teofilantropía

teofilantropía

s. f. RELIGIÓN Secta deísta que tuvo cierta vigencia a fines del siglo xviii, que creía en un dios justo y poderoso, pero que rechazaba la necesidad de culto.

teofilantropía

 
f. Caridad, amor a Dios y a los hombres.
Sociedad francesa basada en la creencia en un Dios bueno y poderoso, pero sin culto.
Ejemplos ?
Está enterrado en el Cementerio del Père-Lachaise de París, en compañía de su hermano. Muy influido por los filósofos del siglo XVIII, fue uno de los fundadores del culto revolucionario de la Teofilantropía.
Estando aún en Francia, Paine formó la Iglesia de la Teofilantropía con otras cinco familias; esta religión civil sostenía como dogma central que el hombre debía adorar la sabiduría y benevolencia de Dios e imitar en lo posible dichos atributos divinos.
La teofilantropía permitiría reconciliar a hombres e Iglesias, puesto que toda discusión metafísica o teológica está proscrita. No tomados más que dos dogmas «socialmente útiles»: la existencia de Dios y la inmortalidad del alma.
La teofilantropía se practicaba bajo la forma de un culto familiar y de ceremonias públicas: «Fiestas religiosas y morales», en templos decorados de inscripciones morales y de un altar desposeído, evocaciones al «Padre de la Natura», exámenes de conciencia, himnos, lecturas etc...
La teofilantropía encontró la rápida adhesión de algunos políticos, como el empresario y economista Dupont de Nemours, el diputado en el Consejo de Ancianos Goupil de Préfelne o el pintor Jacques-Louis David.
Jean-Baptiste Chemin volvió entonces a la francmasonería (era venerable de la Logia de los Siete Escoceses reunidos en 1815, y miembro del Gran Oriente de Francia). Más tarde, el sacerdote y filósofo griego Theophilos Kairis fundó la «teosebia», inspirada de la teofilantropía francesa.
Al final del siglo XIX, Joseph Décembre, denominado Décembre-Alonnier (1831-1906) intentó revivir la teofilantropía (1882, fundación del Comité central teofilantrópico).
La teofilantropía se define como una religión «razonable», teniendo las ventajas de las religiones antiguas sin los inconvenientes, siendo una religión innata al Hombre, base de todos los cultos a la tierra.