terrífico

terrífico, a

(Del lat. terrificus.)
adj. Que causa terror o miedo muy intenso. terrorífico

terrífico, -ca

 
adj. Terrorífico.
Traducciones

terrífico

ADJterrifying
Ejemplos ?
Aún es tiempo, incauta virgen, aún es tiempo: el paso ten: no traspases todavía el terrífico dintel; ve lo que haces y no sea que, pesándote después, un vínculo indisoluble quieras en vano romper.
La costa estaba a nuestra vista, pero un mar irritado nos separaba de ella. Dominados por la idea del peligro, nuestras almas se hicieron insensibles al aspecto iracundo y terrífico de la naturaleza.
Habló de paz y de tiempo magnífico; forjó el elogio de las hermandades. No imaginaban que algo terrífico iba asomando su sed de crueldades.
Y sobre esa montaña única que alza su frente titánica, envuelta en su fría túnica como una visión satánica. Posa tu vuelo magnífico, y con acento despótico maldice y truena terrífico contra todo lo estrambótico.
Torrente prodigioso, calma, calla Tu trueno aterrador: disipa un tanto Las tinieblas que en torno te circundan; Déjame contemplar tu faz serena, Y de entusiasmo ardiente mi alma llena. Yo digno soy de contemplarte: siempre Lo común y mezquino desdeñando, Ansié por lo terrífico y sublime.
Y ansia devoradora De mecerte en las olas del océano Aumentará tu tedio, y será en vano, Aunque en dolor y rabia te despeña, Que el destino tirano Para siempre en tu suelo te asegura Cual fijo tronco o soterrada peña. Y entre tanto a tus ojos ¡que terrífico lienzo se despliega!
Atlético y saltarín, no tiene problemas en seguir al pequeño, aunque se detendrá para tener en cuenta el ancho del agujero que ambos vayan a saltar. Tiene una risa contagiosa y un terrífico sentido del humor.
Prisionero junto a algunos superhéroes supervivientes del mundo, Jaime es asesinado al final por los guardias de seguridad después de atacar a Mr. Terrífico como una distracción para los otros héroes para favorecer sus planes de escape durante la ceremonia de ejecución de Batman y el Joker.
Poco a poco y al paso de los años, la leyenda de La Llorona, rebautizada con otros nombres, según la región en donde se aseguraba que era vista, fue tomando otras nacionalidades y su presencia se detectó en el sur de nuestra insólita América en donde se asegura que todavía aparece fantasmal, enfundada en su traje vaporoso, lanzando al aire su terrífico alarido, vadeando ríos, cruzando arroyos, subiendo colinas y vagando por cimas y montañas.
Y era como si TLALOCTLI y sus TLALOQUES lloraran también porque la tierra se vestía ahora con faldas de verde jade, manchada con la sangre de sus hijitos; CHALCHIUTLICUE sanguinolenta. -¡Aaaaaaaay mis hijos!- era el terrífico grito que se escuchaba.
abierta vehemencia... soliloquio interno... Ya la noche se aproxima... terrífico parto de miedo... infierno de llamas oscuras... grito estentóreo de muerte...
-Bien podían en un día terrífico y funesto, en el día de la ira y de la justicia, quedar convertidos en pavesas el mundo y los siglos.