo

SM
1. (= empleado) → penpusher, pencil pusher (EEUU), small-time clerk
2. (LAm) (= abogado) → shyster lawyer
Ejemplos ?
Ambos bandos gastaban luego en papel sellado, con gran provecho de tinterillos y escribanos, y los virreyes, como hemos dicho, terminaban por decretar en favor de las camaroneras.
Ya se estaban desgranando tinterillos delicaos, y los de en silla, montaos tamién se estaban sentando; sólo nos juimos quedando los güenos y parejitos, lanciadores probaditos y nada de entreveraos, otra bez ansí cuñaos nos juntamos los puritos.
¡Qué asco debe sentir en el fondo de su alma el amo de nuestras fuerzas eléctricas por los patrióticos tinterillos que defienden sus intereses en desmedro de los intereses del país!
BALIENTE Más a mi favor, canejo, pues ninguno se ha chumbiao. JULIÁN ¡Ah tinterillos sotretas todo se les va en plumiar, y al último pa peliar son como carne e paleta!
631.- Las autoridades de policía deben impedir la entrada a los tribunales de su jurisdicción a las personas que, por no tratarse de su propia defensa, pretendan proceder como tinterillos.
Reclamaron los cuzqueños y pelecharon tinterillos y abogados; pero los franciscanos de Arequipa dijeron gato el que posee, y no hubo forma de que entregasen la prenda a su legítimo dueño.
283.- Serán reprimidos con prisión de dos meses a un año y suspensión del ejercicio profesional por el mismo tiempo, los abogados que favorecieren la actuación de los tinterillos, autorizando con su firma los escritos de éstos.
Estos actos fueron aprovechados por tinterillos de una fracción local, quienes descendiendo a las más bajas maniobras intrigaron a elementos que les eran antagónicos y fueron remitidos a prisión, sin embargo, recobraron su libertad al comprobar su inocencia.
Los solicitadores, también llamados tinterillos, eran unos verdaderos sustitutos de los abogados en cualquiera de sus actividades.