tejar

(redireccionado de tejados)
También se encuentra en: Sinónimos.

tejar

1. s. m. INDUSTRIA Fábrica de tejas, ladrillos o adobes.
2. v. tr. CONSTRUCCIÓN Cubrir un edificio con tejas los obreros están tejando la casa. entejar

tejar

 
m. Fábrica de tejas, ladrillos y adobes.

tejar

 
tr. constr. Cubrir de tejas [un edificio].

tejar

(te'xaɾ)
verbo transitivo
cubrir el techo de un edificio con tejas tejar una casa

tejar


Participio Pasado: tejado
Gerundio: tejando

Presente Indicativo
yo tejo
tú tejas
Ud./él/ella teja
nosotros, -as tejamos
vosotros, -as tejáis
Uds./ellos/ellas tejan
Imperfecto
yo tejaba
tú tejabas
Ud./él/ella tejaba
nosotros, -as tejábamos
vosotros, -as tejabais
Uds./ellos/ellas tejaban
Futuro
yo tejaré
tú tejarás
Ud./él/ella tejará
nosotros, -as tejaremos
vosotros, -as tejaréis
Uds./ellos/ellas tejarán
Pretérito
yo tejé
tú tejaste
Ud./él/ella tejó
nosotros, -as tejamos
vosotros, -as tejasteis
Uds./ellos/ellas tejaron
Condicional
yo tejaría
tú tejarías
Ud./él/ella tejaría
nosotros, -as tejaríamos
vosotros, -as tejaríais
Uds./ellos/ellas tejarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo tejara
tú tejaras
Ud./él/ella tejara
nosotros, -as tejáramos
vosotros, -as tejarais
Uds./ellos/ellas tejaran
yo tejase
tú tejases
Ud./él/ella tejase
nosotros, -as tejásemos
vosotros, -as tejaseis
Uds./ellos/ellas tejasen
Presente de Subjuntivo
yo teje
tú tejes
Ud./él/ella teje
nosotros, -as tejemos
vosotros, -as tejéis
Uds./ellos/ellas tejen
Futuro de Subjuntivo
yo tejare
tú tejares
Ud./él/ella tejare
nosotros, -as tejáremos
vosotros, -as tejareis
Uds./ellos/ellas tejaren
Imperativo
teja (tú)
teje (Ud./él/ella)
tejad (vosotros, -as)
tejen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había tejado
tú habías tejado
Ud./él/ella había tejado
nosotros, -as habíamos tejado
vosotros, -as habíais tejado
Uds./ellos/ellas habían tejado
Futuro Perfecto
yo habré tejado
tú habrás tejado
Ud./él/ella habrá tejado
nosotros, -as habremos tejado
vosotros, -as habréis tejado
Uds./ellos/ellas habrán tejado
Pretérito Perfecto
yo he tejado
tú has tejado
Ud./él/ella ha tejado
nosotros, -as hemos tejado
vosotros, -as habéis tejado
Uds./ellos/ellas han tejado
Condicional Anterior
yo habría tejado
tú habrías tejado
Ud./él/ella habría tejado
nosotros, -as habríamos tejado
vosotros, -as habríais tejado
Uds./ellos/ellas habrían tejado
Pretérito Anterior
yo hube tejado
tú hubiste tejado
Ud./él/ella hubo tejado
nosotros, -as hubimos tejado
vosotros, -as hubísteis tejado
Uds./ellos/ellas hubieron tejado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya tejado
tú hayas tejado
Ud./él/ella haya tejado
nosotros, -as hayamos tejado
vosotros, -as hayáis tejado
Uds./ellos/ellas hayan tejado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera tejado
tú hubieras tejado
Ud./él/ella hubiera tejado
nosotros, -as hubiéramos tejado
vosotros, -as hubierais tejado
Uds./ellos/ellas hubieran tejado
Presente Continuo
yo estoy tejando
tú estás tejando
Ud./él/ella está tejando
nosotros, -as estamos tejando
vosotros, -as estáis tejando
Uds./ellos/ellas están tejando
Pretérito Continuo
yo estuve tejando
tú estuviste tejando
Ud./él/ella estuvo tejando
nosotros, -as estuvimos tejando
vosotros, -as estuvisteis tejando
Uds./ellos/ellas estuvieron tejando
Imperfecto Continuo
yo estaba tejando
tú estabas tejando
Ud./él/ella estaba tejando
nosotros, -as estábamos tejando
vosotros, -as estabais tejando
Uds./ellos/ellas estaban tejando
Futuro Continuo
yo estaré tejando
tú estarás tejando
Ud./él/ella estará tejando
nosotros, -as estaremos tejando
vosotros, -as estaréis tejando
Uds./ellos/ellas estarán tejando
Condicional Continuo
yo estaría tejando
tú estarías tejando
Ud./él/ella estaría tejando
nosotros, -as estaríamos tejando
vosotros, -as estaríais tejando
Uds./ellos/ellas estarían tejando
Sinónimos

tejar

sustantivo masculino
Traducciones

tejar

tile

tejar

1 VTto tile, roof with tiles
tejar un techoto tile a roof

tejar

2 SMtile factory
Ejemplos ?
La noche era oscura como boca de lobo; arreciaba una tempestad tan desenfrenada, que las telas volaban de los tejados, y los árboles del jardín de los esqueletos se doblaban como cañas al empuje del viento.
El estudio de Blake era una pieza espaciosa que daba por un lado a la pared delantera del jardín; por el otro, sus ventanas -ante una de las cuales había instalado su mesa de escritorio- miraban a occidente, hacia la cresta de la colina. Desde allí se dominaba una vista espléndida de tejados pintorescos y místicos crepúsculos.
Contra ellas, a unos tres o cuatro kilómetros de distancia, se recortaba la joroba espectral de Federal Hill erizada de tejados y campanarios que se arracimaban en lejanos perfiles y adoptaban siluetas fantásticas, cuando los envolvía el humo de la ciudad.
Apenas se levantaron aquellas tres filas de casas sobre sus pesados pórticos cargados y surcados de salientes y tabiques, apenas fueron revestidas con sus ladrillos, abiertas sus ventanas con balaústres y cubiertas con macizos tejados, aquel linaje de gentes de justicia invadió toda la plaza, siguiendo cada uno su categoría y sus medios, es decir, en relación inversa a la altura de los pisos.
La sombra de una nube cubría por completo la ciudad; los tejados azules y rojos se confundían en un semitono general donde flotaban, aquí y allá, los humos de la mañana, como blancos copos de espuma.
Oyéronlo los de dentro, y alborotáronse todos de manera que la Cariharta y la Escalanta se calzaron sus chapines al revés, dejó la escoba la Gananciosa, Monipodio sus tejoletas, y quedó en turbado silencio toda la música, enmudeció Chiquiznaque, pasmóse Repolido y suspendióse Maniferro; y todos, cuál por una y cuál por otra parte, desaparecieron, subiéndose a las azoteas y tejados, para escaparse y pasar por ellos a otra calle.
De lo alto de los desvanes salían unas varas de las que colgaban madejas de algodón puestas a secar al aire. Énfrente, por encima de los tejados, se extendía el cielo abierto y puro, con el sol rojizo del ocaso.
Ya no se veían las ventanas; poco después no se veían los tejados; las pobres aves de corral estremecíanse en la lúgubre sombra de aquel paredón que les ocultaba parte del cielo, y sus cacareos sonaban tristes y apagados a través de aquel muro, monumento del odio, que parecía amasado con los huesos y la sangre de las víctimas.
Crece también gran número de árboles llamados Palmites, de los cuáles exprimen un zumo que sirve a los moradores de vino, y sus hojas de cubiertos y tejados a las casas.
Ella, con las colores que imprime la vergüenza, le dió de sus guedejas una trenza; y al tiempo que los dos marramizaban y con tiernos singultos relamidos alternaban sentidos, desde unas claraboyas que adornaban la azutea de un clérigo vecino, un bodocazo vino, disparado de súbita ballesta más que la vista de los ojos presta, que, dándole a la mona en la almohada, por de dentro morada, por de fuera pelosa, dejó caer la carga, y presurosa corrió por los tejados, sin poder los lacayos y criados detener el furor con que corría.
-Más allá de una casa de blancas arcadas donde nos dirigimos ¿qué divisa usted? -Un paredón negro y derruido que contrasta notablemente con los rojos tejados y las blancas azoteas del pueblo.
Entonces tengo ganas de gritar de placer como las lechuzas, de correr por los tejados como los gatos, y un impetuoso deseo de amar se enciende en mis venas.