teórico


También se encuentra en: Sinónimos.

teórico, a

1. adj. De la teoría.
2. Que parece razonable o posible, pero no ha sido probado en la práctica no sé si servirá, es una solución teórica. hipotético
3. adj./ s. Se aplica a la persona que estudia la teoría de una ciencia o arte es un teórico de la física cuántica. ideólogo

teórico -ca

  (del gr. theorikós)
adj. Relativo a la teoría.
m. f. Versado en el conocimiento de la teoría de algún arte o ciencia.

teórico, -ca

(te'oɾiko, -ka)
abreviación
1. práctico relativo a la teoría un principio teórico
2. que es cierto en física o matemática pero no es real una proposición teórica

teórico, -ca


sustantivo masculino-femenino
persona que se dedica a estudiar la teoría de una ciencia o disciplina Herder fue un teórico de la historia.
Sinónimos

teórico

, teórica
Traducciones

teórico

theoretische

teórico

النظرية

teórico

理论

teórico

理論

teórico

teoretické

teórico

teoretiske

teórico

teoreettinen

teórico

/a
A. ADJtheoretic(al)
examen teóricotheory (exam)
B. SM/Ftheoretician, theorist
Ejemplos ?
La visión catastrófica del momento que vivimos es un esquema teórico y una moda de la sociedad industrial que no podemos aceptar.
El pensamiento político ilustrado Tanto en América como en Europa, las ideas liberales-y aun del socialismo utópico y el conservadurismo moderno-tuvieron como progenitores el pensamiento ilustrado, la revolución francesa y la revolución industrial inglesa (la doble revolución de la burguesía); los dos primeros en los planos teórico y político, el tercero –paulatino avance del capitalismo industrial-, acelerando la difusión de las relaciones mercantiles, la constitución del mercado mundial y la consolidación, ya irreversible, del nuevo orden social.
Si los maestros no son dirigidos por lo menos durante tres años en la aplicación de “nuevos métodos” (la globalización tiene una antigüedad que se remonta a Comenio, Pestalozzi y a Decroly, éste en 1902), con una serie de reuniones semanales donde como en un verdadero laboratorio pedagógico se les indique lo que deben hacer, descubran los obstáculos sobre la marcha, se hagan encuestas, se lleven seguimientos, se les dirija y se les dote de fundamentos teórico-prácticos, de nada servirá un intento novo-educacional más.
Diversos autores se refieren al arsenal teórico moderno que emplearon los ideólogos del liberalismo, pero pocos han explicado satisfactoriamente en qué reside el aporte original del pensamiento latinoamericano al empeño de “conocer para transformar” la realidad nacional de países que enfrentaban un mismo imperativo histórico: superar la herencia colonial.
Así, el evolucionismo spenceriano tendría un especial significado progresista en el caso de Cuba, un ambiguo papel en el México porfirista, influencia notable sobre figuras de un pensamiento social avanzado, como Justo o Ingenieros, en Argentina, y en todas partes la función de servir de instrumento teórico a las tendencias liberales en su lucha contra la escolástica, el espiritualismo y las concepciones clerical–conservadoras.
No es sino Charles Sanders Peirce, único real filósofo estadounidense, quien profundiza en la búsqueda de la construcción de un cuerpo teórico para la Semiótica.
El contrato de aprendizaje tendrá finalidad formativa teórico-práctica, la que será descripta con precisión en un programa adecuado al plazo de duración del contrato.
Primera, la adquisición de un marco teórico que me permitiera aproximarme con ciertos postulados a mi trabajo de campo o de grupo; segunda, la aplicación experimental de todo ese repertorio epistémico con los quiebres y fracasos que la realidad escolar descalabra a los más sesudos teóricos, pero también con las sorpresas de comprobar el acierto de parte de las posturas psicopedagógicas que me inspiraban y me daban guía; tercera, la aplicación revisada del contraste entre lo enunciado por los pedagogos inspiradores con los logros obtenidos en mis distintos alumnados y con lo cual presentaba las evidencias de una propuesta metodológica que se quedó archivada en el efecto vitrina.
Pero tal correspondencia, por motivos históricos y de diversa índole, no se produce en casi ninguna lengua, aunque el español es de las que más se aproximan a ese ideal teórico.” Debido a esta diferenciación entre fonemas y letras, aparecen los problemas de ortografía.
La Semiótica es, pues, en síntesis, la ciencia teórico-práctica de los signos, esto es, del conjunto sistematizado de todos los conocimientos relativos a cualquier objeto que posea un significado determinado, una intención comunicativa de su uso y la significación que adquiera, precisada ésta por el entorno informativo, natural, social o cultural del interpretante.
y también: "La libertad de prensa no se agota en el reconocimiento teórico del derecho a hablar o escribir, sino que comprende, inseparablemente, el derecho a utilizar cualquier medio apropiado para difundir el pensamiento y hacerlo llegar al mayor número de destinatarios..." (Opinión Consultiva 5/85, Cons.
La diferencia didáctica estriba en que el educando debe ir descubriendo los vericuetos de su lengua a través de constantes prácticas de los signos en sus diversos ámbitos de uso y llegado un problema de expresión lingüística, resolverlo con ”manipulaciones” y reflexiones que surjan de la construcción de sus propios textos; en su utilización comunicativa, en la interacción conversacional, en la negociación de significados, en la investigación, en la redacción, en la lectura, etc.; esto es, en la práctica global y creativa de sus capacidades de realización glósica hasta construir poco a poco una sistematización de sus descubrimientos lingüísticos que serán así, mejor comprendidos, explicados, aplicados y organizados en un cuerpo teórico significativo y útil.