tenebrario

tenebrario

s. m. RELIGIÓN Candelabro triangular muy alto, con quince velas, que se encendían en el oficio de tinieblas de la semana santa.

tenebrario

 
m. Candelabro triangular, con 15 velas, que se enciende en los oficios de tinieblas de la Semana Santa.
Ejemplos ?
La siniestra mano la veían los granujas en sus pesadillas: eran cinco garfios apartados y nudosos de pieza entera, que nunca se cerraban, que agarraban rígidos, sin apretar: algo así como la mano de palo que apaga las luces del tenebrario.
En el reloj terrible donde cada dolor marca su instante, el destino inflexible señalaba la cifra palpitante de aquella hora imposible; hora triste en que el íntimo santuario de mis sueños de gloria, vio su altar solitario, convertido su sol en tenebrario, y su culto en memoria...
Para celebrarse la iglesia queda a oscuras iluminada únicamente por un tenebrario, una especie de candelabro con trece velas colocadas en forma de triángulo.
De su pasado artístico hay que destacar la iglesia parroquial de San Andrés del S.XVII con una original torre-campanario en su exterior y sólidos contrafuertes que adornan su fachada principal.En su interior hay que destacar el magnífico retablo mayor del S.XVI adornado con bellas estatuas destacando la del patrón San Andrés Apóstol y 2 valiosos candelabros a cada lado del altar, un bonito tenebrario del S.XV y una preciosa pila bautismal románica y una imagen de San Antonio, ambas del S.XII, la iglesia es de una sola nave con coro y el resto de la iglesia esta también adornado con bellos altares y estatuas.
La tradición evolucionó del ramo natural a la estructura de madera anteriormente explicada, probablemente por influencia del tenebrario existente dentro de los templos parroquiales donde inicialmente se colocaban.
En la Semana Santa era nombrada su celebración de Las Tinieblas, que a pesar de la fecha tenían un carácter desenfadado: Mientras el cura y el sacristán cantaban el Miserere en latín, un monaguillo iba apagando las doce velas colocadas cerca del altar en un tenebrario triangular, y al apagar la última, la iglesia quedaba a oscuras, momento en que comenzaba un estruendo de carracas, matracas, palos y pataleos, y los mozos aprovechaban para clavar las faldas de las chicas en los bancos o cosas por el estilo, provocando el consiguiente jolgorio al volver la luz.
También destacan otras obras realizadas en alabastro, coral, bronce, forja y orfebrería, entre las que se pueden destacar un retablito de madera y alabastro renacentista con el tema de la Crucifixión; un descendimiento de alabastro inspirado en diseños flamencos manieristas; el relicario de Santa Cecilia, de madera de ébano con incrustaciones de bronce, originaria de Augsburgo y con influencia italiana; la Coronación de la Virgen, realizada en coral; la Sagrada Familia, italiana y realizada en cera; el tenebrario y hachero, de hierro repujado y dorado del maestro Bartolomé; así como cálices, copones, cruces procesionales, atriles, etc, realizados en oro o plata.
Y entre los demás hierros artísticos de la misma época y estilo están el candelabro de la catedral de Toledo y el de la de León otro que sirve de tenebrario en la catedral de Burgos un púlpito en la catedral de Ávila varias piezas de armadura y escudos en Madrid muchos otros muebles y utensilios En el último tercio del siglo XVI, la ferrería se resiente con la solidez del estilo herreriano de arquitectura.
Entre los elementos de grandes dimensiones destaca un candelabro de bronce (Tenebrario) de más de siete metros de altura y la Custodia del Corpus, de plata, que data del siglo XVI.
Esta estancia está adornada con pinturas con motivos de monjes de la congregación y un candelabro tenebrario (candelabro de forma triangular, con pie muy alto y con quince velas, el cual se enciende en los oficios de tinieblas de Semana Santa) barroco adornado con las armas de la orden de lso Jerónimos.
2.ª edición: Los Ogíjares, Dauro Ediciones, 2003. 3.ª edición: Granada, 2013. Tenebrario. Diputación Provincial de Badajoz, 2003.
En 1991 publicó Los días subterráneos, primer libro de relatos al que seguirán en este género La hélice entre los sargazos (1994), Nubes de piedra (1999), Granada, año 2039 y otros relatos (1999), Cuentos de otro mundo (1999, 2003 y 2013), Tenebrario (2003), El vuelo del pájaro elefante (2006), Los demonios del lugar (2007), Astrolabio (2007 y 2013), La máquina de languidecer (2009), Los líquenes del sueño.