tartesio

(redireccionado de tartesios)

tartesio, a

1. adj. HISTORIA De un pueblo de la España prerromana que habitaba en la Tartéside.
2. s. HISTORIA Persona natural de dicho pueblo prerromano.

tartesio, -sia

 
adj.-s. De Tartessos.
Ejemplos ?
En torno al siglo VII antes de Cristo comienzan a llegar navegantes griegos que lo llamarán río Tharsis, en referencia al reino de Tartessos. No obstante, los propios tartesios siguieron llamado Baetis a su río central.
Fruto del paso de estos pueblos, Niebla ha recibido numerosos nombres: los tartesios la llamaron Ilípula, los romanos Ilipla, los visigodos Elepla, los musulmanes Lebla y los castellanos Niebla.
El vacío de datos entre los grandes complejos de la prehistoria y el legado romano, no descarta ignorar los posibles asentamientos de íberos, tartesios, fenicios y cartagineses.
Esta cerámica local coexistió con las importaciones orientales fabricadas con torno rápido, de pequeño tamaño y alta calidad, que también serían imitadas por los alfareros tartesios.
Sevilla: Junta de Andalucia, Consejería de Cultura, 2005. Bendala Galán, Manuel (2000) Tartesios, íberos y celtas: pueblos, culturas y colonizaciones de la Hispania antigua.
205-215 OLMOS, R., 1986: Los griegos en Tartessos: replanteamiento arqueológico-histórico del problema, Homenaje a Luis Siret (Cuevas de Almanzora, 1984), 584-601. RUIZ MATA, D., 1994: Fenicios, tartesios y turdetanos, Huelva Arqueológica XIV, 325-367.
Los tartesios desarrollaron presumiblemente una lengua y escritura distinta a la de los pueblos vecinos y, en su fase final, tuvieron influencias culturales de egipcios y fenicios.
C., se hace mención a «» (Mastia de los Tartesios)...
Desde el mítico reino tartesio de Argantonio hasta el Imperio romano, la colonización vandálica y visigoda o el asentamiento de culturas como la árabe dieron esplendor al sur peninsular y convirtieron la provincia de Huelva en un auténtico crisol en el que se funde lo que hoy es la realidad andaluza. Ha sido frecuente relacionar la onubense Isla de Saltés con la capital de Tartesios.
Pese a la existencia de restos arqueológicos que nos hablan del paso por estas tierras de tartesios, fenicios y árabes, los primeros asentamientos que conectan con la actual población están ligados a fundaciones de tipo religioso que reorganizarán la producción de la tierra, levantando nuevas edificaciones y siendo un foco de atracción para colonos y mano de obra.
Estos provienen tanto de los pueblos considerados «autóctonos» (iberos, celtas, tartesios, celtíberos, vascones, etc.) como colonizadores (fenicios, cartaginenses y griegos, principalmente).
A la muerte del rey Argantonio (Hombre de plata), rey de Tartessos, socio comercial y aliado de los focenses, hacia 530 a. C., estalla una guerra entre los fenicios y los tartesios.