terruño

terruño

1. s. m. Masa compacta de tierra. terrón
2. Comarca o tierra, en especial en la que ha nacido una persona. patria
3. Tierra que se trabaja y de la que se vive.
4. Terreno, espacio de tierra. parcela

terruño

 
m. Masa pequeña de tierra.
Comarca o tierra, esp. el país natal.
Terreno, esp. hablando de su calidad.

terruño

(te'ruɲo)
sustantivo masculino
1. tierra o país del que proviene una persona volver al terruño
2. terreno de labor del que vive una persona trabajar el terruño
Traducciones

terruño

Terroir

terruño

terroir

terruño

terroir

terruño

Terroir

terruño

Terroir

terruño

terroir

terruño

terroir

terruño

terroir

terruño

terroir

terruño

טרואר

terruño

Terroir

terruño

SM
1. (= parcela de tierra) → plot, piece of ground; (= tierra nativa) → native soil, home (ground)
apego al terruñoattachment to one's native soil
2. (= terrón) → lump, clod
Ejemplos ?
Los pobladores de Machala, como los de todas las poblaciones invadidas, prefirieron abandonar su terruño a ser sometidos a la bota invasora que incendió, saqueó, masacró, desoló nuestros campos y ciudades, y así, abandonando sus hogares i querencias, después de doloroso éxodo, recorrieron la República en busca de abrigo i trabajo, hasta Febrero de 1.942, que se reinició la reocupación de la Provincia, luego del infamante Dictado de Río de Janeiro, que es nulo por haber sido impuesto por la fuerza de las armas cuando nuestro País estaba invadido por el enemigo y que el Ecuador se vio obligado a suscribir en aras de un mal entendido Panamericanismo, pero que ya es hora de que se repare esa injusticia.
Al contrario, la colaboración de cuantos amamos nuestro terruño, hará que la recopilación de datos e informaciones sea después más exitosa al servicio de la verdad y nuestro amado suelo.
Hombres de Emilia y los del agro romano, ligures, hijos de la tierra del milagro partenopeo, hijos todos de Italia, sacra a las gentes, familia que sois descendientes de quienes vieron errantes a los olímpicos dioses de los antaños, amadores de danzas gozosas y flores purpúreas y del divino don de la sangre del vino; hallasteis un nuevo hechizo, hallasteis otras estrellas, encontrasteis prados en donde se siembra, espiga y barbecha, se canta en la fiesta del grano y hay un gran sol soberano, como el de Italia y de Jonia que en oro el terruño convierte: el enemigo de la muerte sus urnas vitales vierte en el seno de la colonia.
La nación, como categoría histórica transitoria, es lo que más impide que se depure, espiritualice y cristianice el sentimiento patriótico, desligándose de las cadenas del terruño, y dando lugar al sentimiento de la patria espiritual.
Poseía esa alma recia e inmodificable del llanero, para quien nada hay como su tierra natal, y aunque nunca pensó en regresar al Arauca, tampoco se había decidido a romper el vínculo que la unía al terruño.
Su cuerpo achaparrado, duro, lleno de ángulos y nudosidades asemejábale a una encina añosa, dotada por un capricho de la Naturaleza de la facultad de trasladarse; su rostro curtido por la intemperie, era del color de la tierra labrada; no parecía sino que un solo arado había hecho los surcos de la una y las arrugas del otro; como crece entre los surcos la cizaña, desigual, revuelta y salpicándolo a trechos, crecía la barba en la cara rugosa del viejo labrador; hasta su cabeza puntiaguda, coronada de cabellos blancos, recordaba los picos inaccesibles que se erguían sobre la montaña, cubiertos de nieves perpetuas. El tío Roque era un pedazo de terruño; las raíces de su vida arrancaban de él.
¡Héroes de la guerra gaucha, lanceros, infantes, soldados todos, héroes mil consagrados, centauros de fábula cierta, sacrificados del terruño, granaderos el rayo al puño, locos de gloria, despierta al sol la mente!
Después de firmada el acta de devolución de la Provincia, regresaba un pueblo a reasumir el terruño de sus mayores, a apartar las ruinas y a luchar en un campo sin cultivos ni rezagos de dignidad.
Era una obra de romanos, en la que la colectividad órense debía poner a prueba sus energías y su amor al terruño; su perseverancia y afecto, la aplicación de todos sus poderes y medios posibles, para conducir a la provincia al estado de florecimiento y riqueza que había tenido antes de ser invadida.
Sus nombres que están en el corazón del pueblo zarumeño son: Ambrosio Maldonado, Bonifacio Reyes y Gálvez, Antonio Barzallo, José María Gálvez y José Guzmán y Román; quienes portando por bandera el ideal sublime, con la conciencia nutrida de vigor cívico y el corazón anhiesto de patriotismo, dieron el grito emancipador, destacando así su altivez y amor al terruño.
Esta es una verdad vivida i viviente que no se podrá refutar." "Esta disgresión que aspiro se la entienda con sentido cordial i sereno, la he consignado en la seguridad que el valioso escritor Chávez González, la aprecie como una contribución a la verdad histórica." "Resumiendo lo anteriormente dicho, volvemos a opinar que es incierta toda especulación al rededor de la Toponimia de Máchala i que, si me ha movido el deseo de tratar de ella ha sido, como decía al comienzo, para formar idea en la niñez sobre el nombre de su terruño." ASIENTO Virgilio J.
El hacha se hincó profundamente en su corazón; el árbol se derrumbó con un suspiro, experimentando un dolor y un desmayo que no lo dejaron pensar en la soñada felicidad. Ahora sentía tener que alejarse del lugar de su nacimiento, tener que abandonar el terruño donde había crecido.