temblores

Traducciones

temblores

m., pl. pop. the shakes.
Ejemplos ?
-Vamos, no platiquemos de esas cosas -exclamó en aquel momento el Temblores al notar cómo se le humedecían los ojos al señor Pepe el Castizo.
¿Cómo puedo convencerte de cuán diferentes son nuestros sentimientos hacia ti de lo que tú crees?" Como en aquella otra crisis de mi destino cuando ella vino a mi, extendió sus manos hacia mi en un gesto de ayuda, y, como entonces, las prendí y sostuve entre las mías; su pecho suspiró con fuerte emoción, y los pequeños temblores en los dedos que yo sujetaba enfatizaron la profundidad de su sentimiento.
El sábado siguiente arreciaron los temblores y, fueron más a menudo, y tales que: se cayeron algunas casas y, como a las cinco de la tarde comenzó a obscurecer el cielo hacia la banda de la costa de la mar, y de unos cerros, llamados Socavaya, salían y se oían terribles y espantosos truenos y relámpagos, que duraron hasta la oración.
Y el Temblores enmudeció arrugando el entrecejo al par que sus ojos fulgían con amenazadora expresión. -Es que -dijo el Castizo- si la Angustias no tuviera pa costearse una corcheta y la Rosario tuviese una mina en el Perú, yo te aconsejaría lo mismíto porque, tenlo tú mú presente, pa que un hombre sea feliz casándose sa menester que mos quiera nuestra mujer más que nosotros a ella.
Edificios.- Las casas son humildes y viles, hechas de cañas y barro, y cuando más de alguna madera, juntamente cubiertas de paja. Dicen que usan edificar bajo seguridad de los temblores de tierra, que los solían padecer a menudo.
A veces ponían en Manolo sus ojos negros, rencorosos, ardientes... El muchacho reía y los pájaros se alejaban con temblores de odio en la pluma.
7.° En las inundaciones, terremotos, huracanes, temblores de tierra y tempestades, deberá la Guardia Civil proceder con igual celo, para prestar los auxilios que quedan prevenidos para los incendios, cuidando de recoger los efectos que arrastren las aguas para presentarlos a la autoridad del pueblo más inmediato, por cuyo conducto los recogerán sus dueños.
Palabras, frases entrecortadas, murmullos, gritos, protestas, súplicas, se arremolinan en confusión de rostros, en temblores de labios y en desesperaciones de manos.
Habiendo antecedido, por doce días continuos, algunos temblores de poca consideración antes del viernes de la primera semana de Cuaresma, que fueron 8 de febrero de 1600, esta noche arreció de manera que parecía hervir la tierra, y nadie se aseguraba ni atrevía a estar debajo de tejado, casi pronosticando el mal que se les aparejaba.
-Pos bien -dijo el Temblores, con acento reposado y expresión meditabunda- ustedes saben mú bien que yo ando cuasi en relaciones con Rosarito la Belonera, la hija mayor del señor Curro el Belones.
Solo, solo y triste, con el alma inflamada del anhélito de un sueño... Solo, solo y triste, con los ojos impregnados de temblores cristalinos.
Eres el espejo de una Andalucía Que sufre pasiones gigantes y calla, Pasiones mecidas por los abanicos Y por las mantillas sobre las gargantas Que tienen temblores de sangre, y de nieve Y arañazos rojos hechos por miradas.