terra sigilata

terra sigilata

 
f. arqueol. Cerámica romana que se difundió en la época del Imperio y se fabricaba en Arezzo y otras zonas de Italia, en la Galia y en ciertas regiones de Hispania. Era de color rojizo o anaranjado, decorada en relieve y con un barniz brillante.
Ejemplos ?
Durante el periodo romano, la Nájera actual forma parte de Tritium Magallum (Tricio), localidad situada a dos kilómetros, en cuya proximidad se han encontrado abundantes alfares y restos de Terra sigilata.
La base parece ser un castellum aquae o aljibe, romano y en las proximidades se ha encontrado cerámica tipo terra sigilata hispánica, sillares y ladrillos, restos propios de una villae romana..
En sus alrededores se han encontrado restos de Terra Sigilata que permiten remontar la existencia de población estable a la época romana.
Villa de señorío hasta el año 1943, presenta la existencia de las "villae" romanas de las cuales apenas quedan vestigios, algunos trozos de columnas y capiteles se encuentran frente a las piscinas municipales, "dolium" para el almacenamiento de grano o aceite y fragmentos de cerámica "terra sigilata" de los siglos II al IV d.c.
Villangómez es la capital del municipio, que cuenta además con la localidad de Villafuertes y los despoblados de: Basconcillos; Coordenadas: 42°11'46"N 3°47'35"W Quintanilleja; Coordenadas: 42°11'23"N 3°44'30"W Villangómez es una localidad antigua que existía ya en la época romana, ya que se conservan pequeñas muestras de "terra sigilata", encontradas en La Mota, altozano que domina el pueblo, y que responden a su proximidad con la calzada romana que unía Clunia con Cantabria.
C.): monedas, cerámicas, etc. Época Romana (Siglos III al I de la época actual): cerámicas de la denominada Terra Sigilata, vidrio, monedas, ánforas, etc.
Aquí se han recogido los más variados testimonios arqueológicos, desde puntas raederas musterienses a objetos de la industria visigoda, pasando por cerámica céltica, celtibérica, " terra sigilata ", cerámica hispano-romana, así como el bronce y vidrio de esta época.
Las huellas de la presencia romana en Sopelana se encontraron principalmente en el entorno de la iglesia de San Pedro, donde se localizaron diversos materiales cerámicos. Cerca del acantilado de la playa Atxabiribil se descubrió un fragmento de terra sigilata, posiblemente del siglo III d.C.
Durante la época romana nos encontramos con el Alfar de Terra Sigilata, localizado en la finca hoy llamada "EL Endrinal", y que por su extraordinaria arcilla, es excelente para la confección de arcilla de buena calidad.
Localidades Limítrofes En el camino de Játiva se han encontrado restos de vasijas de terra sigilata, y en el paraje del Carasol o la Redonda existen vestigios de una villa romana.
A la ocupación romana corresponden fragmentos de terra sigilata, abundantes monedas republicanas y altoimperiales y una colección de inscripciones y estelas, recuperadas sobre todo en la excavación de 1891 y en las que aparece onomástica tanto romana como indígena.
De su pasado histórico dan fe varios asentamientos ibero-romanos localizados en su término, en los que afloran numerosos fragmentos de terra sigilata, junto a otras piezas cerámicas más toscas y varios molinos de mano.