tibio

(redireccionado de tibios)
También se encuentra en: Sinónimos.

tibio, a

(Del lat. tepidus.)
1. adj. Que no está ni frío ni caliente el agua del baño ha de estar tibia. templado
2. Que es poco afectuoso o apasionado. indiferente
3. ponerse una persona tibia coloquial 1. Darse un hartazgo, de comida o de bebida: pilló el ponche y se puso tibio.2. Mancharse o ensuciarse mucho: el niño se ha puesto tibio jugando con el barro.
4. poner tibia a una persona coloquial Insultarla o hablar muy de ella en cuanto se fue, la pusieron tibia. poner verde a una persona

tibio, -bia

 
adj. Templado, entre caliente y frío.
fig.Flojo, descuidado, poco fervoroso.

tibio, -bia

('tiβjo, -βja)
abreviación
1. que no está frío ni caliente La sopa está tibia.
2. persona que se comporta de manera indiferente Nuestro jefe es una persona tibia y no sabe tomar decisiones a tiempo.
Sinónimos

tibio

, tibia
adjetivo
2 indiferente, apático, insensible, desapasionado, frío.
Se aplican a las personas, así como a sus comportamientos, actitudes, ideas, etc.

tibio:

indiferentetemplado,
Traducciones

tibio

lauwarm

tibio

tiède

tibio

tiepido

tibio

vlažný

tibio

lunken

tibio

haalea

tibio

mlak

tibio

なまぬるい

tibio

미지근한

tibio

lauw

tibio

lunken

tibio

letni

tibio

morno

tibio

ljummen

tibio

อุ่น

tibio

ılık

tibio

âm ấm

tibio

ADJ
1. [comida, líquido] → lukewarm, tepid
2. [creencia] → half-hearted; [persona] → lukewarm; [recibimiento] → cool, unenthusiastic
estar tibio con algnto be cool to sb, behave distantly towards sb
poner tibio a algn (= insultar) → to hurl abuse at sb, give sb a verbal battering; (por detrás) → to say dreadful things about sb
3. (CAm, Caribe) (= enfadado) → cross, angry

tibio-a

a. tepid, lukewarm.

tibio -bia

adj lukewarm, slightly warm
Ejemplos ?
Entretanto huían las horas, y bajo las arcadas de cal y ladrillo la máquina inmóvil dejaba reposar sus miembros de hierro en la penumbra de los vastos departamentos; los cables, como los tentáculos de un pulpo, surgían estremecientes del pique hondísimo y enroscaban en la bobina sus flexibles y viscosos brazos; la maza humana apretada y compacta palpitaba y gemía como una res desangrada y moribunda, y arriba, por sobre la campiña inmensa, el sol, traspuesto ya el meridiano, continuaba lanzando los haces centelleantes de sus rayos tibios y una calma y serenidad celestes se desprendían del cóncavo espejo del cielo, azul y diáfano, que no empañaba una nube.
33 Ya camina mi sol, dulces pastores, salid a verle; gozaréis sus rayos que están vertiendo aquí y allí mil flores a quien no perderán tibios desmayos.
Se portaría como hija, y aún más, porque las hijas no prestan cuidados tan íntimos, no ofrecen su calor juvenil, los tibios efluvios de su cuerpo; y en eso justamente creía don Fortunato encontrar algún remedio a la decrepitud.
Yo te bendigo: porque a par vienen contigo los misterios del placer. Tú traes en tus tibios rayos a esta baja tierra umbría, la religiosa armonía que se exhala por doquier.
DOÑA BERNARDA Yo os hiciera ese servicio, por pagar en lo que cobro y alentar melindres tibios, a ser menos rigurosa mi hermana, viuda de vidrio tan delgado, que se quiebra a un tris y nos hunde a gritos.
Arrancado el velo tras el que se escondían, aparecieron los tibios y pusilánimes, los que juegan con la muerte por ganancias, los que ven en la sangre ajena una escalera, los que matan porque al matador aplauden y solapan.
Si, por desgracia, en nuestra acerba y descreída era están tibios y aminorados los dos primeros, no lo está por suerte el último, que permanece en el siglo como una cruz en la cúspide de un edificio que van invadiendo, al menos al exterior, las frías aguas del indiferentismo.
Amores niños… viejos se harán. Y al mirar los rincones desflorados de hastío donde tibios fogones se murieron de frío. Dónde están tus amores con promesas tejidos… se asfixiaron sus flores… se han deshecho sus nidos.
El 11, entre la opulencia de la primavera andaluza, llena de luz, flores, aires tibios, arroyos murmuradores y poesía, Córdoba sonrió, y le diste a Góngora (1561).
Allí descansan en nidos de tibios terciopelos las esmeraldas y los diamantes; allí reposa la ociosidad y sueña la lujuria, acariciadas por el hilo de Holanda y las sedas de Oriente y los encajes de Inglaterra; allí se ocultan las delicias y los tesoros todos del mundo.
Del líquido seno la luna su pálida frente allá en occidente comienza a elevar. No hay nube que vele importuna sus tibios reflejos, que miro de lejos mecerse en espejos del trémulo mar.
En la felicidad de estar casado con una planchadora y decirle: -Nena, dame quince guitas para un paquete de cigarrillos. Han venido días tibios.