terrible

(redireccionado de terribles)
También se encuentra en: Sinónimos.

terrible

(Del lat. terribilis.)
1. adj. Que causa terror o un miedo muy intenso el aspecto terrible del castillo me impedía acercarme a él. temible
2. Que es difícil de tolerar por ser muy intenso hace un calor terrible; tengo una sed terrible. atroz moderado
3. Que tiene un carácter rebelde o violento nadie lo aguanta porque es un hombre terrible. horrible amable
4. Que es muy malo o detestable su última película es terrible . horroroso
5. Que es muy travieso es un niño terrible, no me hace ni caso. imposible

terrible

 
adj. Que causa terror.
Áspero y duro de genio o condición.
Atroz.

terrible

(te'riβle)
abreviación
1. que provoca una sensación intensa de miedo y terror Hubo un accidente terrible en la autopista.
2. moderado que tiene gran tamaño o intensidad Una pena terrible invadía su corazón.
Sinónimos

terrible

adjetivo
3 desmesurado, desmedido, enorme, atroz.
Con esta acepción se usa con valor hiperbólico: hace un calor terrible.
Traducciones

terrible

terrible

terrible

terrível

terrible

الرهيب

terrible

可怕

terrible

可怕

terrible

hrozný

terrible

נורא

terrible

ADJterrible, awful

terrible

a. terrible.
Ejemplos ?
las ocho ae la mañana siguiente, que, por la misericordia de Dios, no ofreció ya señales de barricadas ni de tumulto (misericordia que había de durar hasta el 17 de mayo de aquel mismo año, en que ocurrieron las terribles escenas de la Plaza Mayor) hallábase el doctor Sánchez en casa de la llamada Condesa de Santurce poniendo el aparato definitivo en la pierna del Capitán Veneno.
Una fuerza terriblemente poderosa se albergaba en su enorme cuerpo. Pues bien, cuantos nacieron de Gea y Urano, los hijos más terribles, estaban irritados con su padre desde siempre.
Horrendo incluso para los dioses inmortales, este prodigio. También se encuentran allí las terribles mansiones de la oscura Noche cubiertas por negruzcos nubarrones.
Continuaron los fuegos terribles de parte a parte hasta las 4 y 39, en cuyo espacio de tiempo una bala enemiga atravesó nuestro pabellón, en la batería del sur.
Habiendo cumplido de esta manera y en cuanto me ha sido dable, con la comisión que el Supremo Gobierno se dignó confiarme, durante los momentos terribles del combate, réstame solo, como lo hago por comunicación separada manifestar a U.S.
Allí tienen su casa los hijos de la oscura Noche, Hipnos y Tánato, terribles dioses; nunca el radiante Helios les alumbra con sus rayos al subir al cielo ni al bajar del cielo.
La danza que acabas de ver era la danza del violín; la que ahora estamos bailando es la danza de los buenos salvajes y aunque parezca que nos estamos divirtiendo, en el fondo sentimos mucho desasosiego pensando en contar con el tiempo suficiente para escondernos de los terribles y monstruosos vampiros humanos que salen de sus cuevas cuando nuestro verdecino rey se encierra en su hermética cortina de acero inoxidable que le proporciona la noche.
Con todos sus terribles defectos, señores, habían, hasta no hace mucho, los partidos políticos, los partidos parlamentarios, subsistido como inmersos en la fluencia general de la vida española; nunca había faltado por completo una actividad de osmosis y endósmosis entre la España parlamentaria y la España no parlamentaria, entre los organismos siempre un poco artificiales de los partidos y el organismo espontáneo, difuso, envolvente, de la nación.
Y yo os digo que de esa galería oscura de años inertes, de años trágicos, porque la inercia puede tomar en ocasiones el vuelo de una trágica condición, de aquel movimiento de generales que van y vienen y se suceden, de Comisiones que se reúnen y se desunen sin haber resuelto nada, de temas que se suscitan y a los cuales no piensa nadie dar cima ni llegar a la fórmula más elemental de su solución, de todo ese fondo no os quedarán, sin embargo, como lo más característico, flotando en la memoria, grandes crímenes constitucionales, ni, tal vez, demasiado grandes y súbitos descubrimientos de defraudaciones al Erario; pero lo que sí emana de todos esos años oscuros y terribles es una omnímoda, horrible, densísima incompetencia.
Lo cierto es que aquellos que sí pueden provocar situaciones terribles de conflictividad, tragedias, terrorismo internacional, no están por supuesto ni estarán nunca sentados en estos sillones y por lo tanto ese Consejo de Seguridad ha perdido funcionalidad porque no se compadece con el escenario, con el mundo y con los peligros que este mundo encierra.
Quise nadar hacia alguna de las orillas, pero la potencia fluvial no me permitía desplazarme con soltura y me arrastraba sin piedad. Hacía esfuerzos desesperados por no hundirme; unas ansias terribles me ahogaban.
Habiéndose inclinado hacia atrás, hirió cerca del cuello el pecho del águila, obligando a ésta a soltarla a causa de la violencia del dolor, y dejándola caer en medio de los soldados, voló, por el espacio, a placer de los vientos, dando terribles quejidos.» Estos, te diría, y otros semejantes, son los pasajes cuyo examen y juicio pertenecen al adivino.