tenebroso

(redireccionado de tenebrosos)
También se encuentra en: Sinónimos.

tenebroso, a

(Derivado del lat. tenebra, tiniebla.)
1. adj. Que está oscuro o en tinieblas no se veía nada en el tenebroso callejón. oscuro
2. Que produce miedo no quiero pasar cerca del tenebroso cementerio. tétrico
3. Que tiene intenciones ocultas y perversas sé que tienen un plan tenebroso. truculento
4. Que anuncia desgracia le espera un porvenir tenebroso . halagüeño

tenebroso, -sa

 
adj. Oscuro, cubierto de tinieblas.
fig.Oculto y malévolo.

tenebroso, -sa

(tene'βɾoso, -sa)
abreviación
1. lugar que es oscuro y está cubierto de tiniebla un castillo tenebroso
2. que es sombrío, está cargado de misterio y produce miedo Nos relató una historia tenebrosa.
3. que está oculto y anuncia una desgracia Tuvo una premonición tenebrosa.
Sinónimos

tenebroso

, tenebrosa
Traducciones

tenebroso

gloomy

tenebroso

tenebroso

tenebroso

tenebroso

tenebroso

ADJ
1. (= oscuro) → dark, gloomy
2. [perspectiva] → gloomy, black
3. (pey) [complot, pasado] → sinister
4. [estilo] → obscure
Ejemplos ?
¿Por qué no? Pintemos, pues, sobre los tenebrosos muros de nuestra cárcel las deliciosas avenidas de la libertad. Para ser dichosos basta un poquito de fe.
La sombra que sube por los cortinajes, para los hermosos oyentes pueriles, se puebla y se llena con los personajes de los tenebrosos cuentos infantiles.
Sois venerada así por las divinidades del Olimpo como por las del Tártaro. Vos comunicáis al universo su movimiento de rotación, al sol su luz, al mundo sus leyes y al Tártaro sus tenebrosos abismos.
Y para llevar a cabo sus tenebrosos proyectos no le detuvo nada, no retrocedió ante el ceño adusto de; halagó a sus lacayos con la perspectiva de honores abyectos; estimuló a sus brutales agentes, derramó el oro arrancado al pueblo y apuntó cínicamente el honor del pueblo americano en una partida de su libro de caja.
La aurora de este siglo Nació en los tenebrosos horizontes De un inmenso desierto.– Tribus errantes y salvajes montes, La barbarie doquier; y el fanatismo Fue ascendiendo, ascendiendo, Como un rayo de luz en un abismo, Y al bajar al ocaso, ¡Alumbran su camino Los millares de antorchas del progreso, Del pensamiento al resplandor divino!
Pero lo que yo vi, lo que yo palpé, fue a los quince años; lo que yo vi y palpé del mundo de las sombras y de los arcanos tenebrosos.
Estas máculas, mi querido Cebes, son una pesada envolvente terrestre y visible, y el alma cargada de este peso es arrastrada todavía por él hacia este mundo visible, por el temor que a ella le inspira el mundo invisible, o sea, el infierno, y va errante, como se dice, a los lugares de sepulturas, vagando alrededor de las tumbas, donde se han visto fantasmas tenebrosos, como son los espectros de estas almas, que no han salido del cuerpo purificadas del todo, sino conservando algo de esta materia visible que todavía las hace visibles.
Entre septiembre y noviembre del año mencionado, se desarrollaron en Chile acciones terroristas planeadas fuera de nuestras fronteras, en colusión con grupos fascistas internos, las que culminaron con el asesinato del Comandante en Jefe del Ejército, general René Schneider Chereau, hombre justo y gran soldado, y símbolo del constitucionalismo de las Fuerzas Armadas de Chile. En marzo del año en curso se revelaron los documentos que denuncian la relación entre esos tenebrosos propósitos y la ITT.
Ante sus ojos desfilaron imágenes caleidoscópicas y fantasmales que se diluían en el cuadro de un vasto abismo de insondable negrura, en donde giraban astros y mundos aún más tenebrosos.
10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere dulce á tu alma, 11 El consejo te guardará, Te preservará la inteligencia: 12 Para librarte del mal camino, De los hombres que hablan perversidades; 13 Que dejan las veredas derechas, Por andar en caminos tenebrosos; 14 Que se alegran haciendo mal, Que se huelgan en las perversidades del vicio; 15 Cuyas veredas son torcidas, Y torcidos sus caminos.
Porque si con razón parece creemos que también los santos antiguos que creyeron en Cristo antes que viniese al mundo estuvieron en los infiernos aunque en Parte remotísima de los tormentos de los impíos, hasta que los sacó y libró de aquella cárcel la preciosa sangre de Jesucristo y su bajada a aquellos tenebrosos lugares; sin duda en lo sucesivo los fieles buenos, redimidos ya por aquel precio que por ellos se derramó, de ningún modo saben qué cosa es infierno; hasta que, recobrando sus cuerpos, reciban los bienes que merecen.
Perdimos el poder, los tenebrosos se apoderaron de todos los reinos del mundo y con sus teorías desprovistas de toda espiritualidad y de todo sello de grandeza solar, nos han conducido por el camino del desastre hasta el pavoroso estado de crisis mundial en que nos encontramos.