tempestad

(redireccionado de tempestades)
También se encuentra en: Sinónimos.

tempestad

(Del lat. tempestas, -atis, clase de tiempo que hace.)
1. s. f. METEOROLOGÍA Fenómeno atmosférico que consiste en la perturbación del aire con nubes gruesas y oscuras, lluvia, granizo, truenos, rayos y relámpagos la tempestad provocó destrozos e inundaciones. temporal
2. Agitación violenta del agua del mar provocada por fuertes vientos y acompañada de grandes olas la tempestad hizo que el barco fuera a la deriva. marejada
3. coloquial Excitación violenta del ánimo de una o varias personas su enfado contenido provocó una tempestad en la reunión.
4. Manifestación ruidosa ante algún acontecimiento la actriz recibió una tempestad de aplausos. aluvión
5. levantar tempestades coloquial Producir disturbios, desórdenes, o cualquier tipo de exaltación sus manifestaciones levantarán tempestades entre la oposición.

tempestad

 
f. meteor. Fuerte perturbación de la atmósfera acompañada de lluvia, nieve o granizo, viento huracanado y frecuentemente rayos y relámpagos.
fig.Conjunto de palabras ásperas o injuriosas dichas con gran enojo.

tempestad

(tempes'tað)
sustantivo femenino
1. fenómeno climático caracterizado por fuertes vientos y lluvia Se desató una temible tempestad.
2. fenómeno climático caracterizado por fuertes vientos que agitan las aguas del mar La tempestad hundió un buque.
3. agitación violenta del ánimo que produce una desgracia Sentimientos encontrados le causaron una tempestad emocional.
4. manifestación violenta de indignación Se oía venir de la plaza una tempestad de voces de descontento.
Sinónimos

tempestad

sustantivo femenino
temporal, tormenta*, borrasca, tronada. calma, tranquilidad.
Se utiliza tronada cuando la tempestad es de truenos.
Traducciones

tempestad

storm

tempestad

orage, tempête

tempestad

burrasca, tempesta

tempestad

tempestade

tempestad

العاصفة

tempestad

סערה

tempestad

tempestad

SFstorm
levantar una tempestad de protestasto raise a storm of protest
el libro ha cosechado una tempestad de críticasthe book has provoked a storm of criticism
"La Tempestad" de ShakespeareShakespeare's "Tempest"
tempestad de arenasandstorm
tempestad de nievesnowstorm
tempestad de polvodust storm
Ejemplos ?
porque sí con una sonrisa sospechosa, le hubieran aclamado entre tempestades de alaridos, como cuando evoca Ruiz Zorrilla las indignidades de la reacción.
uge el mar, se encrespa y se agiganta; la luna, ave de luz, prepara el vuelo y en el momento en que la faz levanta, da un beso al mar, y se remonta al cielo. Y aquel monstruo indomable, que respira tempestades, y sube y baja y crece, al sentir aquel ósculo, suspira...
Si una y otra de estas vías son imposibles, se escogerá entre todos los razonamientos humanos el mejor y más consistente, abandonándose a él como a una navecilla para cruzar así a través de las tempestades de esta vida, a menos que se pueda encontrar para este viaje una embarcación más solida, alguna razón inquebrantable, que nos ponga fuera de peligro.
7.° En las inundaciones, terremotos, huracanes, temblores de tierra y tempestades, deberá la Guardia Civil proceder con igual celo, para prestar los auxilios que quedan prevenidos para los incendios, cuidando de recoger los efectos que arrastren las aguas para presentarlos a la autoridad del pueblo más inmediato, por cuyo conducto los recogerán sus dueños.
El uno, robusto, paciente, endurecido por la fatiga, trabajaba de sol a sol, luchando con los rigores de la Naturaleza, la extremada sequedad o las mortales tempestades, afanándose por dominar y transformar las condiciones del clima y el suelo.
Aliento de lucha y esperanza, acariciando a las olientes pasionarias, las transforma en rojas y altivas camelias. Nuestro grito de rebelión ha levantado tempestades en muchas almas femeninas nostálgicas de gloria.
¡Dichos para meditar y traer a razón a los hombres de buena fe que contribuyan sin saberlo a sembrar vientos como entonces quiso don José Ballivian, sin pensar que éstos se reproducen fatalmente en agobiadora cosecha de tempestades!
(128) Y aunque recias tempestades Fueron á turbarles luego, De su retiro el sosiego Y el bien de sus soledades, Del rey su tio á cubierto Ellos allá en sus estados Vivieron muy bien casados, Y esto es, ¡oh lector!
Ya no podemos ser el pueblo de hojas, que vive en el aire, con la copa cargada de flor, restallando o zumbando, según la acaricie el capricho de la luz, o la tundan y talen las tempestades: ¡los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas!
Con matambre se nutren los pechos varoniles avezados a batallar y vencer, y con matambre los vientres que los engendraron: con matambre se alimentan los que en su infancia, de un salto escalaron los Andes, y allá en sus nevadas cumbres entre el ruido de los torrentes y el rugido de las tempestades, con hierro ensangrentado escribieron: Independencia, Libertad; y matambre comen los que a la edad de veinte y cinco años llevan todavía babador, se mueven con andaderas y gritan balbucientes: Papá...
En obsequio a la verdad, la mujer del tío Nardo no necesitaba de tantas ni tan buenas razones para oponerse a los proyectos de su hijo: era su madre, y con los ojos de su amor veía a través de los mares, nubes y tempestades que oscurecían las risueñas ilusiones del ofuscado niño; pero el tío Nardo, menos aprensivo que ella y más confiado en sus buenos deseos, apoyaba ciegamente a Andrés; y entre el padre y el hijo, si no convencían, dominaban a la pobre mujer, que, por otra parte, respetaba mucho las corazonadas, y jamás se oponía a lo que pudiera ser permisión del Señor .
Lo importante, lo valiente, es hacer todo mejor; cumplir con nuestras responsabilidades todas, grandes y pequeñas como única manera de estar en paz con uno mismo y con los demás. Rechacemos ya, a los profetas del desastre, que siembran vientos, por que nos negamos rotundamente a cosechar tempestades.