tarima


También se encuentra en: Sinónimos.

tarima

(Del ár. tarima.)
1. s. f. CONSTRUCCIÓN Plataforma de madera algo elevada en relación al nivel del suelo, destinada a múltiples usos la mesa del profesor está sobre una tarima. entablado
2. CONSTRUCCIÓN Suelo similar al parqué pero de placas mayores y más gruesas.

tarima

 
f. Suelo formado por tablas de madera.
Suelo de tablas colocado sobre un armazón de poca altura.

tarima

(ta'ɾima)
sustantivo femenino
1. plataforma de madera montada a poca altura del suelo El orador subió a la tarima a dar su discurso.
2. piso de madera de tablas gruesa encerar la tarima de la sala
Sinónimos

tarima

sustantivo femenino
Traducciones

tarima

Palette

tarima

bench, bunk, dais, stool

tarima

pedana, podio

tarima

SF
1. (= plataforma) → platform; (= estrado) → dais; (= soporte) → stand
2. (= suelo) → flooring
Ejemplos ?
La Duquesa quiso apartarse cediendo el paso, pero muy galán lo rehusó el Rey: —Las damas primero. El salón, apenas alumbrado por los candelabros de las consolas, era grande y frío, con encerada tarima.
Su desamparo, su deformidad, su abandono, el recuerdo de su hermano, la idea que le vino repentinamente a su espíritu de que, si él moría, su querido Jehan podría también encontrarse miserablemente en aquella tarima de los ni- ños abandonados; todo ello, agolpado a la vez en el corazón, le provocó una gran compasión y fue entonces cuando cogió al niño y se lo llevó.
El ruido que hizo sobre la tarima llamó la atención del confesor, que asomó la cabeza por la portezuela que tenía delante y miró con atención a Chiripa.
Fue el día de Quasimodo, en el momento en que volvía de decir la misa de perezosos en su altar, situado al lado de la puerta del coro que daba a la nave, a la derecha, y muy próximo a la Virgen, cuando se fijó en el grupo de viejas, que murmuraban en torno a la tarima de los niños abandonados.
A Peralta ya no le quedó ni hebra de duda que aquello era un milagro patente; y con todito aquel contento que le bailaba en el cuerpo sargentió por todas partes, y con lo menos roto y menos sucio de la casa les arregló las camitas en las dos puntas de la tarima.
Todo el mobiliario de la celda se componía de cuatro sillones de vaqueta, una mesa mugrienta y una tarima sin colchón, sábanas ni abrigo, y con una piedra por cabezal o almohada.
En el fondo, derecha, una ventana baja y amplia, por la cual pueda saltar fácilmente una persona. Bajo la ventana, una tarima camera, especie de meridiana rústica, cubierta con un cobertor de trapos.
Con esta respuesta salió el oficial de mal talante a reconocer al burlón, prometiéndose hacerlo dormir sobre una tarima, del cuerpo de guardia.
Don Juan Manuel, colorado como un tomate, con la melena blanca revuelta y erizada, pudo a duras penas y merced a un último resto de prestigio, llegar, abriéndose paso hasta la tarima del fondo, encaramarse, tratar de que le escucharan: -¡Compatriotas!
Y para aquella cama que antes fuera dura tarima de costurero, hubo blandicies por colchones y almohadas, y almidonadas blancuras semanales por sábanas y fundas, y flojedades cariñosas por la colcha grabada, de candideces blandas y flecos desmadejados y acariciadores.
A falta de mejor lecho, acostose en la tarima del cadáver, y empujando a éste, dijo con aire de chunga y como para que el desacato de la acción llevase un realce en las palabras: -Hermano difunto, hágase a un lado, que para dormir ya no le sirve la cama y déjemela por un rato, que si tiene sueño de muerto, yo estoy muerto de sueño.
¡Pero cómo puede ser eso! Del platón fuí trasladado a la tarima, y me enjugaron con una colcha. Mariana, ya sosegada, trajo camisa e iba a vestírmela cuando con gran tropel se llenó la pieza de gente.