tantísimo

Traducciones

tantísimo

ADJso much
tantísimosso many
había tantísima gentethere was such a crowd
Ejemplos ?
-¡Y poco clarito que me lo soltó la gachí, camará!, tan clarito y con un retintín tan esaborío que a mí se me emberrenchinó tantísimo la sangre, que se me fué una miajita la singüeso y algo apostaría yo a que le dije algo que no le debí decir, u sea, que al que yo viese esta noche arrimao a su reja, a ése lo diba yo a pegar como si fuera goma laca a los hierros de un guantazo.
lo que pasa, le das un gorpe ar cantarillo y na; le das otro y otro y otro, y na tamién; pero a la larga se esconcha y aluego se casca y aluego arremata por romperse, que es propiamente lo que a ti te ha pasao con er querer de esa gachí, que tantísimo lo has gorpeao con er martillo de los celos, que de lo que fue a lo que es hay un tirón como de aquí a la Argentina.
¡Por eso aquel ángel lo quiere tantísimo, que cuando se aparta, cansado y ahíto, del pezón moreno rebosante y tibio, lo mira y sonríe, le quiere hacer mimos, lo dobla y lo estruja con el hociquillo, lo coge y lo suelta, le da golpecitos, y poquito a poco se queda dormido de hartura y de gusto junto al calorcillo!...
El pobre vino en ello, y la madre de la niña le dio tantísimo de comer y de beber, que se infló, de manera que, después de cenar, se quedó más dormido que un difunto.
Si el de Osuna se va en cuantito cierre el trato; si lo que hay entre él y la Lucesita no es más que cuatro pamplinas y cuatro quiebros de cintura; si tú estimas tantísimo a tu compadre; si tu compadre ha dío a Córdoba por mo de ti; si tú temes que si se entera del pamplineo de Luz con el otro puée el hombre buscarse una esaborición; si a ti los bichos te están en seis mil reales mal contaos y el de Osuna te ofrece ocho mil, una de dos, u eso del apego a tu compadre es pura guayaba, u hay días en que habría que ponerte una iluminación en la mollera.
Pero lo que más enjuria le daba a San Pedro era que parecía tuerta, porqui'un demontres diavispa había determinao hacer la casa en la cuenca del lao zurdo. Estaba la pobrecita balda, casi tullida d'estar horquetiada tantísimo tiempo.
-No, señor, que no voy a fincarme en un lugar que güele tanto a marisco, pero es que hoy yo por catorce o quince chuscos sería capaz de subir a una cucaña. -¿Pero pa qué necesitas tú hoy tantísimo dinero?
-Pero ¿a qué viene to eso, señá Rosario? ¿Quién la ha pensionao a usté hoy pa que me alevante tantísimo farso testimonio? -Es que como te quiero mu bien, muchas veces sueño con tu presonita, y esta noche pasá he ensoñao contigo.
Lo más particular era que Peralta con tantísimo caudal como iba consiguiendo no se daba nadita d'importancia, ni en la ropita, ni en la comida ni en nada: con su misma ruanita pastusa de listas azules, con sus mismitos calzones fundillirrotos se quedó el hombre, y con su mismita chácara de ratón di agua, pelada y hecha un cochambre.
Se puede vivir muy bien y muy felizmente, y dejar que lo entierren a uno, cuando se tiene el «Noticiero»; al llegar al final de la vida se tiene tantísimo papel, que uno puede tenderse encima si no le parece apropiado descansar sobre virutas y aserrín.
-Menester es que se vaya su mercé dejando de tantísimo matarse, que no está ya su mercé pa meterse en tantísimas jonduras, que ya es mucho lo que ha meneao su mercé las aspas de su molino.
Y hasta incorrecta, vaga y perezosa sale mi pretendida poesía; por pintar una, me salió otra cosa, como a Orbaneja cuentan sucedía; de suerte que, al cantar en versi-prosa canto de Gallos, que es lo que quería, tengo al pie de esta octava que explicallo, plagiando de Orbaneja el «esto es gallo.» Y esto es Canto de Gallos, en efeto, sin que se entienda que me fuí a la pecha con gentes de tantísimo respeto, ni traten cosas de pasada fecha.