tardo

(redireccionado de tardas)
También se encuentra en: Sinónimos.

tardo, a

(Del lat. tardus.)
1. adj. Que tarda o va despacio se le hacían tardas las horas que la esperaba. lento veloz
2. Que sucede después de lo esperado o conveniente tardo acontecimiento. retrasado puntual
3. Que entiende o explica las cosas con dificultad es tardo de comprensión. lento, torpe rápido
4. ASTRONOMÍA Se aplica al planeta que tiene un movimiento diurno verdadero menor que el medio.
5. TAUROMAQUIA Se refiere al toro que retrasa su acometida.

tardo, -da

 
adj. Lento (pausado).
Que sucede después del tiempo oportuno.
No expedito en la comprensión o explicación.

tardo, -da

('taɾðo, -ða)
abreviación
1. veloz que sucede o actúa con lentitud El tren llevaba una marcha tarda.
2. persona que reacciona ante las cosas o que las comprende con lentitud El bailarín era un poco tardo y sus movimientos eran torpes.
Sinónimos

tardo

, tarda
adjetivo
2 rudo, torpe, boto.
Generalmente se refieren al modo deficiente o enredado de expresarse, o de explicar una cosa, que tiene una persona.
Traducciones

tardo

ADJ
1. (= lento) → slow, sluggish
2. (= torpe) → dull, dense
tardo de oídohard of hearing
tardo de reflejosslow (to react)
Ejemplos ?
de Saint Ange acaricia el clítoris de Eugenia.) DOLMANCÉ: En cuanto a mí, querido, te aseguro que saco mucho más contigo de lo que saqué con Eugenia; ¡tanta diferencia es la que hay entre el culo de un muchacho y el de una muchacha!... ¡Dame por el culo, Agustín! ¡Cuánto tardas en decidirte! AGUSTÍN: ¡Maldita zea!
Algunas veces he interrogado a Sócrates acerca de algunas cosas que había oído a este Aristodemos y lo que ambos me dijeron fue siempre lo mismo. -¿Por qué tardas tanto en referirme la conversación?
Convinieron en que iría todas las noches, pues la hechicera iba por el día, la cual no notó nada hasta que le preguntó Rapunzel una vez: -Dime, abuelita ¿cómo es que tardas tanto tiempo en subir, mientras el hijo del rey llega en un momento a mi lado?
El alma, pues, suspensa del exterior gobierno,--en que ocupada en material empleo, o bien o mal da el día por gastado--, solamente dispensa remota, si del todo separada no, a los de muerte temporal opresos lánguidos miembros, sosegados huesos, los gajes del calor vegetativo, el cuerpo siendo, en sosegada calma, un cadáver con alma, muerto a la vida y a la muerte vivo, de lo segundo dando tardas señas el del reloj humano vital volante que, si no con mano, con arterial concierto, unas pequeñas muestras, pulsando, manifiesta lento de su bien regulado movimiento.
Pues para entrar en una religión como ésta, ¿por qué tardas en acompañarte de pobreza que nunca te arrepientas?» Así que, aparejadas abundantemente las cosas que eran menester, otra vez torné a ayunar diez días, contentándome con manjares de hierbas y no comer de cosas animadas.
Sus miradas en tierra distraída fija, sin ver lo que delante tiene, y en turba al parecer descolorida pasan por su memoria sus ideas tardas en paso y en contorno feas.
Vas a vestirte, temblando de frío, y hallas que la camisa está mitad al derecho y mitad al revés; tardas un cuarto de hora en arreglarla, y entre tanto coges un constipado.
Sus miradas en tierra, distraído fija, sin ver lo que a sus ojos tiene, y en confuso tropel descolorido pasan por su memoria las ideas tardas en paso y en contorno feas.
Calzón lleva de mil pliegues Y finísimas ajorcas Que de los pies las gargantas Ciñen con prisión graciosa. Así al lado de su madre Que de sus miradas goza De su amor la vista espera Culpando las tardas horas.
(dice). ¿Cómo tardas? El tiempo huye si no le ocupas; y aunque lo ocupes, huye; y así, se ha de contrastar su celeridad con la presteza de aprovecharle, cogiendo con prisa el agua como de arroyo rápido que en pasando la corriente queda seco.
los ojos míos los vuelvo en derredor con ansiedad, mirando por los árboles sombríos, y no hallan tu beldad. ¿Por qué tardas? Hermosa es tu presencia como en la sombra el astro del amor, paz esparcen tus ojos e inocencia, y tu frente candor.
Por el abierto campo las manadas tranquilas alargan los lamentos de las tardas esquilas, mientras un venerable camero de agria testa, salta por sobre aquella borrega o por sobre ésta.