tejedora

tejedora

s. f. TEXTIL Máquina de hacer punto.

tejedora

(texe'ðoɾa)
sustantivo femenino
máquina usada para tejer reparar la tejedora de la fábrica
Traducciones

tejedora

weaver

tejedora

Weaver

tejedora

Weaver

tejedora

SF (= máquina) (de hacer punto) → knitting machine; (de tejer) → loom
Ejemplos ?
Mi imaginación, activa, tejedora, sobreexcitada además por el movimiento del tren, se dedicó al punto a girar en torno del viajerito enfermo.
El oro va a brotar en mi alambique, será el día de pascua, lo he leído en las estrellas del cielo. Otro día, viendo a una araña tejer su tela, exclamó: Tenaz e infatigable tejedora, tú me das un ejemplo de la perseverancia.
Se la pasa hora tras hora sonriendo en su tejedora; sólo aquél que la conozca sabe bien que alguna mosca revoloteando curiosa por metiche y por latosa caída en la telaraña será manjar de la araña.
Y tus manos de bruja artesanía en el punto cabal de la chaqueta y en escarpines de juguetería. (Por eso, tejedora en el poeta, en la dantesca red de los tercetos engarzo a ti lazada y cadeneta).
Al mirarle el perfil de toro destacado sobre la plegada hoja lacre de la ventana abierta, tropieza la mirada con una araña casi aérea, como trabajada en humazo, que emerge en absoluta inmovilidad en la madera, a medio metro de altura del testuz del hombre. El poniente lanza un largo destello bayo sobre la tranquila tejedora, como enfocándola.
-Capitán, contestó la tejedora de flores, pensaba no hacer partícipe a nadie de mi cosecha, pues destino esta corona para rodear con ella la jaula de mi jilguero; pero voy a hacerle a Vd.
Más aún: se transformó en ella misma. ¿Acaso, según los informes del sabio, no estaban las lanas del tapiz reteñidas en la sangre de la tejedora?
Cuando las señoras de Marineda inventan una labor caprichosa o necesitan para un disfraz carnavalesco algún objeto pasado de moda desde hace treinta años lo menos, se acuerdan de Bonaret, y van a revolverle la casa. Son días nefastos para la araña tejedora; días en que el polvo y las correderas ven comprometida su tranquilidad.
Me siento enamorado perdidamente de la tejedora de este tapiz, que fue una doncella, una beldad iraniense, y que me ha embrujado con su labor y con su sangre.
El amigo sonrió, mostrando el desengaño de los que han vivido mucho. -¿De dónde sacas la belleza y la juventud de la tejedora? -preguntó irónicamente-.
Es autor de cuarenta libros, en los géneros de poesía, novela, cuento, ensayo y biografía, entre los que destaca La tejedora de coronas publicada en 1982.
Al igual que Mandos, Irmo suele recibir el nombre de su morada, Lórien, el lugar más hermoso de Arda. Vairë la Tejedora es la esposa de Mandos.