tetera


También se encuentra en: Sinónimos.

tetera

1. s. f. Recipiente de formas y materias diversas, usado para preparar y servir el té.
2. Amér. Central, P. Rico Tetilla del biberón.

tetera

 
f. Vasija para preparar y servir el té.

tetera

(te'teɾa)
sustantivo femenino
1. recipiente en que se prepara y sirve té una tetera de plata
2. recipiente con vertedero para hacer hervir agua poner la tetera al fuego
Traducciones

tetera

teapot, kettle, tea‐pot, teakettle

tetera

Teekanne

tetera

théière

tetera

teiera

tetera

čajová konvice

tetera

tekande

tetera

teepannu

tetera

čajnik

tetera

ティーポット

tetera

티포트

tetera

theepot

tetera

tekanne

tetera

imbryczek

tetera

bule, chaleira

tetera

tekanna

tetera

กาน้ำชา

tetera

ấm pha trà

tetera

茶壶

tetera

1 SF (para té) → teapot; (= recipiente grande) → tea urn
tetera eléctricaelectric kettle

tetera

2 SF (Méx) (= biberón) → feeding bottle; (= vasija) vessel with a spout

tetera

, teto
f., m. pacifier; nipple of a nursing bottle.
Ejemplos ?
Y mirando a mistress Crupp a la cara le dijo: -No se tome el trabajo de esperar, señora. -¿Quiere usted que ponga un poco más de té en la tetera, señora?
La habitación estaba alumbrada por la luz tranquila de la vela, y un buen fuego ardía en la chimenea, donde la tetera silbaba su débil motivo.
Si la bandeja se hubiese escurrido habría arrastrado en su caída gran cantidad de tazas, platillos, y una tetera que estaban agrupados su alrededor.
Después los muchachos van a tomar el té en la Mansión Creighton-Ward. Cuando Scott contesta el mensaje de Jeff en la tetera, Brains sugiere que él debe ir y debe ver a Korda.
El té se elabora en una doble tetera en la que se hallan dos recipientes apilados el de arriba es la tetera para hacer el té y el recipiente inferior sirve para hervir el agua.
Atracción para todas las edades. Consta de varias tazas que giran sobre sí mismas a la vez que orbitan alrededor de una tetera china gigante.
-Estuviste durmiendo mientras yo y él discutíamos sobre si era un cuento o una historia. -¿Y dónde está el hada del saúco? -preguntó el niño. -En la tetera -replicó la mujer-, y puede seguir en ella. Regresar a
Cuando el calor fue suficiente, puso sobre los hierros la tetera con agua para el mate y yendo hacia la cama desenvolvió el paquete y colocó su contenido, una libra de hierba y otra de azúcar, en un extremo del banco donde ya estaba el pocillo de loza desportillado y la bombilla de lata.
Y mientras el agua pronta a hervir dejaba escapar el runrún que precede de la ebullición, la abuela con las manos cruzadas en el regazo seguía con la vista las tenues volutas de vapor que empezaban a escaparse por el curvo pico de la tetera.
Arriba, en la pequeña buhardilla, está, medio desnuda, una pequeña bailarina, que ora se sostiene sobre una pierna, ora sobre las dos, recorre con sus pies todo el mundo, pero es sólo una ilusión. Vierte agua de la tetera sobre un pedazo de tela que sostiene: es su corpiño, ¡la limpieza es una gran cosa!
Después, habiendo llegado ya a los trescientos, los dos se sentaban junto al fuego y no tardaban en quedarse dormidos. El fuego se iba convirtiendo en zenizas; la tetera estaba vacía; León seguía leyendo.
Cuando estaba fuera de casa se había mojado los pies, nadie sabía cómo, pues el tiempo era completamente seco. Su madre lo desnudó y acostó, y, pidiendo la tetera, se dispuso a prepararle una taza de té de saúco, pues esto calienta.