templo


También se encuentra en: Sinónimos.

templo

(Del lat. templum.)
1. s. m. RELIGIÓN Edificio destinado al culto religioso los fieles acuden cada domingo al templo. santuario
2. ARQUITECTURA, HISTORIA Cualquier edificio monumental que en la antigüedad se dedicó al culto religioso y que en la actualidad forma parte del patrimonio cultural
3. Lugar real o imaginario donde se rinde culto a valores inmateriales como el saber o la justicia la biblioteca es el templo del saber . santuario
4. templo próstilo ARQUITECTURA El clásico que, además de las dos columnas conjuntas, tenía otras dos enfrente de las pilastras angulares.

templo

 
m. arq. Edificio destinado públicamente a un culto.
templo próstilo Entre los ant. el que solo tenía columnas en su ala frontal.
fig.Lugar real o imaginario en que se rinde culto al saber, la justicia, etc.

templo

('templo)
sustantivo masculino
1. religión edificio destinado al culto religioso un templo budista
2. lugar real o figurado donde reside algo venerable o donde se cultiva una ciencia o arte El cuerpo es el templo del alma.
Sinónimos

templo

sustantivo masculino
Traducciones

templo

temple

templo

Tempel

templo

chrám

templo

tempel

templo

ναός

templo

temppeli

templo

hram

templo

寺院

templo

신전

templo

tempel

templo

tempel

templo

templo

templo

храм

templo

tempel

templo

วัด

templo

tapınak

templo

đền

templo

庙宇

templo

Храм

templo

SM
1. (= edificio de culto) → temple
el templo de Apolothe Temple of Apollo
como un templo (= enorme) → huge, enormous; (= excelente) → first-rate, excellent
una verdad como un temploa glaring truth
2. (= iglesia) → church
templo metodistaMethodist church o chapel
templo protestanteProtestant church
Ejemplos ?
Y como el novio no podía, ¡qué había de poder, malpocadiño!, subir por su pie la escarpada cuesta que conduce al Plomo desde la carretera entre Cebre y Vilamorta, ni tampoco sostenerse a caballo, se discurrió que dos fornidos mocetones de Gondelle, hechos a cargar el enorme cestón de uvas en las vendimias, llevasen a don Fortunato a la silla de la reina hasta el templo.
En cambio se encontró con que en la nave principal del templo había un ataúd en el suelo, rodeado de toda la comunidad, que salmodiaba el Oficio de difuntos....
Cuando vio que la iglesia se encontraba casi llena y que la misa principiaba, atravesó el jardín con ritmo ágil, llegó hasta las puertas del templo y quitándose el anochecido sombrero, entró.
La tormenta había cesado, y la luna brillaba en el firmamento, enviando sus rayos de plata a través de las ventanas. En el centro del templo había un féretro abierto, con un difunto, esperando la hora de recibir sepultura.
La maldad que le dio con el soborno los magistrados, le persuadió con la ambición a perpetuar en sí el encargo que la ignorancia de los padres le prorrogó; y después le enriqueció el sacrilegio con el robo del templo de Saturno, menospreciando las advertencias religiosas de Metelo.
Cuando el místico se dio cuenta que cerraban el templo, se arrodilló apasio-nadamente, como en señal de gracias; persignóse con beatitud; enfático tornó a incorporarse y adoptó la postura de los sacrificados con las manos unidas en toda su extensión a la altura del pecho y después en forma de cruz.
Texto Pero convocado el Senado otro día después en el templo de la Tierra, como Antonio y Planco y Cicerón tratasen del olvido y concordia de todo lo que había pasado, no sólo decretaron que fuesen los homicidas absueltos, sino que los cónsules tratasen de honrarlos.
Basta una columna, un frontón, un relieve cubierto por el jaramago o la yerda silvestre, para adivinar el conjunto de un templo griego, ya sea el Partenón con todas sus tradiciones gloriosas, ya el augusto santuario de Júpiter, de aquel dios de cuya cabeza nacio Minerva, derramando la luz de la sabiduría en los cerebros humanos.
Pero Juan se volvió una vez más a contemplar la vieja iglesia donde recibiera de pequeño el santo bautismo, y a la que había asistido todos los domingos con su padre a los oficios divinos, cantando hermosas canciones; en lo alto del campanario vio, en una abertura, al duende del templo, de pie, con su pequeña gorra roja, y resguardándose el rostro con el brazo de los rayos del sol que le daban en los ojos.
Sin embargo, algunos hombres sabios y laboriosos han reedificado con sus escombros, el templo del saber americano, y enseñado, que aquellos denominados bárbaros habían llegado a un grado de cultura en nada inferior a la de los caldeos y egipcios.
Y dirigiendo una última mirada al lienzo que tanto le había sorprendido, salió del templo y se dirigió a Palacio, donde lo honraban SS.
A menudo el padre de los dioses en un templo fulgente revisándolos, cuando los anuales sacrificios llegaban en sus festivos días, contempló en tierra cien toros sucumbir.