Ejemplos ?
La tendencia liberal republicana Los más destacados representantes –no los únicos- de la tendencia liberal-republicana fueron Simón Bolívar (1783-1830) y sus principales colaboradores.
TERCERO: Vigotsky, quien entre los años veinte y treinta de nuestro siglo, proponía en la creciente Unión Soviética, puntos de vista que hacían girar las experimentaciones pavlovianas hacia un encuentro justificadamente materialista dialéctico acorde con la tendencia partidista del Estado enfatizaba, si no en el determinismo social e histórico, sí en la importancia de la influencia de la cultura y sus signos en el desarrollo del ser humano y de su conciencia.
Así, por ejemplo, actualmente en Chile, donde hay muchos vascos, hay una tendencia conservadora; en Buenos Aires hay más andaluces, predomina el populacho, hay una tendencia democrática más pronunciada que en Chile.
Asimismo surge una tendencia que se anticipa en la escena cultural e ideológica, moviéndose entre posiciones revolucionario-democráticas (José Martí), democrático liberales (Rodó), democrático nacionalistas (Ugarte), democrático conservadoras (Vasconcelos).
Si no viene una reforma voluntaria antes de 1819, la revolución se hubiera producido, de acuerdo a esa tendencia de organizar gobiernos constitucionales que existían en otros países europeos.
La invasión napoleónica de España y Portugal en 1808 contribuyó a articular orgánicamente en las colonias una tendencia reformista que reclamaba igualdad de derechos entre los peninsulares y los americanos.
Una sola modificación, y de forma puramente, puede advertirse en 1823 y 1824. Muda de rótulo la tendencia positivista. Los “abrasilerados” aparecen en sustitución de los que aconsejan arreglos con don Juan VI.
De manera más o menos explícita, el alcance de las medidas antifeudales y antiesclavistas ligadas al establecimiento del incipiente orden republicano, tuvo que ser considerado también hasta por los más acérrimos defensores del estatus quo social. A la hora de organizar los nuevos estados, la tendencia liberal moderada se orientó hacia las metas políticas.
“La política de Colombia, a la que ahora puede agregarse la fuerza del Perú, para la gente de aquí parece acusar una gran tendencia a un sistema militar dominante; como tal, este gobierno no se siente inclinado a contraer el compromiso de vincularse con ellos en forma que podría, en el futuro, autorizar una intervención en sus asuntos propios”.
Desde el primer párrafo del preámbulo, que declara que las Partes en ese Convenio “están determinadas a dar prioridad a su derecho de proteger la salud pública”, el CMCT OMS marca una tendencia mundial.
La libertad de enseñanza no tiene otras limitaciones que las impuestas por la moral, las buenas costumbres, el orden público y la seguridad nacional. La enseñanza reconocida oficialmente no podrá orientarse a propagar tendencia político partidista alguna.
Importa, empero, que esta tendencia de nuestro espíritu no se extravíe, y que cuando con el transcurso de los tiempos, llegue a formar un caudal abundante, conserve su color propio al universal.