temer

(redireccionado de temían)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con temían: sobrehumano

temer

(Del lat. timere.)
1. v. tr. e intr. Tener miedo o temor de una persona o una cosa temo su violenta reacción. asustar
2. v. tr. y prnl. Pensar con algún fundamento que puede suceder una cosa mala o perjudicial temo que se ha perdido por el bosque; mucho me temo que no vendrá. recelar, sospechar
3. no temer ni deber Obrar una persona sin prudencia ni respeto.
NOTA: Conjugación: CONJ.: INDICATIVO: PRES.: temo, temes, teme, tememos, teméis, temen. IMPERF.: temía, temías, temía, temíamos, temíais, temían. INDEF.: temí, temiste, temió, temimos, temisteis, temieron. FUT.: temeré, temerás, temerá, temeremos, temeréis, temerán. COND.: temería, temerías, temería, temeríamos, temeríais, temerían. SUBJUNTIVO: PRES.: tema, temas, tema, temamos, temáis, teman. IMPERF.: temiera o temiese, temieras o temieses, temiera o temiese, temiéramos o temiésemos, temierais o temieseis, temieran o temiesen. FUT.: temiere, temieres, temiere, temiéremos, temiereis, temieren. IMPERATIVO: teme, tema, temamos, temed, teman. GERUNDIO: temiendo. PARTICIPIO: temido.

temer

 
tr. Tener [a una persona o cosa] por objeto de temor.
Recelar [un daño].
Sentir [por alguno] temor reverencial parecido al sentido por Dios.
Sospechar, creer.
intr. Sentir temor.

temer

(te'meɾ)
verbo transitivo
1. tener miedo a una persona o cosa considerada mala o perjudicial Le teme a la oscuridad.
2. sospechar que una cosa sea mala o que tenga efectos negativos Temía que su padre se enojara.

temer


verbo intransitivo
tener miedo de que ocurra algo negativo Temo por mi vida.

temer


Participio Pasado: temido
Gerundio: temiendo

Presente Indicativo
yo temo
tú temes
Ud./él/ella teme
nosotros, -as tememos
vosotros, -as teméis
Uds./ellos/ellas temen
Imperfecto
yo temía
tú temías
Ud./él/ella temía
nosotros, -as temíamos
vosotros, -as temíais
Uds./ellos/ellas temían
Futuro
yo temeré
tú temerás
Ud./él/ella temerá
nosotros, -as temeremos
vosotros, -as temeréis
Uds./ellos/ellas temerán
Pretérito
yo temí
tú temiste
Ud./él/ella temió
nosotros, -as temimos
vosotros, -as temisteis
Uds./ellos/ellas temieron
Condicional
yo temería
tú temerías
Ud./él/ella temería
nosotros, -as temeríamos
vosotros, -as temeríais
Uds./ellos/ellas temerían
Imperfecto de Subjuntivo
yo temiera
tú temieras
Ud./él/ella temiera
nosotros, -as temiéramos
vosotros, -as temierais
Uds./ellos/ellas temieran
yo temiese
tú temieses
Ud./él/ella temiese
nosotros, -as temiésemos
vosotros, -as temieseis
Uds./ellos/ellas temiesen
Presente de Subjuntivo
yo tema
tú temas
Ud./él/ella tema
nosotros, -as temamos
vosotros, -as temáis
Uds./ellos/ellas teman
Futuro de Subjuntivo
yo temiere
tú temieres
Ud./él/ella temiere
nosotros, -as temiéremos
vosotros, -as temiereis
Uds./ellos/ellas temieren
Imperativo
teme (tú)
tema (Ud./él/ella)
temed (vosotros, -as)
teman (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había temido
tú habías temido
Ud./él/ella había temido
nosotros, -as habíamos temido
vosotros, -as habíais temido
Uds./ellos/ellas habían temido
Futuro Perfecto
yo habré temido
tú habrás temido
Ud./él/ella habrá temido
nosotros, -as habremos temido
vosotros, -as habréis temido
Uds./ellos/ellas habrán temido
Pretérito Perfecto
yo he temido
tú has temido
Ud./él/ella ha temido
nosotros, -as hemos temido
vosotros, -as habéis temido
Uds./ellos/ellas han temido
Condicional Anterior
yo habría temido
tú habrías temido
Ud./él/ella habría temido
nosotros, -as habríamos temido
vosotros, -as habríais temido
Uds./ellos/ellas habrían temido
Pretérito Anterior
yo hube temido
tú hubiste temido
Ud./él/ella hubo temido
nosotros, -as hubimos temido
vosotros, -as hubísteis temido
Uds./ellos/ellas hubieron temido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya temido
tú hayas temido
Ud./él/ella haya temido
nosotros, -as hayamos temido
vosotros, -as hayáis temido
Uds./ellos/ellas hayan temido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera temido
tú hubieras temido
Ud./él/ella hubiera temido
nosotros, -as hubiéramos temido
vosotros, -as hubierais temido
Uds./ellos/ellas hubieran temido
Presente Continuo
yo estoy temiendo
tú estás temiendo
Ud./él/ella está temiendo
nosotros, -as estamos temiendo
vosotros, -as estáis temiendo
Uds./ellos/ellas están temiendo
Pretérito Continuo
yo estuve temiendo
tú estuviste temiendo
Ud./él/ella estuvo temiendo
nosotros, -as estuvimos temiendo
vosotros, -as estuvisteis temiendo
Uds./ellos/ellas estuvieron temiendo
Imperfecto Continuo
yo estaba temiendo
tú estabas temiendo
Ud./él/ella estaba temiendo
nosotros, -as estábamos temiendo
vosotros, -as estabais temiendo
Uds./ellos/ellas estaban temiendo
Futuro Continuo
yo estaré temiendo
tú estarás temiendo
Ud./él/ella estará temiendo
nosotros, -as estaremos temiendo
vosotros, -as estaréis temiendo
Uds./ellos/ellas estarán temiendo
Condicional Continuo
yo estaría temiendo
tú estarías temiendo
Ud./él/ella estaría temiendo
nosotros, -as estaríamos temiendo
vosotros, -as estaríais temiendo
Uds./ellos/ellas estarían temiendo
Traducciones

temer

fear, dread, beafraidof, to fear, be afraid that

temer

témer

temer

frygte

temer

timi

temer

pelätä

temer

לפחד

temer

bojati, bojati se

temer

fél

temer

timer

temer

hræðsla

temer

怖る, 恐れる

temer

timere

temer

teme

temer

bati

temer

bojati

temer

frukta, rädas, vara rädd för

temer

korkmak, ürkmek

temer

害怕

temer

bát se

temer

두려워하다

temer

กลัว

temer

sợ

temer

A. VT [+ persona, castigo, consecuencias] → to be afraid of, fear
teme al profesorhe's afraid o frightened of the teacher
temer a Diosto fear God
temer hacer algoto be afraid of doing sth
temo ofenderlesI'm afraid of offending them
temer queto be afraid (that), fear (that)
teme que no vaya a volvershe's afraid o she fears (that) he might not come back
B. VIto be afraid
no temasdon't be afraid
temer por algoto fear for sth
temer por la seguridad de algnto fear for sb's safety
el equipo de rescate temía por nuestras vidasthe rescue team feared for our lives
C. (temerse) VPR temerse algo: ya me lo temía, es el carburadorit's the carburettor, I thought as much o I was afraid it might be
-ha empezado a llover -me lo temía"it has started raining" - "I was afraid it would"
-no podré venir -me lo estaba temiendo"I won't be able to come" - "I was afraid you wouldn't"
se temen lo peorthey fear the worst
temerse queto be afraid (that)
mucho me temo que ya no lo encontrarásI'm very much afraid (that) you won't find it now, I very much suspect (that) you won't find it now
me temo que noI'm afraid not

temer

v. to fear, to dread.
Ejemplos ?
" Estos "perezosos" que "no se saben valer", llegaron aquí hace veinte años con las manos vacías, salvo pocas excepciones; lucharon contra el clima; dominaron la lengua extranjera; vivieron de su trabajo honrado, algunos en holgura, unos cuantos ricos, rara vez en la miseria; compraron o construyeron sus hogares; crearon familias y fortunas; gustaban del lujo, y trabajaban para él: no se les veía con frecuencia en las sendas oscuras de la vida: independientes, y bastándose a sí propios, no temían la competencia en aptitudes ni en actividad: miles se han vuelto a morir en su hogares: miles permanecen donde en las durezas de la vida han acabado por triunfar, sin la ayuda del idioma amigo, la comunidad religiosa ni la simpatía de raza.
Cuando vio que el velo del castigo los rodeaba, que las tinieblas de la separación los envolvían, y que todos, salvo muy pocos, tomaban de la religión sólo lo referente al mundo; que «se echaban a la espalda las prácticas religiosas, por ligeras y fáciles que fuesen, y las vendían a bajo precio»; «que el comercio y las transacciones les impedían acordarse de Dios Altísimo; que no temían al día en que los corazones y los ojos quedarán confundidos»...
Ni uno ni otro presumían qué desenlace pudiese tener el drama, largo, sin plan, sin desarrollo graduado y artístico -drama verdadero-. Todo lo temían y estaban prontos a la catástrofe.
Con los títulos y privilegios que en él recayeron, vino a ser el castellano más poderoso de su época. Los reyes mismos le agasajaban, porque le temían.
Nunca fueron allí los hombres. Los indios le temían por la abundancia de las fieras. El Jaguareté (el tigre argentino),defendía aquellos lugares.
Sus vecinos le respetaban y temían y reinaba la mayor tranquilidad en sus Estados, cuya prosperidad nada dejaba que desear, pues con las virtudes de los ciudadanos brillaban las artes, la industria, y el comercio.
Temieron fuese de cosarios cristianos, de los cuales, ni los unos ni los otros podían esperar buen suceso; porque, de serlo, se temía ser los moros cautivos, y los cristianos, aunque quedasen con libertad, quedarían desnudos y robados; pero Mahamut y Ricardo con la libertad de Leonisa y de la de entrambos se contentaran; con todo esto que se imaginaban, temían la insolencia de la gente cosaria, pues jamás la que se da a tales ejercicios, de cualquiera ley o nación que sea, deja de tener un ánimo cruel y una condición insolente.
El grito era casi desconocido. Los escritores temían ponerse en ridículo. Les pasaba y les pasa lo que a muchos que soportan en medio de la calle una afrenta por temor al ridículo de verse con el sombrero por el suelo y presos por un polizonte.
Y una mirada desgarradora, casi de odio, contestación de la madre, probaba a la muchacha que, como siempre, el más desgraciado era el único amado, amado hasta suprimir, en el sentimiento maternal, a los restantes... Por eso temían, en casa de Sampedro, a la cena familiar de la santa Noche.
Una y muchas veces le aseguró Isabela estuviesen seguros que por su causa no sucedería lo que temían y sospechaban porque, aunque ella entonces no sabía lo que había de responder a las preguntas que en tal caso le hiciesen, tenía tan viva y cierta esperanza que había de responder de modo que, como otra vez había dicho, sus respuestas les sirviesen de abono.
Por ellos no había conserje, cargos ni títulos dignos de su consideración, y pasaban por en medio del mismísimo claustro de profesores, sin ocurrírseles llevar la mano a la visera por vía de saludo. Sólo temían y respetaban, y hasta querían, a su propio catedrático, el que ya no existe, don Fernando Montalvo.
Hablábase mucho en los apretados corrillos; oíanse los lamentos de los que ya nada esperaban y de los que temían, y no faltaba quien, para desvanecer tristes presentimientos, hiciera risueños cálculos; pero siempre flotaba sobre el llanto y las conversaciones, como respuesta a una pregunta que no se cesaba de hacer, esta frase: -¡ Todas están allá!