tetrástilo

tetrástilo, a

(Del gr. tettares, cuatro + stylos, columna.)
adj. ARQUITECTURA Se refiere a la construcción que tiene cuatro columnas de frente, o que está precedida por ellas templo tetrástilo; pórtico tetrástilo.
Ejemplos ?
Para la época del edificio, el estilo neoclásico puede parecer tardío, pero posee la tipología de templo clásico tetrástilo de orden compuesto, el cual está bien ejecutado.
El piso bajo del cuerpo central, concebido como arco de triunfo con dos pares de columnas dóricas gigantes a los lados que apearían un potente entablamento dórico, cobijaría la puerta principal, adintelada y con guardapolvo; sobre este arco del triunfo se encontraría el segundo cuerpo, concebido a manera de un templo tetrástilo, aunque con el manierismo de sustituir las columnas por pilastras, que irían a plomo sobre las columnas del arco del triunfo del piso inferior.
El santuario fue abandonado tras su destrucción en: se construyó un nuevo templo de Dione una decena de metros al sur (número 12 del plano). Se trataba de un pequeño templo próstilo tetrástilo jónico, que constaba de un pronaos y de una cella.
Las habitaciones de la terraza inferior se articulan a partir de un atrio tetrástilo de 6,90 por 7,10 metros pavimentado con un mosaico en blanco/negro decorado por una composición de octógonos secantes y adyacentes que en su intersección dan lugar a hexágonos.
Era un pequeño templo tetrástilo dórico — el único del santuario — que fue destruido en, más tarde reconstruido con los materiales saqueados en Termo.
A pesar de las malas condiciones en que se encontraron los restos del edificio (cimientos, fragmentos de muros, cornisas, ladrillos de terracota, etc.) fue posible proponer una reconstrucción: El aspecto general es el del domus con atrio a cuatro columnas (tetrástilo) pero privada de estancias y habitaciones.
La monumental fachada de los pies es una de las mejor resueltas en la arquitectura aragonesa del momento, a base de un frontispicio tetrástilo de pilastras sobre alto basamento y cerrado en frontón, con ático sobrepuesto y dos torres laterales, de las que en el siglo XVIII sólo se acabó la derecha, y en cuya terminación, intervino Matías Sanz, el hijo de Agustín.
También Pausanias evoca este triunfo y describe la inscripción de la ofrenda de los escudos macedonios al Zeus de Dodona: Después del desmantelamiento sistemático de la Hiéra Oikia por la Liga Etolia en, los macedonios reconstruyeron el santuario a una escala más grandiosa: el templo, tetrástilo de orden jónico, era un edificio tripartito (pronao, naos y ádyton).
El retablo mayor, tetrástilo, de cuatro espiras las columnas del primer cuerpo y con una hornacina de medio punto en el ático, está presidido por la Virgen de Belén, talla romántica del siglo XIII, sedente en su origen pero reformada en el siglo XVI.
Al noreste se alzaba el primer templo de Dione (número 13 del plano): un pequeño edificio dotado de un pronaos tetrástilo jónico, que albergaba las estatua de la diosa en la parte trasera de la cella.
En el inicio de la década de 1940 el arquitecto Cesar de la Torre Trassierra realizó modificaciones importantes en la fisonomía del edificio; cambia el acceso desde la calle Tetuán a un pórtico tetrástilo abierto a la plaza del Carmen y se abre con el nombre de Teatro de Madrid o Teatro Madrid.
A pesar de su longitud, la fachada evita la monotonía dividiéndose visualmente en cinco cuerpos. El cuerpo central tetrástilo (con cuatro columnas) recuerda a la fachada sur del Palacio Real de La Granja.