terrón

(redireccionado de terrones)
También se encuentra en: Sinónimos.

terrón

1. s. m. Masa pequeña y suelta de tierra compacta. tormo
2. Masa pequeña y suelta de una sustancia en polvo o granulosa compra el azúcar en terrones.
3. Sustancia residual prensada que queda en los capachos de los molinos de aceite después de exprimida la aceituna.
4. s. m. pl. Hacienda rústica con viñas o tierras de labor.
5. a rapa terrón loc. adv. AGRICULTURA A ras de tierra, a raíz segaron las matas a rapa terrón.

terrón

 
m. Masa pequeña de tierra u otras sustancias.
Orujo que queda en el capacho después de exprimida la aceituna.
pl. Hacienda rústica, tierras labrantías.

terrón

(te'ron)
sustantivo masculino
masa pequeña de una materia que suele encontrarse en estado de pequeñas partículas Antes el azúcar se vendía en terrones con forma de pequeños cubos.
Sinónimos

terrón

sustantivo masculino
Traducciones

terrón

lump, cube, clod

terrón

Kloß

terrón

boule

terrón

SM
1. [de tierra] → clod, lump
2. [de azúcar] → lump
azúcar en terróneslump sugar
3. (= terreno) → field, patch (of land)
destripar terronesto work the land
Ejemplos ?
Rafael Espeleta, Antonio Gutiérrez, Dr. Fernando Gómez Palacio, Alberto Terrones B., Jesús de la Torre.-Diputados por el Edo. de Guanajuato: Gral.
¡En seguida!... ¡Apartarse de sus terrones, no saludarlos a todas horas! ¡Cómo iba a intentarlo si los quería tanto; si, en verano, al irse acostar, dejaba la ventana abierta para recoger todos los rumores de la noche, y no cerraba en tiempo alguno las maderas para no desperdiciar ningún rayo de sol, ninguno; ni siquiera el que se bosquejaba en el horizonte al amanecer, sin alumbrar casi, como el parpadeo de unos ojos que se despiertan!
¡Me hicieron pasar mucho! Peleaba con ellos desde l'amanecere. A fe, más quiero arrancar terrones. Había un chiquillo de siete años que era el pecado.
«Ahí, en Penamoura, cuentan que enterraron los moros un tesoro muy grandísimo», había pensado el viejo; y este pensar le refrescó el otro, origen principal de sus terrones; el «secreto», la arquilla repleta de ricas onzas portuguesas y castellanas que, ayudado por él, Carmelo, había ocultado el señor de Valdelor en el escondrijo que únicamente los dos conocían...
Y el hombre de la yunta entre el sonar de las esquilas y el cántico de la vieja endecha, avanza rasgando el predio, y con la esteva mata las hierbas malas, y destruye los terrones hostiles, y dispone para obra venidera caudal inagotable de energías y riquezas.
Hacia el frente, veíanse la tapera hecha terrones; la zanja con el cicutal aplastado por el peso de los cuerpos muertos; y allá en el fondo, donde se manearon los caballos, un montón deforme en que solo se descubrían cabezas, brazos y piernas de hombres y matalotes en lúgubre entrevero.
Allí, ora distraído en la persecución de un insecto que huye, se esconde y torna a aparecer, ora revolviendo con el pico la tierra húmeda, entre cuyos terrones aparece de cuando en cuando una apetitosa simiente, dejo transcurrir todo el espacio de tiempo que media entre el alba y la tarde.
Empujó la puerta del pasillo, y en medio de la cocina, entre las tinajas oscuras llenas de grosellas desgranadas, de azúcar en terrones, balanzas sobre la mesa, barreños al fuego, vio a todos los Homais, grandes y pequeños, con delantales que les llegaban a la barbilla y con sendos tenedores en la mano.
Cueva más que choza, se conocía que había sido, por lo miserable de las pocas ruinas esparcidas por el suelo: algunos adobes crudos, unos cuantos puñados de paja embarrada, pedazos podridos de caña de Castilla y un montoncito de terrones de barro endurecidos, donde había sido la pared principal.
Se refería al Sol, que en aquel momento se ponía. -¡No me hará parpadear! Todavía aguanto firmes mis terrones. Le servían de ojos dos pedazos triangulares de teja.
Y como la vieja se lanzase fuera del excave para replicar furiosa, se oyó un estrépito sordo, apagado; se alzó una nube de polvo rojo, y en seguida, un silencio siniestro, interrumpido por el rodar de los últimos terrones que caían de lo alto.
-No es preciso, para que honres a tu padre, tanto lustre; que ha vivido entre terrones, y tiene sobrado, junto a sus hijos, para ser feliz de veras, con pan, descanso y cariño.