temerario

(redireccionado de temeraria)
También se encuentra en: Sinónimos.

temerario, a

(Del lat. temerarius.)
1. adj. Que se expone a peligros de manera imprudente si no fueras tan temerario tendrías menos accidentes. arriesgado prudente
2. Que se hace o se dice sin fundamento ni motivo no presentes afirmaciones temerarias como verdades absolutas. infundado, gratuito

temerario, -ria

 
adj. Imprudente.
Que se piensa, dice o hace sin fundamento.

temerario, -ria

(teme'ɾaɾjo, -ɾja)
abreviación
1. persona prudente que realiza una acción peligrosa sin prudencia un marinero temerario
2. que es propio de este tipo de personas Se plantó frente a sus atacantes con una actitud temeraria y desafiante.
3. que se hace o dice sin pensar en sus consecuencias Le dirigió a su jefe palabras temerarias.
Sinónimos

temerario

, temeraria
adjetivo
imprudente, arriesgado, osado, inconsiderado, suicida.
Temerario intensifica el significado; por esa razón, el delito de imprudencia temeraria es más grave que la simple imprudencia.
Traducciones

temerario

reckless, rash

temerario

tollkühn

temerario

ADJ
1. [persona, acto] (= imprudente) → rash, reckless; (= audaz) → bold
2. [juicio] → hasty, rash
Ejemplos ?
Cuando por falta de cumplimiento de un acuerdo homologado en sede judicial o administrativa el trabajador se vea precisado a continuar y/o promover la acción judicial, independientemente de las sanciones que tal actitud genere, dicha conducta será calificada como ‘temeraria y maliciosa’ y la suma adeudada devengará a favor del trabajador, desde la fecha de la mora y hasta su efectiva cancelación, el máximo del interés contemplado en el presente artículo.(Párrafo incorporado por art.
Hallé los ánimos sublevados a causa de los nuevos actos de violencia, porque así como los Alpes producen siempre las mismas plantas, y manan las fuentes en un mismo sitio, y hasta las nubes y los vientos siguen invariables la misma dirección, así las antiguas costumbres pasaron dé padres a hijos, y las viejas tradiciones se rebelan contra la temeraria novedad.
Tal empresa de dementes, por temeraria, el prestigio perdió de valiente, siendo solo acreedor al castigo, y a dárselo Garcilaso, desnudo el acero limpio, y embrazada la rodela, voló en enojo encendido.
Regla 12.- FALTAS Y CASTIGOS Las Faltas se sancionaran de la siguiente manera: Tiro libre: Se concederá un tiro libre al equipo adversario si un jugador comete una de las siguientes infracciones de una manera que el árbitro considere peligrosa, imprudente, temeraria, o con un uso excesivo de fuerza excluyendo lo estipulado en la regla 8: 1.
¿No te indignas contra Ares al presenciar sus atroces hechos? ¡Cuántos y cuáles varones aqueos ha hecho perecer temeraria e injustamente!
Con Hera no se irrita ni se encoleriza tanto, porque siempre ha solido oponerse a sus proyectos. Pero tú, temeraria perra desvergonzada, si realmente te atrevieras a levantar contra Zeus la formidable lanza...
En la cual sentencia les precedieron aquellos de quienes nuestro predecesor Pío IX ya escribía: «Esos enemigos de la revelación divina, prodigando estupendas alabanzas al progeso humano, quieren, con temeraria y sacrílega osadía, introducirlo en la religión católica, como si la religión fuese obra de los hombres y no de Dios, o algún invento filosófico que con trazas humanas pueda perfeccionarse»(14).
Se casaría y tendría nuevos derechos en su ternura, y, cumpliéndolos, no sabría nunca el amor que por ella había crecido en su corazón. Era justo que pagase con mi tristeza mi temeraria pasión.
¡Cuántos himnos de mi boca Salieron, poblando el aire De alabanzas y de aromas, Que después cambió la suerte, Tan temeraria y tan loca, En ponzoña que me abrasa Y en dogales que me ahogan!
Más de una vez, también, cediendo a los estímulos de una temeraria sospecha, acariciando la hoja de un puñal, heme preguntado ¿qué nombre dar a esas sigilosas excursiones?
Dejemos a don Casto colgado del cordón de la campanilla, jadeante, anhelando comunicar a sus queridas esposa e hija su resolución temeraria.
Tu anciano padre, el gladiator ibero que a Grecia España opone, con el silvestre olivo coronado, por quien la áspera Ronda ya se pone sobre Elis, y el ligero Asopo el raudo curso ha refrenado, cediendo al despeñado Guadalevín; tu padre, que el famoso nombre y valor en ti ve renovarse, no puede serenarse, hasta que mira al golpe poderoso el bruto impetüoso muerto a tus pies, sin movimiento y frío, con temeraria y asombrosa hazaña, que por nativo brío solamente no es bárbara en España.