teñir

(redireccionado de teñida)
También se encuentra en: Sinónimos.

teñir

(Del lat. tingere.)
1. v. tr. y prnl. Dar a una cosa un color distinto del que tenía he teñido el vestido blanco de negro; se tiñe el pelo de color caoba. tintar
2. v. tr. Dar un tono, un aspecto o un carácter que no es el fundamental a una cosa tiñe sus escritos de una cierta melancolía. pintar
3. PINTURA Apagar un color con otro más oscuro.
NOTA: Se conjuga como: ceñir

teñir

 
tr.-prnl. Dar [a una cosa] un color diferente de su color natural o del que pueda tener accidentalmente.
tr. fig.Imbuir [a alguno] de una opinión o afecto.
pint. Rebajar un [color] con otro.
V. conjugación (cuadro) [9] como reír. Partic. reg.: teñido; irreg.: tinto.

teñir

(te'ɲiɾ)
verbo transitivo
1. dar un color distinto del que tiene a una cosa teñir una tela
2. dar a una cosa un determinado carácter o matiz Una honda nostalgia teñía sus palabras.
Sinónimos

teñir

transitivo
entintar, tintar, colorear.
Tintar y entintar se utilizan si se trata de teñir colores artificiales; pero tratándose del color que naturalmente adquieren las cosas no puede usarse más que teñir: entintar, tintar o teñir un traje; a fines de primavera los sembrados se tiñen (no tintan ni entintan) de amarillo.
Traducciones

teñir

dye, tint, to dye

teñir

tingieren, färben

teñir

teindre

teñir

barvit

teñir

farve

teñir

βάφω

teñir

värjätä

teñir

bojati

teñir

染める

teñir

염색하다

teñir

verven

teñir

farge

teñir

tingir

teñir

färga

teñir

ย้อม

teñir

boyamak

teñir

nhuộm

teñir

teñir

A. VT
1. [+ pelo, ropa] → to dye
teñir una prenda de azulto dye a garment blue
el jersey ha teñido los pañuelosthe colour of the jersey has come out on the handkerchiefs
2. (= manchar) → to stain
teñido de sangrestained with blood
3. (= matizar) → to tinge (de with) un poema teñido de añoranzaa poem tinged with longing
4. (Arte) [+ color] → to darken
B. (teñirse) VPR
1. teñirse el peloto dye one's hair
2. el mar se tiñó de negrothe sea darkened
Ejemplos ?
Él y sus hijos siguieron utilizando la teñida agua del pozo, bebiéndola con la misma indiferencia con que comían sus escasos y mal cocidos alimentos y conque realizaban sus improductivas y monótonas tareas a través de unos días sin objetivo.
Porque al primer albor de nuestra vida en el alma inocente la ventura se anida, Y preciosa guardamos en la mente de azul y grana la ilusión teñida.
Pero con fulgor tan puro, tan fosfórico y tan tenue, que el templo seguía oscuro y en silencio y soledad; sólo de la monja en torno se notaba vaporosa, teñida de azul y rosa, una extraña claridad.
El y sus hijos siguieron utilizando la teñida agua del pozo, bebiéndola con la misma indiferencia con que comían sus escasos y mal cocidos alimentos y conque realizaban sus improductivas y monótonas tareas a través de unos días sin objetivo.
Cuando había tantos que no se podían contar, así mancebos como mozas, TEZCATLIPOCA, emplumado todo su cuerpo, teñida la cara de colorado, comenzó a bailar y cantar tocando los tambores traídos de la casa del sol.
Detrás de aquellos árboles estaba su novia, sí; pero no como siempre, bella, arrogante, teñida de rosa, coronada por sus trenzas de oro, sino lívida, yerta, tendida, con las manos cruzadas sobre la palma de su virginidad.
La heredera del principado, porque en él podían las hembras ser sucesoras, era una criatura bellísima, de cabellos rubios y ojos azules, frente despejada y tez blanca teñida de un ligero sonrosado.
Cuando saliste de las naves, donde él se ha quedado, debió de hacerte muchas recomendaciones, y hablarte de este modo: No vuelvas a las cóncavas naves, caballero Patroclo, antes de haber roto la coraza que envuelve el pecho de Héctor, teñida en sangre.
Patroclo ordenó a sus compañeros y a las esclavas que aderezaran al momento una mullida cama para Fénix; y ellas, odebedeciendo el mandato, hiciéronla con pieles de oveja, teñida colcha y finísima cubierta del mejor lino.
Tú no sufriste ni lloraste nunca: Tu vida, solo ha sido una alborada Teñida, cual las plumas de un flamenco, Por una luz dulcísima y rosada.
Y -los príncipes- no pueden sustentar aquel acompañamiento grande que traen, sino con la fuerza y con la guerra, porque de la liberalidad de su príncipe sacan ellos, el uno un buen caballo, y el otro una framea victoriosa y teñida en la sangre enemiga.
12 Y sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno entendía sino él mismo. 13 Y estaba vestido de una ropa teñida en sangre: y su nombre es llamado EL VERBO DE DIOS.