taranta

taranta

1. s. f. C. Rica, Ecuad. Arrebato pasajero.
2. Hond. Desvanecimiento o aturdimiento.

taranta

 
f. mús. Canción popular andaluza del repertorio flamenco.
Traducciones

taranta

SF
1. (LAm) (= locura) → mental disturbance, madness (CAm) (= confusión) → bewilderment
2. (Méx) (= embriaguez) → drunkenness
3. (Andes, Cono Sur) (Zool) → tarantula
Ejemplos ?
Sus publicaciones de etnografía y flamenco son, además de numerosas, una aportación importante al saber, sobresaliendo Flamenco y política (1980), Grandeza y servidumbre del cante giennense (1982), Taranta (1991), Viaje por la mesa del Alto Guadalquivir (1993), Campanas y cohetes, calendario popular de fiestas populares (1996), Hay quien dice de Jaén (2000) y Del tiempo detenido, la fotografía etnográfica del Dr.
De la malagueña, la granaína y el taranto de Almería, palos herederos del fandango, traídos por los obreros andaluces y su contacto con los fandangos locales, nacieron los denominados cantes minero-levantinos. Los más destacables son: La taranta.
Unas son preciosistas y presagian el tipo de taranta que terminaría poniéndose de moda en la década de 1930, como: con los tercios alargados a base de repetir palabras y palabras.
La última que registró, la popular Taranta del verano, escasamente conocida en la actualidad, es otro buen ejemplo de su consumada maestría como tarantero: Una taranta que, aunque apenas tiene marcados altibajos tonales, suena melodiosa dicha con la voz y en el estilo de este cantaor.
El género contiene nueve especies: Agapornis canus - inseparable malgache; Agapornis fischeri - inseparable de Fischer; Agapornis lilianae - inseparable del Nyasa; Agapornis nigrigenis - inseparable cachetón; Agapornis personatus - inseparable cabecinegro; Agapornis pullarius - inseparable carirrojo; Agapornis roseicollis - inseparable de Namibia; Agapornis swinderniana - inseparable acollarado; Agapornis taranta - insaparable abisinio.
En los años treinta publica dos de sus obras más importantes: los poemas narrativos La epopeya del jeque Bedreddin (Şeyh Bedrettin Destanı, 1936), en la que glosa la figura de un líder religioso revolucionario del siglo XIV; y Cartas a Taranta Babd (Taranta Babu'ya Mektuplar, 1935), sobre la invasión de Etiopía por las tropas de Benito Mussolini.
La levantica es, entre los estilos mineros, el más vibrante y, quizá, el menos conocido. Procede, como la murciana, el taranto y la minera, de la taranta.
Se trata curiosamente de una obra forzada, para cumplir el contrato discográfico, donde tan sólo la taranta que da título al álbum estaba preparada.
De este modo surgieron los fandangos de Lucena, los zánganos de Puente Genil, las malagueñas primitivas, las rondeñas, las jaberas, los jabegotes, los verdiales, el chacarrá, la granaína, el taranto y la taranta.
Alboreá Alegrías Bambera Bandolá Bulerías Cabales Campanilleros Cantiña Caña Caracoles Carcelera Cartagenera Colombiana Copla andaluza Corríos Debla Fantasía Fandango Fandanguillo Farruca Galeras Garrotín Granaína Guajira Jabegote Jabera Jota flamenca Liviana Malagueña Mariana Martinete Media Media Granaína Milonga Mineras Mirabrás Murciana Nana Petenera Polo Romance Romeras Rondeña Rumba Saeta Seguiriya o Siguiriya Serranas Sevillana Soleá Tango Tanguillo Taranta o Taranto Tientos Toná Trillera Verdiales Vidalita Zambra Zorongo Los palos pueden dividirse en cinco grupos desde el punto de vista de la métrica, dependiendo de su compás: Métrica de 12 tiempos (amalgama de compases de 6/8 y 3/4).
Dice una copla popular: Se le considera el primer cantaor profesional de la provincia de Almería y uno de los precursores (si no creadores) de palos levantinos típicamente almerienses como el taranto o la taranta.
En invierno de 2013, meses antes de su muerte, en la casa un amigo suyo de Tharsis, grabaría Miguel tres temas: una fabulosa interpretación por fandango (modalidad en la que no tenía parangón), su zambra mora (Embrujo y magia), y un toque por taranta.