tebano

(redireccionado de tebanos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con tebanos: Macedonios

tebano, a

1. adj. HISTORIA De Tebas, ciudad de la Grecia antigua.
2. s. HISTORIA Persona natural de esta antigua ciudad griega.

tebano -na

 
adj.-s. De Tebas (c. de Grecia y municipio de Málaga).
Sinónimos

tebano

, tebana
adjetivo y sustantivo
(persona) dirceo.
Ejemplos ?
¡Al enemigo bando Lanzad la destrucción: Ate funesta, La lanza matadora de varones, La que sus armas rompe y desbarata! De gloria coronad a los tebanos, Presidio sed de vuestros templos y aras, Inmóviles en ellos.
¿Hablaré de Proteo, y los dientes que engendraron a los tebanos, y los bueyes que vomitan llamas por la boca, y las lágrimas de ámbar que surcaron las mejillas de tus hermanas, desventurado Faetonte, o de aquellas naves convertidas en diosas marinas, y del sol que huyó horrorizado del espantoso festín de Atreo, o de las duras rocas que siguieron los acordes de la lira?
Porque tiene que aprender esta ciudad, aunque no quiera, y permanece sin practicar mis ritos, que tengo que salir en defensa de mi madre Sémele y demostrar a los hombres que soy un dios, engendrado por Zeus, Cadmo ha dado la dignidad de rey a Penteo, hijo de su hija, que lucha contra mí, que soy dios, y de sus libaciones me excluye y en sus oraciones ninguna mención de mí hace. Por lo cual me mostraré ante él nacido de dios y ante todos los tebanos.
Nuestros tebanos, principalmente, consentirían de muy buena gana en que todos los filósofos aprendiesen tan bien a morir que se murieran de verdad, y dirían que saben muy bien que eso es todo lo que merecen.
Y no dirían más que la verdad, Simmias, replicó Sócrates, excepto en un punto que saben muy bien, porque no es cierto que puedan saber por qué razón desean morir los filósofos ni por qué son dignos de ello. Pero dejemos a los tebanos y hablemos entre nosotros.
DIONISO Vengo yo, hijo de Zeus, a esta tierra de los tebanos, yo, Dioniso, al que antaño parió la hija de Cadmo, Sémele, haciendo de partero el fuego del relámpago; y he cambiado la figura de dios por la mortal y estoy junto a las fuentes de Dirce y el río Ismeno.
Así que, por el semejante, lavados y refrescados, sentáronse a comer con sus compañeros, y cada uno de todos ellos, por su suerte, levantábanse a servir a los otros; ellos comían y bebían sin orden los manjares a montones, el pan a canastos, el beber sin cuenta ni razón; burlan unos con otros a voces, cantan con gran ruido, juegan entre sí, motejándose, y todas las otras cosas semejantes al convite de los medios fieros lapitas, tebanos y centauros.
El mayor de los griegos, herido en el campo de batalla, teme arrancarse el acero que tiene clavado en el corazón, hasta que no sabe el éxito de la jornada; y como sus compañeros de armas acudiesen a el apellidando victoria, y luego al verle rompiesen a llorar perdidos: «¡Tebanos!, -les dice el héroe expirante-, vuestro general no ha muerto; al contrario, hoy, hoy, este día tan glorioso es cuando nace Epaminondas».
Corren como aves que levantan el vuelo hacia la llanura que junto a la corriente del Asopo produce a los tebanos fértiles espigas, hacia Hisias y Éritras, que la ladera del Citerón pueblan allá abajo, y como enemigos invasores todo lo revuelven y alteran; robaban de las casas los niños, y lo que ponían en sus hombros, no lo ataban, mas no caía a la tierra negra vasija de bronce ni hierro.
DIONISO Más prudente es esto que perseguir los males con males. PENTEO ¿Y cómo pasaré por la ciudad sin que me vean los tebanos? DIONISO Iremos por calles solitarias, yo te guiaré.
Su madre la primera a él en una roca aislada o un peñasco le verá subido espiando, y llamará a las Ménades: —¿Quién de los tebanos es este buscador de los caminos del monte que vino a la montaña, oh bacantes?
CADMO Pena inconmensurable e imposible de ver, muerte con desgraciadas manos dada. Después de hacer un hermoso sacrificio a las divinidades nos invitas a un banquete a mí y a los tebanos.