tercamente

tercamente

adv. Con terquedad.
Traducciones

tercamente

testardamente

tercamente

ADVstubbornly, obstinately
Ejemplos ?
A poco salió mi sobrino, que después de darme las gracias, se empeñó tercamente en hacerme admitir un billete para el baile de la señora H...Z.
Aceptarle equivalía a robarle la plata, y me negué; pero insistiendo él tercamente en su afirmación, terciaron el capitán Murrieta, que fue alférez de cosacos desmontados en el Callao; nuestro paisano Goytisolo, que es ahora capitán de la quinta; el teniente Silgado, que fue de húsares y sirve hoy en dragones; el padre Marieluz, que está de capellán de tropa, y otros oficiales, diciéndome todos: «Vamos, Comandante, gánese esas peluconas que le caen de las nubes».
Había una condición, que no es necesario mencionar, pues se sobreentiende generalmente en todos los casos en los que el diablo hace un favor; a ella se agregaban otras, en las que el hombre negro insistía tercamente, aunque fueran de menor importancia.
Por qué podían los peruanos ambicionarlas tan tercamente, y por qué la imposición de su diplomacia, para obligar al Ecuador a entregarlas.
En los cuales casi nunca se ha tomado en cuenta el proyecto milenario de la civilización que produjo el “México Profundo” nunca se ha podido consolidar, en parte por la corrupción de quienes tratan de implementar éstos proyectos; en parte por la corrupción de quienes se resisten tercamente a asumir como propios éstos proyectos.
Cuanto a vos (dije al otro), que la rechazáis tercamente, sin deteneros a juzgarla, os digo que tal vez es toda, ella pura verdad.
Confesando, en fin, que la fe ha de subordinarse a la ciencia, a menudo y abiertamente censuran a la Iglesia, porque tercamente se niega a someter y acomodar sus dogmas a las opiniones filosóficas; por lo tanto, desterrada con este fin la teología antigua, pretenden introducir otra nueva que obedezca a los delirios de los filósofos.
¡EI blancor de esos días tercamente lluviosos; las estatuas de mármol recién inauguradas; el estertor de la pechuga exangüe; el ruedo que la mar prende a su falda; la capa voladora del beduino y sus tiendas errantes, palomar del Sahara; los caminos ahogados en la arena; al fondo de los árboles, la pared de una casa; las tumbas escondidas en la noche; el cirio iluminando la mortaja; ¡yacente livor del esqueleto que el cincel del gusano cincelara; esas frases inéditas, alargadas de aes, con que los sordomudos desahogan su rabia; las gotas de azahar sobre las bodas, y en la Suprema hora de las ansias, en el instante de aflojar los brazos, aquel blanco en los ojos de la mujer cansada!
Y luego, qué gusto aquello de sentirse en la barba las trémulas manecitas, que tiraban tercamente de los pelos, y qué dulces estremecimientos se sentían al aca­riciar la cabezota peliblanca que latía por entre los huesos tiernos y mal unidos...
Recientemente, descubrió que su padre intenta vender su tienda y el terreno a una compañía japonesa en vez dejársela a él; cuando le pregunta por qué, Big Ben le confiesa que es porque su hijo "tercamente se niega a seguir su ejemplo" por adoptar un honesto trabajo ético en vez de una maniobra de usurpación.
Y que ha sobrevivido así, tercamente, a las sucesivas invasiones y asentamientos poblacionales de gentes foráneas que, no menos, a lo largo de milenios, con las sucesivas colonizaciones culturales llegadas de la mano de invasores, una tras otra fueron gradualmente aniquilando casi todos los arcaicos signos de identidad a todo lo largo y ancho del ámbito malagueño de sierras y costas.
El embalsamador encargado de preparar el cadáver de Catalina "encontró todos los órganos internos sanos y normales, con excepción del corazón, siendo muy negro y espantoso a la vista." El embalsamador, en realidad un abacero cuya especialidad era la cera, partió el corazón por la mitad y lo lavó varias veces, pero permaneció tercamente negro.