tener miedo

Traducciones

tener miedo

to be afraid, dread, fear

tener miedo

fürchten, zagen

tener miedo

avere paura
Ejemplos ?
La elaboración de los poemas le costaba meses al escritor, y la Revolución francesa tenía en Italia cada vez más partidarios, por lo que debió tener miedo.
Pato muy astuto y con muy mala uva, intenta hacer que la araña se marche y que lo deje solo para poder jugar con Pocoyó y Elly. Al final, la pequeña araña se hace querer cuando les demuestra que no hay por qué tener miedo, que sólo quiere ser su amiga.
• Debe prepararse mentalmente para un suceso de extrema violencia y confusión. Es natural tener miedo, pero no se permita ceder al pánico.
Miren, óiganme, porque voy a hablar claro, para que no tengan miedo; les advierto desde ahora que no tienen que tener miedo de que le pase nada a nadie.
Todo lo que veo me lo hace sospechar y empiezo a tener miedo de la vida, de la vida a la cual estoy condenado dentro de tu cuerpo.
Los hombres ignoran que los verdaderos filósofos sólo laboran durante la vida para prepararse a la muerte; siendo así, sería ridículo que después de haber estado persiguiendo sin descanso este único fin comenzaran a retroceder y a tener miedo cuando la muerte se les presenta.
Concluyamos este punto con la graciosa invectiva de un político moderno, que hallándose en igual empeño de convencer que el libre comercio no exponía a una perjudicial y ruinosa extracción del numerario, dice: "Los sectarios del antiguo sistema mercantil, que sólo aprueban restricciones del trato humano, cuando afectan tener miedo al vacío del dinero, que creen consiguiente a la franca comunicación con los pueblos civilizados, se parecen a la secta de peripatéticos que afectaba tener igual miedo al vacío físico, perdiendo por este vano horror el conocimiento de las leyes de la naturaleza, y estorbando siglos enteros los progresos del espíritu humano.
Consistió el orgullo en no tener miedo de caer en la tentación y en atreverse a arrostrar los peligros, y consistió la caridad misericordiosa en admirarse del cambio repentino de aquella mujer pecadora, en compadecer el dolor agudo y tremendo que para la conversión la había apercibido, y en la irresistible simpatía de que se dejó vencer, yendo a tratar con ella de cosas del espíritu y a darle amistad pura y grato consuelo.
en realidad, no... no creo que “tener miedo” sea la palabra correcta para describir lo que pienso. Creo que necesitamos enfrentar este desafío.
La metodología también debe basarse en un enfoque creativo de la enseñanza, impulsando a los alumnos a aventurarse, a no tener miedo a fallar, a elegir y a descubrir nuevas posibilidades.
Tu madre, si le daba miedo hablar seriamente contigo, debería haber elegido entre sus parientes a alguien a quien hubieras escuchado. Pero no debió tener miedo.
A lo cual respondí: – Me ofendéis, padre. Un caballero no debe jamás tener miedo y menos aún si tiene el honor de ser capitán de la Guardia Valona.