tarugo

(redireccionado de tarugos)
También se encuentra en: Sinónimos.

tarugo

1. s. m. Trozo de madera corto y grueso puso un tarugo bajo el mueble para elevarlo.
2. Clavija de madera. taco
3. Trozo de pan duro. cuscurro
4. coloquial Persona de mala traza pequeño y grueso.
5. coloquial Persona de corto entendimiento no seas tarugo, no es esa la respuesta correcta. zoquete

tarugo

 
m. Clavija gruesa de madera.
Zoquete.
Trozo de madera, gralte. en forma de paralelepípedo, que se usa para pavimentar.
fam.Que es torpe o poco inteligente; que no sabe leer.
Sinónimos

tarugo

sustantivo masculino
Traducciones

tarugo

ceppo, zipolo

tarugo

A. ADJ
1. (= zoquete) → stupid
2. (Caribe) (= adulador) → fawning
B. SM
1. (= pedazo de madera) → lump, chunk; (= clavija) → wooden peg; (= tapón) → plug, stopper; (= adoquín) → wooden paving block
2. (= pan) → chunk of stale bread
3. (= imbécil) → chump, blockhead
4. (Caribe) (= susto) → fright, scare
5. (Méx) (= miedo) → fear, anxiety
6. (= soborno) → backhander
Ejemplos ?
Es en 1994 cuando conocen a Marino y comienzan a ensayar en diferentes lugares (Leganés, Fuenlabrada, Madrid) hasta que se asientan en Azuqueca de Henares, compartiendo local y conciertos con Los Tarugos.
En la construcción de las alas, hay uso de tarugos de madera, aunque en las versiones vendidas en América, se utilizaron remaches de aluminio.
La operación de cubicaje es muy común en fresadoras verticales u horizontales y consiste en preparar los tarugos de metal u otro material como mármol o granito en las dimensiones cúbicas adecuadas para operaciones posteriores.
El piloto Juan Hervé describió las canoas como cinco pedazos de tablas mui angostas (por no tener en la tierra palos gruesos), como de una cuarta, y por eso son tan zelosas que tienen su contrapeso para no volcarse; y estas creo son las únicas que hay en toda la isla: en lugar de clavos les ponen tarugos de palo.
A fin de verificar la precisión de la lectura y para relevar la presencia de anomalías xilológicas, como anillos faltantes o falsos anillos, las cronologías elementales se confrontan a través de procesos de sincronización visual y estadística: a esto se denomina «cofechado», principio básico de la dendrocronología y técnica que asegura que a cada anillo se le ha dado la fecha exacta de su formación. Se logra ajustando patrones de anillos anchos y estrechos entre tarugos del mismo árbol y de árboles del mismo sitio o región.
El gentilicio popular de «tarugos» viene de la denominación que se hacía por la zona a los troncos de madera (tarugos de madera).
Cuando las albarcas se hacían en serie para la venta, se dejaban algunas con los pies sin joracar, para poder colocar clavos o gomas en vez de tarugos.
Tío Ginojo, por ejemplo, porque se le oye dar en la calleja una en los morrillos y ciento en las pozas con sus almadreñas; el Polido, porque las que calza, no teniendo clavos y siendo muy viejas y desiguales entre sí, suenan a madera rota; Pólito, que las gasta con tarugos, porque cuando pisa con ellos, sus golpes parecen de mazo de encambar; Silguero, por las tiranas que entona; Mari Juana, por los golpes de tos «que la ajuegan»; Gorio, por las dianas que silba, etc., etc.
- Pero eso es muy sospechoso. Nadie gana tanto honradamente. - Sí, por honrados somos pobres, o como quien dice tarugos. - ¡Juy...juy...juy...juy...!
Las hijas, levantándose los velos, se inclinaron hasta el suelo. Entró el anciano duende de Dovre con su corona de tarugos de hielo duro y de abeto pulido.
Y mientras se hacen éstos o parecidos comentarios entre la gente, va pasando la cabaña y entrando en el gran cercado, hasta que llegan, cerrando la marcha, el toro, los terneritos, los perros y los pastores; el toro con sus ojeras blancas sobre una cara negra y lustrosa como el terciopelo, ondeando con cierta vanidad la piel, que casi le arrastra, de su robusto cuello; los becerritos con su pelo rizoso y bermejo y su carita expresiva, pisando con miedo, y rendidos de cansancio; los perros con su piel blanca con manchas negras, andando al pie de los terneros y mirando a todas partes con un gestecillo que parece decir: «al que los toque en el pelo, nos le merendamos;» por último, los pastores con abarcas de tarugos ...
El argumento de que no pudo hacerse una Arca de tanta grandeza y extensión es calumnia muy necia, observando que se han fabricado ciudades inmensas y muy dilatadas Y que se emplearon cien anos en la construcción de la Arca; a no ser que pueda junta piedra con piedra con sola cal, de modo que venga a formar un muro de muchas millas, y que sea imposible unir maderos con tarugos, abrazaderas, clavos y brea para una Arca, con líneas no curvas, sino rectas la cual no habla de ser necesario echar al mar a fuerza de brazos, sino que la movería y levantaría el agua cuando viniera con el orden natural de los pesos, y que la gobernara sobre las aguas más la divina Providencia que la humana prudencia, para que en ninguna parte padeciera naufragio.