tarro

(redireccionado de tarros)
También se encuentra en: Sinónimos.

tarro

(De origen incierto.)
1. s. m. Recipiente de vidrio, porcelana o de otro material, redondo, con forma de vaso y con tapadera el azúcar está en el tarro azul. bote
2. ANATOMÍA coloquial Cabeza humana me he dado un golpe en el tarro. coco
3. ZOOLOGÍA Ave anseriforme, de gran tamaño, de cabeza verde, pico rojo y collar rojizo, que suele vivir en marismas y dunas costeras.
4. comer o comerse el tarro coloquial Pensar con insistencia en la misma idea o asunto me come el tarro para que vaya con ella. comer el coco
NOTA: Nombre científico: (Tadorna tadorna.)

tarro

 
m. Vasija cilíndrica, gralte. más alta que ancha.
Cabeza de una persona.
zool. Ave del orden anseriformes, de la familia anátidos (gén. Tadorna), con aspecto de ganso.

tarro

('taro)
sustantivo masculino
1. recipiente con tapa de forma cilíndrica usado para envasar productos alimenticios o cosméticos un tarro de crema para las manos
2. cabeza o inteligencia de una persona En este trabajo hay que tener tarro para las matemáticas.
hacer que una persona actúe o piense de cierta manera Su esposa le comió el tarro para que compraran una casa.
pensar en algo de forma obsesiva Se comía el tarro pensando en el examen.
Sinónimos

tarro

sustantivo masculino
1 (col.)cabeza*, coco, testa, calabaza, chola.
Se emplea en contextos muy coloquiales del tipo: déjame en paz y no me comas el tarro.
2 frasco.
Traducciones

tarro

jar, pot

tarro

sklenice

tarro

krukke

tarro

lasipurkki

tarro

bocal

tarro

staklenka

tarro

tarro

(아가리가 넓은) 병

tarro

pot

tarro

krukke

tarro

słój

tarro

pote, JAR

tarro

burk

tarro

เหยือก

tarro

kavanoz

tarro

lọ

tarro

tarro

буркан

tarro

tarro

SM
1. (= recipiente) [de vidrio] → jar; [de porcelana] → pot
2. (Esp) (= cabeza) → nut, noggin (EEUU)
comer el tarro a algn (= engañar) → to put one over on sb; (= lavar el cerebro) → to brainwash sb
comerse el tarroto rack one's brains, think hard
3. (esp LAm) (= lata) → tin, can; (= bidón) → drum
arrancarse con los tarrosto run off with the loot
4. (Andes) (arcaico) (= chistera) → top hat
5. (Cono Sur) (= chiripa) → stroke of luck, fluke
6. (Caribe, Cono Sur) (= cuerno) → horn
7. (Caribe) [del marido] → cuckolding
8. (Caribe) (= asunto) → thorny question, complicated affair
Ejemplos ?
Su estilo transgresor llamó profundamente la atención de los medios de prensa nacional, quienes se atochaban para cubrir las clausuras de conocidos restaurantes capitalinos, cierres de mataderos frigoríficos y decomisos de miles de tarros de conserva que se encontraban vencidos.
Pasaba de vuelta a las 17:00, devolviendo entonces los tarros ya vacíos, los cuales eran recogidos por sus dueños para comenzar, muy temprano, al día siguiente con la sacrificada labor.
Además 160 cajones de muebles, aceite de linaza, kerosen, té, azúcar, sillas, maderas, dos pianos, motones, tarros de pintura, hilo, aceite de bacalao, 40 cuñetes de hierro con pólvora, palas, 65 cajones inespecíficados y cobre.
Evita las comidas baratas y los productos muy envasados. Las fiambreras y los tarros de cristal son una forma más ecológica que guardar los alimentos en plástico y aluminio.
La actividad tambera fue una de las principales actividades del incipiente pueblo y diariamente dos trenes cargados de tarros de leches partían a Buenos Aires para su comercialización.
Cabe destacarse que diariamente, a eso de las nueve horas, pasaba por Tortuguitas un tren denominado «lechero» que, desde la localidad de Santa Lucía (vecina a San Pedro), recolectaba los tradicionales tarros llenos de leche para llevarlos hasta Boulogne, desde donde eran distribuidos.
Un paisano suyo, que había tenido suerte y tenía muchas vacas, lo habilitó entonces con un tambo. Le dio campo y lecheras, y corral y tarros, y todo.
Como enjambres copiosos de moscas que en la primaveral estación vuelan agrupadas por el establo del pastor, cuando la leche llena los tarros, en tan gran número reuniéronse en la llanura los aqueos de larga cabellera, deseosos de acabar con los teucros.
Agitábanse todos alrededor del cadáver como en la primavera zumban las moscas en el establo por cima de las escudillas, cuando los tarros rebosan de leche: de igual manera bullían aquéllos en torno al muerto.
Los dos primeros días de enfermedad don Mamerto, con la mayor finura del mundo, no permitió que los amigos y amigas que venían a verle entraran en su alcoba; no podían pasar del gabinete, que era como los demás de la casa, es decir, los de primera clase; con esta diferencia, que la mesa y la cómoda parecían escaparate de objetos de tocador: docenas de peines, de cepillos para la cabeza, para las uñas, para los dientes; jeringuillas a docenas también; cientos de botes, frascos, tarros, barras de cosméticos; triángulos de tul para fijar las guías de los bigotes; cajas de jabón; misteriosos artefactos de química, aplicada a la senectud refractaria; y mil cachivaches más de estuche, de neceser, de cuarto de cómico.
Una oscura despensa abre su puerta al pasillo, y ese es un sitio por el que de noche hay que pasar corriendo, porque ¿quién sabe lo que puede suceder entre todas aquellas ollas, tarros y cajas de té cuando no hay nadie allí, y sólo un quinqué lo alumbra débilmente, dejando salir por la puerta entreabierta olor a jabón, a velas y a café, todo mezclado?
Y por las puertas apenas abiertas del boliche, se precipitó la gente, pidiendo copas, y galleta, y tarros de café, y cigarros, y tabaco, y fósforos, y esto, y el otro, en medio de alegre algazara.