temor


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con temor: tremor

temor

(Del lat. timor.)
1. s. m. Sentimiento que hace rechazar o evitar las personas, cosas o situaciones que se consideran peligrosas, arriesgadas o pueden resultar dañinas obedece a su padre por el temor al castigo. espanto, miedo
2. Sospecha de que puede suceder una cosa desfavorable o perjudicial me angustia el temor de que haya habido un accidente. recelo
3. temor de Dios RELIGIÓN Miedo reverencial y respetuoso que se debe tener a la divinidad y que constituye uno de los dones del Espíritu Santo, en el cristianismo.

temor

 
m. Pasión del ánimo que incita a rehusar las cosas que se consideran dañosas o arriesgadas.
Presunción, recelo, esp. de un daño futuro.

temor

(te'moɾ)
sustantivo masculino
1. miedo que experimenta una persona ante algo considerado negativo o perjudicial El estado económico de la empresa causaba temor a sus empleados.
2. sospecha de que algo pueda ser perjudicial o tener efectos negativos No dijo la verdad por temor a que lo reprendieran.
Sinónimos

temor

sustantivo masculino
miedo*, fobia*, cobardía, jindama*, pánico, cerote. valor, tranquilidad, audacia.
«El temor es muchas veces efecto de la prudencia; el miedo, de la imaginación; la cobardía, del temple y de la constitución física. El temor de Dios es obligación de todo cristiano. Los niños tienen miedo a la oscuridad, y muchos ignorantes lo tienen a las apariciones y fantasmas. La cobardía lleva consigno el desprecio y la deshonra.»
José Joaquín de Mora
Traducciones

temor

страх

temor

Angst, Furcht, Besorgheit, Timo

temor

angst

temor

medo

temor

strach

temor

frygt

temor

pelko

temor

恐怖

temor

rädsla

temor

กลัว

temor

SM (= miedo) → fear
temor afear of
por temorfrom fear
por temor afor fear of
por temor a equivocarmefor fear of making a mistake
sin temor awithout fear of
temor de Diosfear of God

temor

m. fear, dread.

temor

m fear
Ejemplos ?
Si queréis seguir mis instrucciones, podremos vengar el cruel ultraje de vuestro padre; pues él fue el primero en maquinar odiosas acciones.” Así habló y lógicamente un temor los dominó a todos y ninguno de ellos se atrevió a hablar.
También es vergonzoso ceder a un hombre rico y poderoso, sea que se sucumba por temor o por debilidad o por dejarse deslumbrar por el dinero o por la esperanza de conseguir empleos, porque aparte de las razones de esta índole no puede engendrar nunca una amistad generosa, se basan además sobre fundamentos poco sólidos y poco durables.
Y en aquel instante un crujido inconfundible para los expertos oídos de los pescadores confirmó el terrible augurio; la barca pareció encabritarse como un corcel de carrera ante un precipicio, al embestir contra una de las rocas, y -Hemos tocao -gritaron todos al unísono, inclinándose sobre la borda con el temor retratado en los curtidos semblantes.
Con él fue vencida la barbarie de los pueblos de África, testigo de los primeros hechos de armas de los príncipes de mi familia: él es quien vencerá la nueva barbarie que amenaza al mundo. Lo confían sin temor al valor de nuestro ejército; él sabe que nunca siguió otro camino sino el del honor.
Después de andar por ásperos confines, movida del temor, con pasos yertos, topó un guerrero al pie de una ribera, mas por ahora os callaré quién era; y vuelvo a la mujer que al paladino a no dejarla sola allí le exhorta, y pide hacer con él todo el camino.
La holgura antigua se ha trocado en estrechez, la energía para la lucha de la vida en laxitud, la confianza en temor, las espectativas en decepciones.
¿Era él capaz de defender algo? Para distraer el temor, dirigióse a la cocina, a cuidar del puchero. Recebó el fuego del hogar con leña menuda, y destapó y espumó la olla, lentamente.
Es otro el mundo que desean el Presidente Truman y los también Presidentes Trujillo, Moriñigo, González Videla. En Chile no hay libertad de palabra, no se vive libre de temor.
Yo ansí lo hice porque me cumplía, aunque, después que vi el milagro, no cabía en mi por echallo fuera, sino que el temor de mi astuto amo no me lo dejaba comunicar con nadie, ni nunca de mi salió, porque me tomo juramento que no descubriese el milagro.
Estas fueron: 1.- Derecho a la libertad de palabra; 2.- Derecho a la libertad de cultos; 3.- Derecho a vivir libres de miseria; 4.- Derecho a vivir libres de temor; Este fue el mundo prometido por Roosevelt.
Cuando la ve que vuelve sin su amante, después que tanto tiempo se ha cumplido, siente temblando un váguido bastante a casi hurtarle fuerzas y sentido; pero la maga con gentil semblante, después que su temor ha percibido, sonriyendo amorosa la conforta, cual suele hacer quien buena nueva porta.
Así las cosas, y a poco de sonar las tres y media en el reloj del Buen Suceso, el capitán abrió súbitamente los ojos; paseó una hosca mirada por la habitación; fijóla sucesivamente en Angustias y en su madre, con cierta especie de temor pueril, y balbuceó desapaciblemente: -¿Donde diablos estoy?